Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/23/1987 12:00:00 AM

INFORMATICA

INFORMATICA, Edición 247, Sección Especiales, 8626 INFORMATICA
NUEVA ERA BURROUGHS
Desde hace varios meses, la Burroughs ya no se llama así. Fusionada con otra empresa gigantesca también especializada en sistemas de computación, la Sperry, ahora las dos compañías funcionan internacionalmente con una nueva denominación, la Unysis y según los expertos, ocupa actualmente el segundo lugar en el mundo de las computadoras, después de otro monstruo, la IBM.
Unysis, que también funciona en Colombia con ese nombre, tiene un alcance mundial de 10.000 millones de dólares en ventas anuales, para más de sesenta mil clientes y con el trabajo de más de cien mil personas, en todos los idiomas.
La historia de la Burroughs es apasionante porque se parece mucho a la de otros pioneros norteamericanos y vale repasarla un poco, por todo lo que encierra de sueños y ambiciones.
Todo comenzó con William Seward Burroúghs, quien inventó y patentó la primera máquina sumadora e impresora en la ciudad de Saint Louis, Misuri. Para alcanzar su objetivo comercial se alió con otros tres soñadores, Thomas Metcalfe, R. M. Scruggs y W. C. Metcalfe, formando la American Arithmometer Company, el 20 de enero de 1886. Inicialmente la fábrica producía un modelo simple, una máquina sumadora e impresora que se vendía a 475 dólares.
Durante sus primeros diez años de actividades la compañía llegó a tener 65 empleados y tres vendedores. En 1895 se estableció en Inglaterra la Burroughs Adding and Registering Company y tres años después fue instalada en Nottingham la primera fabrica en el extranjero. Al morir Burroughs en 1898 fue nombrado presidente de la compañía un comerciante de Saint Louis, Joseph E. Boyer. En 1904 la compañía se mudó a Detroit donde construyó una planta de 23.000 metros cuadrados que fue siendo renovada periódicamente durante los años siguientes. En 1905 la compañía se llamó Burroughs Adding Machine Company, ya tenía 1.200 empleados, vendía 7.804 máquinas y dos años después se alcanzó la máquina número 50.000. En 1920 las máquinas se vendían en más de sesenta países y ya no eran sólo las sumadoras, ahora se producían calculadoras, especialmente para necesidades bancarias. En 1910 la compañía ya había introducido la máquina sumadora dúplex que tenía totales y subtotales y un año después nacía la máquina que sumaba y restaba, considerada un aporte valioso para las operaciones bancarias y comerciales. En 1920 nació la primera calculadora eléctrica y con teclado y en 1935 ya existían más de 450 modelos de máquinas, calculadoras eléctricas y manuales, máquinas para contabilidad y máquinas de escribir.
Durante la segunda guerra, Burroughs cooperó con el programa de defensa nacional del gobierno norteamericano y produjo, entre otros materiales para la contienda, el llamado "Visor de bombardeo Norden", un instrumento de precisión muy avanzado que demostró el grado de tecnificación con que trabajaban sus expertos. En los años cincuenta el crecimiento de la compañía se vio materializado en cuatro áreas específicas: desarrollo electrónico, sistemas de computación, programas de defensa y especiales, y productos para aplicaciones bancarias y comerciales.
Bajo la presidencia de Jonn S. Coleman, a quien se debe el desarrollo del sistema para la producción del "Visor" citado, la compañía entró de lleno en el campo de la investigación y producción electrónica y desde 1949 comenzaron las actividades de la División de instrumentos electrónicos para la fabricación y mercadeo de instrumentos científicos, componentes electrónicos de memoria y sistemas. Así, en 1950 salió la primera máquina de contabilidad, "Sensimatic", con panel de control programado que significó una verdadera revolución en este campo. En 1954 se introdujo el "E101", un computador electrónico digital para uso científico, en ingeniería y comercio. Después, los sistemas de la serie E como el "E2000" y los de la serie F, y a finales de los sesenta esa evolución tuvo otro adelanto notable con la serie de terminales TC y la serie L de minicomputadoras.
Mientras la compañía se desarrollaba en cuanto a productos electrónicos aplicados a la contabilidad y los negocios, también expandía su capacidad en el desarrollo de sistemas de computación más ambiciosos para múltiples propósitos. El sistema de memoria construido en 1952 para ENIAC, la primera computadora electrónica en el mundo, aumentó la capacidad de memoria del computador seis veces más y demostró que en este campo ya tenía pocos rivales, y en 1956 adquirió la Corporación Electro-Data en Pasadena, California, aumentando su potencial tecnológico-electrónico.
La carrera de la Burroughs pertenece casi a la leyenda por todos los inventos y aportes al desarrollo electrónico de la humanidad. El decidido impulso a los sistemas de computación es notable, por todos los sistemas puestos al alcance de la industria, el comercio, las ciencias, la educación, la salud y otras actividades, incluyendo su papel notable en el crecimiento y mejoramiento de los vuelos espaciales y planes de defensa norteamericanos.
En Colombia, Burroughs funcionaba desde 1952 y el aporte que ha prestado al desarrollo comercial, industrial y financiero del país ha sido notable, un aporte que ahora sigue a través de la nueva sigla, Unysis.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com