Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/3/2005 12:00:00 AM

Ivonne Nicholls

Prácticamente inventó las relaciones públicas en Colombia. También fue la creadora del premio Simón Bolivar, que cumple 30 años.

Si hubiera nacido en la Roma del Imperio, habría sido la mejor amiga y consejera de Julio César. O mil años después habría acompañado en su soledad y su luto y su desazón por el destino de las Indias al rey Felipe II. O tal vez le habría evitado a Napoleón tantas arrogancias innecesarias, y a Bolívar le habría transmitido sosiego y sabiduría. Pero nació en el siglo XX y por casualidad en Quito, hija de un pionero antioqueño en misión diplomática, y sus pasos han pisado muy duro en lo más alto y privado de la historia colombiana durante los últimos 40 años. Mujer sin edad con mente sin tiempo, ha sido una perpetua presencia ubicua en los menesteres fundamentales de la política y el arte colombianos. Su mismo nombre, Ivonne Nichols, significa el origen moderno y vigente de ese excepcional arte y talento llamado 'relaciones públicas'. Pero además expresa la destreza exquisita para la conciliación en distintos ámbitos de la vida pública. Ha sido contemporánea de todos, hombres y mujeres, en la vida colombiana, ya sea de Alfonso López Michelsen en el horizonte de los 100 años, o de Simón Gaviria, apenas un pichón de la política. Y, más allá de ser contertulia de varias generaciones, es igualmente entrañable para las diferentes dimensiones sociales, pues es tan buena amiga de las clases del poder como de peluqueros, manicuristas o porteros. Magistral relacionista de Seguros Bolívar, mano derecha del gran empresario y constructor de patria José Alejandro Cortés, durante 30 años ha organizado con detalle de relojero y eficiencia de ejecutiva de multinacional, el premio Simón Bolívar de Periodismo, hasta convertirlo en una institución con credibilidad intelectual y rigor profesional. Fue inventora de los libros de arte en gran formato, y más de 20 artistas entre los más famosos del país han pasado de alguna manera a la posteridad de la mano de Ivonne Nichols. En una tregua de su apasionada vida social en Bogotá, fue cónsul en Madrid y allí de nuevo cautivó a todos con su reconocida habilidad para la diplomacia al más alto nivel, pero también por su no publicitada pero sí inmensa generosidad para la ayuda o la compasión. Pero si por algo se recordará a Ivonne Nichols es porque ella revolucionó la condición de las mujeres en Colombia. Como Frida Kahlo o María Félix en México, Flora Tristán en Francia o Lu Salomé para Nietsche, Ivonne Nichols, sin posarlo, sin proclamarlo, simplemente ejerciendo su propia vida, ha sido un hito para la verdadera transformación de la mujer profesional en Colombia. Mujer que habla duro y con seguridad, que trabaja, que produce, Ivonne Nichols impacta a los hombres de todas las edades porque con ella pueden hablar y discutir, ser amigos de verdad. La gran mujer de la información y de las cábalas del poder y del arte y el periodismo del país, Ivonne Nichols significa en la historia colombiana una impronta revolucionaria por su actitud vital, su capacidad profesional, su generosidad, por la nueva dimensión que le infundió a la amistad, pero, sobre todo, por ser un espejo en el cual quisieran mirarse muchas mujeres, y también muchos hombres, para buscar su propio rostro en las aguas bajo la luz de la Luna. *Director de la Revista Diners

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.