03 diciembre 2005

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

Juana Velasco de Gallo

Por Javier Ocampo López *

Esta heroína ayudó a Bolívar y al Ejército patriota en la Campaña Libertadora de 1819, y especialmente en los días anteriores a la Batalla de Boyacá.

Juana Velasco de Gallo.

Su familia, que era tunjana, poseía una hacienda en el pueblo de Toca. Su esposo fue don Andrés Gallo, y sus hijos fueron: Andrés María, Fernando y Manuel. Su hijo Andrés María Gallo Velasco fue canónigo y autor de las Memorias sobre la Guerra de Independencia. Cuando tuvo conocimiento sobre las penalidades del Ejército Libertador en su ruta por el Paso de los Andes y el frío en el Páramo de Pisba; y los problemas por la escasez de ropa, comida y caballos, la mayoría de los cuales pereció en el ascenso a la cordillera, le entregó al Libertador Simón Bolívar sus dos hijos menores, Fernando y Manuel, y un grupo de trabajadores de la hacienda para su ingreso al Ejército Libertador. Asímismo, le envió una recua de caballos para ayudar a los patriotas, y entre ellos, su propio corcel, 'El Muchacho', con el cual Bolívar cabalgó en la Batalla de Boyacá.
Cuando el Libertador Simón Bolívar llegó a Tunja el 5 de agosto de 1819, la heroína Juana Velasco de Gallo le ofreció una comida especial de agradecimiento al Padre de la Patria. A este acto de bienvenida asistieron varias tunjanas patriotas, quienes con doña Juana expresaron al Libertador su apoyo a la justa causa de la Independencia. Este acontecimiento social patriótico fue informado por su hijo, el canónigo Andrés María Gallo, en sus Memorias sobre la Independencia. Con la ayuda de las mujeres patriotas de Tunja y de los sastres de la ciudad, la 'Heroína de Toca' ayudó al Ejército Libertador con la elaboración de 2.000 camisas, pues desde el Páramo de Pisba, los soldados manifestaron su problema del inmenso frío paramuno por la escasez de ropa. El Ejército patriota estaba conformado por 2.850 soldados al mando del Libertador Simón Bolívar; la división de vanguardia al mando del general Francisco de Paula Santander, conformada por 1.000 soldados patriotas; y la división de retaguardia, por 1.250 soldados, al mando del general José Antonio Anzoátegui. Con toda prisa, las mujeres insurgentes, lideradas por doña Juana y los sastres tunjanos, se dedicaron a coser las 2.000 camisas en un solo día. El Libertador Simón Bolívar hizo un acto social y sencilla fiesta patriota, como homenaje a doña Juana Velasco de Gallo y a las mujeres tunjanas, el día 6 de agosto de 1819, en vísperas de la Batalla de Boyacá. Esta fiesta patriótica se hizo en la histórica Casa de los Holguín, actual Club Boyacá, en donde se había alojado el Estado Mayor del Ejército Libertador, y que en esa época era de la familia del gobernador José Cayetano Vásquez, quien había sido ejecutado en 1816, en el célebre Paredón de los Mártires en Tunja. En el siglo XX fue una tradición el 'Baile de Gala' en el Club Boyacá, el día 6 de agosto, como un recuerdo de la fiesta de los Libertadores. El ejemplo de doña Juana Velasco de Gallo y de las damas patriotas de Tunja, tuvo fama en la Gran Colombia, por su afecto y apoyo a Bolívar y al Ejército Libertador. *Historiador

Publicidad
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad