Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/22/2011 5:00:00 PM

La buena escuela

En materia educativa, Norte de Santander ha dado un paso adelante en infraestructura y cobertura. El reto ahora es mejorar en calidad docente y avanzar hacia la formación bilingüe.

Durante muchos años, Norte de Santander estuvo rezagado en educación. Los cerca de cuatrocientos millones de pesos que anualmente recibía del gobierno nacional no eran suficientes para atender las 1.600 escuelas y 230 colegios que así lo requerían. Esa situación comenzó a cambiar con un crédito de 15.000 millones de pesos gestionado por la gobernación, lo que permitió proyectar tres megacolegios, cada uno con capacidad para 1.440 estudiantes, que se encuentran en proceso de construcción.
 
Según cifras de la Gobernación, actualmente 300.000 niños (140.000 en Cúcuta y 160.000 en el resto del departamento) están matriculados de manera gratuita en educación secundaria y solamente el 5 por ciento –perteneciente a las zonas alejadas– está por fuera del sistema.
 
El siguiente paso es mejorar en los resultados de las mediciones oficiales del Ministerio de Educación Nacional: Pruebas Saber 11 y Saber Pro (Ecaes).De acuerdo con Sandra Wilches, subdirectora académica de la Universidad Simón Bolívar, extensión Cúcuta, el promedio de estas evaluaciones está en un nivel medio comparado con el total nacional.
 
“Aún estamos atrás de otros departamentos en igualdad de condiciones y es importante que no exista una diferencia en la preparación de quienes se gradúan de instituciones privadas y públicas”, explica David Figueroa, directiva del Colegio Superior Gimnasio Los Almendros.
Otro reto por enfrentar es la urgencia de poner en marcha una educación bilingüe. “Cúcuta, a diferencia de otras ciudades de menor tamaño como Manizales, Pereira y Armenia, no tiene un colegio bilingüe y por eso estamos empeñados en esta tarea”, señala Figueroa. Aunque, según cifras de la Cámara de Comercio de Cúcuta, cerca de sesenta mil personas se matriculan en este departamento en educación superior, el principal problema ahora es que faltan docentes con estudios de maestría y doctorado.
 
“Además, por ser Cúcuta una ciudad de frontera, con problemas sociales tan tangibles como el desplazamiento, la violencia y el contrabando, la educación superior debería estar más relacionada con su contexto”, enfatiza Félix Joaquín Lozano, director de Comunicaciones de la Universidad Francisco de Paula Santander.
 
Por la falta de empleo que actualmente enfrenta la región, la disminución de la actividad económica y lo que Lozano denomina ‘mentalidad a corto plazo’, estudiantes y egresados tienden a ocuparse en cualquier actividad que les permita subsistir. De ahí que academias como el Instituto Superior de Educación Rural (Iser) busquen fortalecer los procesos de creación de empresa.
 
En el mediano plazo, agrega José Miguel González, presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Cúcuta, la región deberá invertir fuertemente en la educación, factor clave en el desarrollo. También es importante seguir trabajando de la mano de las universidades con el objeto de acercar la academia a la producción regional.

No se raja
 
• Mientras en 2002 se registraron 28.253 estudiantes en educación superior, al término de 2009 se matricularon 56.708.

• El promedio anual de graduados en educación superior es de 7.000 estudiantes.

• Las áreas de enseñanza de mayor demanda son: Educación, Contaduría, Administración de Empresas, Derecho, Comunicación Social, Economía y las ingenierías Civil, de Sistemas, de Telecomunicaciones, Industrial y Mecánica.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.