Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/23/1995 12:00:00 AM

LA CAIDA DE UN SOMBRERO Y UNA TRANSICION DIFICIL

SON LAS CINCO DE LA tarde del 7 de agosto. El presidente saliente, César Gaviria Trujillo, y el recién entronizado, Ernesto Samper Pizano, se confunden en un apretado abrazo en las escalinatas de la Casa de Nariño. Instantes después la nueva primera dama, Jacquin Strouss de Samper, recibe el saludo de Gaviria. Pero sucede un accidente: el ya ex presidente se ha excedido en el abrazo y de paso le ha tumbado el sombrero a la esposa de su sucesor. La elogiada pinta de Jacquin, evocadora de la de Jacqueline Kennedy el día de la posesión de su esposo John en enero de 1961, ha quedado trastocada, en un episodio que, de alguna manera, anunciaba lo difícil que resultaría esta transición, una verdadera guerra fría llena de roces entre el gobierno saliente -instalado en Washington en la OEA-y el recién inaugurado en Bogotá.-
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?