Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2008/08/02 00:00

La ciudad de los derechos

La prioridad de la actual Administración distrital es la gente. Y es evidente la apuesta: lo social, representado en la educación, la salud y la vivienda, está teniendo grandes cambios. Estos son.

Los edificios de soluciones multifamiliares de seis pisos son una de las alternativas del programa Derecho a un techo

Cuando vivía en La Colombianita, lo que más atormentaba a Ferney Vera Cruz era la delincuencia. En la comunidad de 400 personas que vivía en el corredor férreo de la carrera 39 entre calles 16 y 19, varias veces intentaron robarle sus tres máquinas de hilos, con las que sobrevivía y cosía para sus vecinos. Al frente de su rancho, como les sucedía a las otras 108 familias que allí residían, atracaban a ciertas horas y ocurrían muertes. El grupo de recicladores que se había instalado en ese lugar desde hacía 24 años recibió, en mayo, la buena noticia de su reubicación, que se concretó el 2 de junio. La Alcaldía ofreció pagarles el costo del arriendo antes de su traslado final a Arborizadora Alta, en la localidad de Ciudad Bolívar.

El 11 de junio, 900 personas que trabajaron para recuperar este espacio recogieron 2.500 toneladas de basura, adecuaron la ciclorruta y plantaron pasto en la zona árida. El mismo proceso, anunció el alcalde Samuel Moreno Rojas, se hará en otros barrios marginales como El Bronx y Cinco Huecos, y forma parte de uno de los pilares de su Plan de Desarrollo, que busca construir una ciudad de derechos, complementada con el derecho a la ciudad.

Vera Cruz, ante el traslado, no tiene sino palabras de agradecimiento por la reubicación de su vivienda, luego de recibir simbólicamente su título de propiedad como dueño de una casa de 42 metros cuadrados. "No tuve dificultad para que me arrendaran, estoy bien ubicado y ahora tengo una dirección y un teléfono donde pueden encontrarme mis clientes. Antes venían, pero no volvían por el sector. Ahora confío en que  mi negocio va a prosperar", dijo, y resaltó el esfuerzo de la Administración para sacarlo de allí.

Una de las metas más ambiciosas de la Alcaldía Moreno Rojas es, precisamente, el tema de hábitat; construir 100.920 viviendas para estratos 1 y 2, con una inversión de 1 billón 200.000 millones de pesos. Varios programas ya se comenzaron a ver en este frente.

En los primeros meses se han reubicado 250 familias que vivían en zonas de alto riesgo en sectores de Ciudad Bolívar, Santa Fe, Rafael Uribe, San Cristóbal y Usme. El Distrito ha hecho un acompañamiento integral para reasentar estos bogotanos en sectores que cuentan con una mejor oferta de abastecimiento, salud, recreación y transporte.

La alianza entre el Distrito y los constructores también ha dado frutos. Ya se entregaron 1.930 soluciones, entre casas y edificios multifamiliares, que les garantizan el 'Derecho a un techo' a ciudadanos de estratos 1 y 2 que hoy viven en mejores condiciones en las ciudadelas El Recreo y El Porvenir de Las Américas. La secretaria del Hábitat, Catalina Velasco Campuzano, explica por qué el Distrito se ha movido en ese sentido: "La Administración y las entidades del sector buscan hacer realidad el derecho de los bogotanos de menores recursos a tener su vivienda propia, y a que sus casas sean territorios seguros y agradables".

Otro de los temas estratégicos de la Administración fue la identificación que hizo la Secretaría Distrital del Hábitat de 1.035 hectáreas (que corresponden a 1.187 lotes) de desarrollo prioritario para la construcción de Vivienda de Interés Social o Vivienda de Interés Prioritario. Gracias a esta declaratoria, la ciudad contará con terrenos que servirían para construir 120.000 Viviendas de Interés Social.

Nutrición y educación

El programa de Garzón Bogotá sin Hambre se modificó. La actual Administración lo convirtió en Bogotá bien alimentada. El primero tenía como objetivo bajar los niveles de desnutrición y erradicar el hambre en la capital, y el segundo es mucho más ambicioso: busca promover hábitos de alimentación balanceada con comida nutritiva y saludable.

La Secretaria de Integración Social explica la diferencia: "Nos interesa desarrollar y potenciar la capacidad de nutrirse. Una cosa es tener acceso y derecho sobre los alimentos, y otra es tener la capacidad de estar bien alimentado".

Pero no sólo la nutrición es vital. También la educación.

Y ese énfasis parece claro en la Administración local. En 2008 se crearon 7.640 nuevos cupos, para alcanzar un total de 1.014.500 estudiantes inscritos. La Secretaría de Educación, además, está trabajando en algo que convertiría la educación en el escenario ideal para la igualdad: lograr que los útiles escolares sean gratis, y la contratación de rutas de transporte escolar, el mejoramiento de la calidad del servicio, la implementación de nuevas tecnologías, la disminución de la deserción en los colegios y el desarrollo de un sistema de evaluación integral.

Ese escenario ya se está viendo. "Se han beneficiado 647.873 estudiantes que son todos los niños y niñas de preescolar y primaria, así como todos los estudiantes de Sisbén 1, aquellos con necesidades educativas especiales y los que han sido víctimas del conflicto", afirma Abel Rodríguez, secretario de Educación. Trece nuevos colegios que estaban en obra se pusieron en operación para este segundo semestre. Además, se dotaron 318 bibliotecas escolares, 16 laboratorios de colegios y 55 obras de reforzamiento. Aún falta, reconoce Rodríguez, cubrir la oferta de localidades donde la cobertura es precaria, como Ciudad Bolívar, Bosa, Kennedy y Suba. "Bogotá tiene cómo atender la demanda educativa de la ciudad, pero la oferta no está ubicada en los sitios donde se requiere. Necesitamos reestructurar la oferta para garantizar que los colegios estén cerca al lugar de residencia de los estudiantes", concluye.

Adicionalmente se brindarán posibilidades de ingreso a la educación superior para los jóvenes que se gradúan de colegios distritales, y una educación media que les garantice una vinculación laboral a quienes no acceden a la superior.

Derecho a la salud

Uno de los pilares del Plan de Desarrollo que presentó la Alcaldía es construir una ciudad de derechos, complementada con el derecho a la ciudad.

La ampliación de la cobertura en salud y el mejoramiento de la calidad del servicio en Bogotá es de vital importancia. En especial la atención de poblaciones vulnerables y de escasos recursos. Hasta ahora las acciones distritales lo demuestran.

Ya se inició la entrega de 310.000 nuevos cupos en el régimen subsidiado para personas con Sisbén 1 y 2, se carnetizaron 98.493 afiliados al sistema y se vacunaron 319.470 niñas y niños menores de 1 año en dosis completas; y 215.000 adultos mayores en influenza, en tres jornadas de vacunación.

En prevención se realizaron 526.635 acciones de educación, promoción y prevención, y se adelantaron 621.680 canalizaciones a servicios de salud. Con el programa Salud al colegio se atendieron 422.000 estudiantes de 130 colegios distritales. Además se abrirá la licitación para la construcción del nuevo hospital el Tintal, en Kennedy.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.