Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1996/03/18 00:00

LA COMBINACION PERFECTA

La madera, la seda, la gamuza, el poliéster, el algodón, los colores fuertes y los estilos clasicos y contemporaneos, mandan la parada en el diseno de los muebles y las salas de hoy.

LA COMBINACION PERFECTA

CONTRARIO A LO que muchos piensan, los muebles y, en general, toda la decoración de la sala, tiende a ser mucho más liberal tanto en diseños, estilos y colores. Esta autonomía dejó atrás las reglas y los parámetros bajo los cuales las amas de casa compraban, movían, cambiaban y remodelaban una de las áreas sociales más importantes de sus hogares, sin tener la más remota idea del ambiente que iban a crear.
Esta idea errada y sin fundamentos, que en últimas empujaba solo a imitar estilos y a trasladar salas del almacén a una casa, armó polémica dentro del círculo de los diseñadores y decoradores del mundo y se quedó desde hace ya tres años en el cuarto de San Alejo.
Pero es a mediados del 95 cuando entró en furor la tendencia liberalista tanto en la moda del vestuario como en la del diseño de interiores, comenzando así una nueva era, en donde, de acuerdo con Santiago Bernal, conocido diseñador colombiano con 18 años de experiencia, "lo más importante es reflejar a través de la combinación de diferentes colores, diseños y texturas un estilo propio de vida".
Así, los sofás con estructura compacta de dos o tres puestos, como las poltronas, los cojines, las sillas modernas o clásicas y las mesas auxiliares como las del centro con cualquier figura geométrica, se mezclan en un mismo espacio sin romper la armonía de un ambiente ya sea tradicional, vanguardista o, en ciertos casos, excéntrico.

A TODO COLOR
Mientras que hace unos años los tonos pastel prevalecían en las paredes y cortinas de los muebles de la mayoría de salas colombianas, en la actualidad, y a pesar de que aún se siguen utilizando colores fuertes como el rojo, el amarillo quemado, el verde manzana, el azul y el miel, de acuerdo con Juan Carlos Bonett de Muebles Bonsuá y Santiago Bernal, son los colores que mandan la parada tanto en la tapicería como en la decoración de interiores.
La idea es combinarlos a través de materiales como el cuero, la gumuza, el terciopelo, el algodón, la seda y el poliéster con o sin texturas como el jacquard, el gobelino y los estampados en miniprints que vestiran los sofás, las sillas o las poltronas. Y entre más contraste exista entre el tapizado de una y otra, el resultado de su decoración será mucho mas ágil, sutil o atrevido.
Sin embargo, se deben mezclar los tonos bajo un mismo criterio de color para lograr así una unidad armónica que aunque no sea similar, sí sea compatible con las diferentes tonalidades tanto de los muebles como de las paredes y los diversos elementos decorativos que adornarán cada rincón de la sala.

LA MADERA VUELVE Y JUEGA
Una de las materias primas naturales que durante siglos se ha venido utilizando en la industria de los muebles, es sin lugar a dudas la madera.
Y no solo por su durabilidad y resistencia, sino además por su gran propiedad decorativa, lo que la hace ser muy apetecida por el gremio de los carpinteros y ebanistas.
Es por ello que, con maderas como el cedro, se fabrican desde mesas, sillas, bibliotecas, bifés, escritorios, sofás, alacenas y demás artículos necesarios en una sala.
Mesas cuadradas, rectangulares, redondas con un estilo victoriano o contemporáneo, pequeñas, y grandes, y altas o bajas, sirven para conformar la unidad de diseño y decoración de este importante espacio.
Pero, según Bernal, a la hora de organizar los muebles en la sala, resulta mucho más práctico combinar diferentes figuras geométricas para darle mayor movimiento a este espacio. Sin embargo, entre menos muebles y Definitivamente los accesorios son los encargados de darle el toque final y el sello personal a la decoración de los espacios. Sin embargo, entre menos muebles y más accesorios haya mucho mejor. Pues, en últimas, los protagonistas en la decoración de una sala son, según este decorador, los accesorios ya que son ellos los que le imprimen vida e identidad cualquier lugar de un hogar.

DECORACION SIN LIMITES
El éxito y belleza de una sala no solo dependen de la exclusividad y calidad de los muebles, sino de la creatividad y audacia para mezclar tanto colores como estilos. Pero, más allá de eso también existen elementos que en un momento determinado definen su personalidad, forma de vida o estado de ánimo.
Son los accesorios, los que pueden llegar a ser infinitos cuando de decorar se trata: lámparas de pie o de mesa, ceniceros, jarrones, libros, cuadros, arreglos florales, candelabros, solitarios, cofres, cojines, relojes de pared, porcelanas, cerámicas, retratos, popurríes, espejos,
matas, bibliotecas, alacenas, bares, y esculturas, en fin, es todo un conjunto innumerable de artículos que ocupan cada uno un sitio determinado y cumplen así mismo una función.
No obstante, como cada uno tiene un objetivo, no se pueden colocar en forma indiscriminada. Solo hay que aplicar un poco de lógica así distribuirlos en las mesa, las paredes, las sillas, y hasta en el mismo piso, alfombra o tapete.
Definitivamente en cuestión de decoración de salas no existen barreras, la clave del éxito, la belleza y la armonía, está solo en tener buen gusto.

CONSEJOS PARA DECORAR SU SALA
* Mezcle colores, diseños y texturas diferentes.
* Tapice el sofá con una tela diferente a la de las poltronas o sillas.
* La figura de la mesa del centro debe ser distinta a las auxiliares.
* Coloque más accesorios que muebles.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.