Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1985/03/11 00:00

LA COSTA

LA COSTA

EN QUE ANDA LA COSTA
En las últimas décadas la Costa Atlántica ha alcanzado un importante desarrollo en los campos industrial, turístico y energético. Simultáneamente, sus más auténticas tradiciones se han conservado a través de los años.
Si la costa es o no hoy en día una region más o menos desarrollada que otras en el país, es una polémica que parece haber sido superada. Los siete departamentos (Guajira, Magdalena, Atlántico, Bolívar, Cesar, Córdoba y Sucre), conforman un grupo muy heterogéneo de desigual desarrollo y actividades económicas diferentes.
Sin embargo, algunos hechos como los proyectos de Cerrejón y Cerromatoso han transformado la vida y la actividad de muchos habitantes de la costa. El desarrollo turístico de Cartagena, la construcción del aeropuerto nuevo de Barranquilla y el desarrollo de la zona industrial de Mamonal han contribuido enormemente a incrementar las fuentes de trabajo y tecnificar la actividad económica.
Por ser la puerta del país, por donde han ingresado materiales importados y nuevas tecnologías, la Costa Atlántica ha conservado una tradición industrial desde finales del siglo pasado. De 1885 a 1935 se instalaron en Cartagena, por ejemplo, industrias que hoy persisten, como los laboratorios Román y la jabonería Lemaitre, entre muchas otras de muy diversa índole, como Harineras del Castillo, Cigarrillos Emiliani, Cervecerías Cartagena, Chocolates Lequerica, Hilados Visbal y Cía, Joyería Cesáreo. Una segunda época de oro del desarrollo industrial de Bolívar fue marcada por el desarrollo turístico, manufacturero y petroquímico en la zona industrial de Mamonal y en los alrededores de la ciudad amurallada durante el período comprendido entre los años 1958 a 1974.
En el período 77-82 a Cartagena le correspondió más de un 5% de la producción manufacturera nacional, con un consumo de energía del 6%. Barranquilla por su parte, alcanzó a producir el 8% del total industrial con un consumo de energía del orden del 9%, muy por encima de ciudades que como Bucaramanga, Pereira y Manizales, sumadas todas, apenas sobrepasan el 6% de la producción bruta manufacturera nacional .
No obstante estas cifras, en los ultimos años la tendencia de crecimiento industrial se asemeja a la del resto del país, siendo muy lenta, a pesar de los esfuerzos regionales para la formación de nuevas empresas. La reubicación del Astillero de Conastil que operaba con limitaciones en la Base Naval, la ampliación de la capacidad industrial de Petroquímica Dow y la Refinería de Petróleo de Ecopetrol, así como el nacimiento de pequeñas industrias plásticas y de carrocerías, se constituyen en las únicas nuevas empresas industriales en el departamento de Bolívar.
Bien sea que el futuro económico de la costa se encuentre en el sector energético o en el campo, o aun si sus dirigentes incursionan en áreas no tradicionales como la explotación de los recursos marítimos, la unidad en la planeación regional contemplando los recursos y la actividad de cada uno de los siete departamentos que la conforman, es la base para que el desarrollo económico redunde en un mejor modo de vida para todos sus habitantes.

CARTAGENA QUEDARA MIRANDO PARA OTRO LADO
El proyecto para destapar y revitalizar los viejos caños de Cartagena, transformará la ciudad en una auténtica Venecia criolla y cambiará la vida de la mayoría de sus habitantes
Sucederá dentro de unos cuatro o cinco años. La cara de la ciudad no estará mirando hacia el mar, como lo ha hecho durante siglos, sino que volteará a mirar hacia su espalda, cuando el proyecto de "Caños y Lagos" comience a operar. Hasta los años 20 por Cartagena circulaba libremente el agua entre los caños construidos desde la época de las murallas y conservados hasta entonces destapados en su mayoría. Pero a partir de 1937 aproximadamente, comenzaron a taparse y se convirtieron en botaderos de basura y en pozos sépticos, de tal manera que empezaron a tenerse como la verguenza de la ciudad. Un equipo conformado por la Empresa de Desarrollo Urbano de Cartagena, Fonade y la empresa Hidrotec, ha venido trabajando desde hace algunos años un proyecto que convertirá a Cartagena en la "Venecia latinoamericana".

EL PROBLEMA TECNICO
Para hacer que el agua vuelva a correr por los caños, será necesario no solamente remover el material que se ha depositado en los caños, sino además realizar una complicada obra de ingeniería que unifique los diferentes niveles existentes y los cambios de marea reflejados en la ciénaga de la Virgen, desde donde serán alimentados.
Serán removidos un millón 200 mil mts. de material que tendrán que ser llevados a mar abierto y mediante un sofisticado proceso de remover los lodos del fondo cambiando sus condiciones de luz y temperatura, para luego volver a colocarlos en su sitio, se logrará un saneamiento natural que permitira que la vida retorne a los caños y lagos y que éstos huelan a naturaleza y no a "otra cosa". Como segundo paso se conectarán las aguas para que se constituyan en canales de una misma red y como tarea complementaria se repararán las redes de alcantarillado, lo que certificará que no se utilicen más los caños como botaderos. Finalmente, se ha planeado un desarrollo urbano complementario que rehabilite socialmente las zonas.

LA CARTAGENA DEL FUTURO
En la nueva-vieja Cartagena de los caños y lagos usted no se movilizará más en viejos buses urbanos, lo hara en ferris; podrá llegar a su hotel de lujo donde un portero lo recibirá en un pequeño puerto y lo llevará a una hermosa habitación desde donde podrá divisar los canales con sus recovecos y las barquitas transitando por ellos; tal vez quiera salir a dar un paseo y entonces le provoque ir a degustar mariscos en pequeños kioscos refrigerados instalados en una rivera de la vía; o de pronto le den ganas de pasear por un hermoso parque con instalaciones deportivas; o es posible que se le antoje ir al nuevo mercado a comprar frutas, todo esto por vía acuática. También podría asistir por las noches al gran teatro al aire libre que será construido en una de las estaciones, con circulación de agua y fuentes y donde en el futuro se realizarán eventos como el Reinado de Belleza o el Festival de Música del Caribe.
Finalmente. además de todo un complejo turístico con grandes y medianos hoteles, usted encontrará en la Cartagena del futuro todo un desarrollo urbano diseñado para hacer parte del nuevo ambiente y la nueva estructura, con un total de 30.000 soluciones de vivienda para clases media, baja y alta.
Y todo esto que le ha sorprendido es casi una realidad. A través de Fonade (Fondo Nacional de Proyectos de Desarrollo) se ha conseguido buena parte de la financiación de todo el proyecto, que ya pasó su fase técnica de investigación y diseño y que en total costará unos 5.000 millones de pesos recuperables a través del desarrollo turístico de Cartagena. Legalmente, la responsabilidad ha sido asignada a EDURBE (Empresa de Desarrollo de Bolívar) mediante el decreto 7 del 4 de abril de 1984, que trabajará con entidades como la Armada Nacional, los ministerios de Salud, Desarrollo y Obras, Fonade, el Banco Central Hipotecario, el Instituto de Crédito Territorial, el Inderena, la Alcaldía de Cartagena, entre otros. Es cuestión de esperar unos años para redescubrir toda una aventura de señores y piratas en la ciudad heroica restaurada.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.