Lunes, 23 de enero de 2017

| 1990/04/09 00:00

"LA DEMOCRACIA GANO ESPACIO"

ENTREVISTA: HABLA EL CANDIDATO

"LA DEMOCRACIA GANO ESPACIO"

Pocas horas después de haberse conocido el resultado de la consulta popular, el hoy candidato liberal César Gaviria concedió a SEMANA una entrevista, cuyos principales apartes se reproducen a continuación:

SEMANA: Doctor Caviria, ¿qué viene después de este triunfo?
CESAR CAVIRlA: Lo primero es recoger a la totalidad del liberalismo. Para ello contamos desde luego con el acuerdo que firmamos la semana pasada con los doctores Durán y Samper. El espíritu de la consulta era precisamente el de que los ciudadanos liberales escogieran al candidato. Eso se ha cumplido. Así que la Convención yo la veo más como un mecanismo para unificar al partido, para permitirle a todos los que tienen una representación política, expresar sus opiniones sobre la orientación de la campaña y del gobierno.
S.: Usted habla de recoger al partido. ¿Cómo hacerlo, sobre todo si se tiene en cuenta que la Convención puede unirlo como organización nacional, pero que a nivel regional han quedado muchos quiebres, muchas fracturas?
C.G.: Por más que los precandidatos expresen una voluntad de acompañarme como ganador de la consulta, muy seguramente cada organización regional va a querer tomar su propia decisión, va a expresar sus opiniones y va a interpretar el resultado. Cada organización va a querer darle un alcance a su apoyo, va a querer dar consejos, orientaciones o sugerencias al candidato. Todo esto va a suceder de aquí a la Convención y en la misma Convención, y va a permitir recoger una cantidad de elementos e iniciar un proceso de integración de los cuadros directivos de las distintas campañas. Cada campaña ha trabajado en los distintos temas de interés del país y es mucha la gente que lo ha hecho con seriedad. Ese es el trabajo y esa la gente que hay que integrar.
S.: Y los otros precandidatos, ¿qué papel van a desempeñar en la campaña?
C.G.: Eso se va a definir de aquí a la Convención. Pero sin duda ellos están llamados a jugar un papel principalísimo, como quiera que buena parte del electorado liberal ha votado por ellos. Su participación es fundamental para que no se dé sólo un proceso mecánico de unidad, sino unos criterios que unifiquen e impulsen la campaña y el gobierno liberales. Los criterios que van a prevalecer en la campaña no van a ser sólo los que yo expuse frente al electorado. Habrá puntos de vista de los demás precandidatos. En eso consiste la verdadera unión liberal.
S.: Terminado por primera vez este experimento de la consulta popular, ¿qué balance hace usted de él?
C.G.: La consulta popular, sueño y logro de Luis Carlos Galán, es el proceso más enriquecedor que ha tenido la democracia colombiana desde la elección de alcaldes. El que su principal colectividad política haya adoptado un procedimiento democrático para escoger al candidato presidencial es algo que profundiza nuestra democracia, que le hace ganar espacio. Y eso, hacer que la democracia gane espacio, es nuestro principal instrumento en la lucha contra la violencia.
S.: ¿ Usted cree que ese procedimiento no tiene reserva, que el Partido Liberal ya no se podrá salir del sistema de la consulta?
C.G.: Eso es, a mi juicio, absolutamente irreversible. Cualquier retroceso en este campo sería un retroceso de la democracia colombiana. Aquello por lo que Galán luchó durante una década no puede servir solamente para un certamen electoral. Tiene que seguir en el futuro, y yo estoy convencido de que seguirá.
S.: Supuestamente, el partido aprobó en el Congreso Ideológico un programa de gobierno. Usted, que ,ahora es candidato único, lo criticó duramente como precandidato. ¿Con qué programa va a hacer entonces campaña y con que programa va a gobernar si gana la elección presidencial?
C.G.: Empiezo por decir que ese documento no es programa oficial del partido, pues tiene que aprobarlo la Convención. Ahora, no todo lo que contiene fue objeto de crítica de parte mía. Hay muchos elementos rescatables a los que espero sumar en la Convención algunos elementos que nos permitan, en primer lugar, definir prioridades y decir exactamente en cuáles temas de la vida nacional vamos a poner mayor énfasis. A mí me preocupa del documento del Congreso Ideológico esa ausencia de prioridades. Habrá que decir qué vamos hacer con la justicia, qué vamos a hacer con el tema de la paz, qué vamos hacer en materia económica, cuáles serán nuestras metas en el campo de la inversión social. Hay, además, que estudiar la apertura que adelanta el gobierno y de qué manera y hasta dónde queremos llegar en ese campo.
S.: En la entrevista de la semana pasada a El Tiempo, usted habló de la falta de liderazgo del Presidente Barco, en lo que muchos interpretaron como un distanciamiento suyo del gobierno. ¿ Cómo se van a manejar esas relaciones, esa distancia, entre el candidato único y el gobierno?
C.G.: Yo lo que di fue una opinión equilibrada sobre las virtudes, el carácter y el temperamento del Presidente. Y es una opinión que comparten, no digo sus adversarios gratuitos sino inclusive muchas de las personas que están cerca de él, en el sentido de que en determinadas situaciones y coyunturas, a él le ha faltado un poco de comunicación y hasta de iniciativa para buscar salidas, en un país al que le gusta oír la voz de su Presidente.
S.: Y hablando de Barco, implantó el esquema gobierno oposición. ¿ Usted lo va a continuar ?
C.G.: En primer lugar está el mandato constitucional que obliga al Presidente a ofrecerle participación al segundo partido en votos. Una participación que la Constitución define como "adecuada y equitativa", expresión que habrá que interpretar a la luz de los resultados electorales, ya que la Constitución no hace mayores definiciones sobre eso. En segundo lugar habrá que esperar la actitud que asuman el segundo partido en votos, que no sabemos si va a estar unido o dividido, y los demás partidos. En todo caso, yo no espero que esa participación del segundo partido en votos signifique silencio o compromiso total con el programa de gobierno. A mi me parece que tan dañino como los gobiernos exclusivistas y hegemónicos, es una participación del segundo partido en votos que lo silencie y signifique que no puede ser alternativa política. Creo, eso sí, que sería de gran importancia buscar acuerdos sobre ciertos temas como la lucha contra el narcotráfico y la política internacional, o las cuestiones de orden constitucional. Sobre el resto, yo no quiero que se renuncie a la fiscalización ni a la crítica.
S.: Y hablando de cuestiones constitucionales, la información disponible hasta ahora indica que un caudal importante de votantes incluyó en su sobre la séptima papeleta pidiendo una Asamblea Constituyente.¿ Va usted a recoger ese hecho político?
C.G.: Es supremamente importante que se cree un clima de opinión, expresado esta vez de manera electoral, que nos permita transitar la vía de un acuerdo de carácter extraconstitucional para reformar nuestra Carta. yo estoy convencido de la necesidad de encontrar ese mecanismo extra constitucional, pero creo también que eso no puede ser una decisión exclusiva del Presidente de la República, si no que debe ser el resultado de un clima que sirva de base,digamos,jurídico-política para reformar la Constitución.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.