Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/24/2010 12:00:00 AM

La grande de los gigantes

En noviembre de 1999 se completó la fusión más grande en la historia empresarial de Estados Unidos. Se unieron Exxon y Mobil. Su historia también pasa por Colombia, donde es una de las 10 más grandes empresas del país.

A finales del siglo XX, las compañías Exxon y Mobil trabajaban separadamente y cada una tenía una importante participación en el mercado de hidrocarburos en el mundo. Pero, en uno hecho histórico, los accionistas de ambas petroleras decidieron fusionarlas, a través de una operación de 73.600 millones de dólares, récord en su momento en el mundo de los negocios.

Así arrancó el siglo XXI. Con una nueva ExxonMobil, una mega corporación con todos los servicios y productos de la cadena de hidrocarburos: exploración, producción y refinación del petróleo. Además está metida en el negocio de la exploración de gas, elabora combustibles para automóviles, aviones y otros vehículos, fabrica aceites para motores y ofrece una amplia gama de productos químicos. Su presencia se extiende a 40 países. Es la petrolera privada más grande del mundo.

¿Y en Colombia qué? La trascendencia en el mercado local no solo está relacionada con su tamaño (es una de las 10 empresas más grandes del país), sino con las raíces profundas que ha extendido en la historia empresarial colombiana.

En un principio manejó la concesión de Mares, primer contrato petrolero del país, en los años 20, lo que la convirtió en la primera gran petrolera internacional con inversiones en el país. Además participó en la construcción de las dos más importantes refinerías colombianas: Cartagena y Barranca. Muy pocas empresas internacionales tienen tan importantes lazos y vínculos con el país.

Aunque Exxon nació como una petrolera, su fuerte en el mercado nacional, durante las últimas décadas ha sido la comercialización de combustibles y lubricantes con las marcas Esso y Mobil, tanto para vehículos, como para aviones y marinos.

De hecho en exploración, hoy apenas tiene un contrato con la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) para la evaluación técnica de crudos pesados en el Vichada. En 2004 estuvo presente en el proyecto de exploración de gas de Tayrona junto con Petrobrás y Ecopetrol, pero ya salió de esa asociación. Así que ahora uno de los fuertes del negocio está concentrado en ponerles más gasolina y aceite al carro de muchos colombianos.

La distribución de combustibles y la venta de lubricantes se han movido fuertemente en la última década en Colombia. Exxon ha hecho cuantiosas inversiones para aumentar las estaciones por todo el país hasta alcanzar las cerca de 650 que tiene hoy. También incursionó en la estrategia de las tiendas de conveniencia (pequeños locales abiertos las 24 horas del día que vende productos básicos, centrados en alimentos y bebidas), un negocio que ha crecido de manera extraordinaria en todo el mundo.

Exxon invirtió 50 millones de dólares en la renovación de la imagen de sus estaciones y tiendas, al cambiar su reconocida marca Tiger Market por la nueva On The Run.

Colombia es hoy un mercado fundamental para la compañía, y por eso ha consolidado su presencia. Ese panorama contrasta con la difícil situación que ha tenido en Venezuela, donde el presidente Hugo Chávez les cambió las reglas del juego y la compañía decidió no aceptarlas y salió de ese mercado.

Ahora Colombia es una especie de paraíso para Exxon en la región. Aquí la compañía sigue mostrando resultados muy positivos. El año pasado obtuvo ingresos por 4,9 billones de pesos y dejó una utilidad operacional de 84.000 millones de pesos.

Los retos siguen. La competencia se ha puesto todavía más reñida, porque nuevos actores como Carrefour y Éxito se le midieron a vender gasolina y están llevándose muchos clientes a las estaciones que han puesto en sus hipermercados.

Con las perspectivas petroleras del país nadie duda que este gigante mundial seguirá desempeñando un papel protagónico en la vida empresarial colombiana.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1851

PORTADA

El doloroso asesinato de 81 líderes (este año)

José Jair Cortés es el más reciente de casi un centenar de líderes asesinados este año sin que el Estado pudiera evitarlo.¿Cómo parar este desangre?