Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1993/08/23 00:00

LA INDUSTRIA DEL CUERO

LA INDUSTRIA DEL CUERO

¡Sólo piel!
DEFINITIVAMENTE EL CUERO ES EL PROtagonista de la última temporada . Prendas y accesorios de todos los colores y en todas las texturas, antes difíciles de conseguir en el país, se están imponiendo con fuerza y los diseñadores colombianos, inspirados en las tendencias de las últimas colecciones europeas y poniendo a trabajar su propia creatividad, no han ahorrado esfuerzos para diseñar la ropa que lucirán los colombianos en lo que resta del año.
Qué tal un pantalón bota campana confeccionado en gamuza negra, bordado delicadamente en pedrería y combinado con una bella blusa blanca en yoryé? Para esas noches en que se quiere lucir sencillamente Espectacular! Y si el compromiso es de día, lo indicado puede ser una chaqueta en paño bordada con gamuza y pedrería, con los tonos que se imponen. O los flecos, que se están imponiendo en todo: blusas, pantalones, chaquetas, faldas... lo que la imaginación produzca.
Son muchas las alternativas que diseñadores como Gloria de Gómez, por ejemplo, eligen para suplir las necesidades estéticas de la mujer colombiana. Y materiales como el cuero y la gamuza se prestan perfectamentamente para estas intenciones. Es el caso de la gamuza de becerro, que es tan suave y delgada como una seda y que es uno de los materiales que más inspirán su última colección.
Esto sin contar con otros materiales como la pedrería bordada a mano, en pantalones, blusas y chaquetas, que imponen un toque de exclusividad a cada una de las prendas.
Los sastres clásicos en gamuza, aunque difíciles de cuidar, no dejan de ser muy atractivos en todo ropero. Ya sea con solapas muy anchas o muy angostas. Los extremos se están imponiendo.
En el caso de las faldas"es la actividad de la mujer la que define su altura, puede ser muy larga llegando a los tobillos o corta, un poco más arriba de la rodilla", explica Ia diseñadora Gloria de Gómez.
La misma que reconoce que el mercado de la confección ha visto seriamente afectadas sus exportaciones debido a la incursión de los países asiáticos en el mundo de la moda en cuero, que se han lanzado aI mundo con trajes tradicionales, hechos en serie y a bajos precios. Sin embargo, hay naciones como España y Bélgica que pagan muy bien la mano de obra y los diseños de alta costura colombianos.
En cuanto a cueros, la mayoría son nacionales, pero la apertura ha facilitado que este material llegue de países como Alemania, Italia, Francia, Argentina y el Reino Unido. Lo que ha hecho que la industria colombiana del cuero tecnifíque más sus procesos. Ahora se encuentran en el país cueros bellamente grabados y gamuzas con toda clase de texturas y colores, todos realizados en Colombia.

Delicada e irresistible
Por qué es relativamente costosa la moda en cuero? Porque son prendas que no se pueden cortar en serie debido a las delicadas características de los materiales empleados. Un operario experto corta cerca de 15 chaquetas de cuero al día, lo que en paño podrían ser 150 con la ayuda de una máquina. Además las costuras deben ser exactas ya que estos materiales no permiten deshacer las costuras nuevamente. Y cuando se trata de bordar a mano toda una prenda, el trabajo puede demorar hasta 15 días para ser terminado. Estos factores son los que hacen que el costo de vestir en cuero sea más elevado en relación con las confecciones en otros materiales .
Pero todo tiene solución y por eso los diseñadores responden con otras alternativas, mezclando el cuero y la gamuza con toda la variedad de telas existentes en el comercio.

Respuestas inesperadas
Para otros diseñadores como Julia de Rodríguez esta temporada está marcada por chaquetas cortas a la cintura, los chaquetones largos con cuellos altos y amplios. Ambos inspirados en la moda de décadas y hasta siglos que ya pasaron y que se caracterizaba por ser angosta de hombros con solapas muy anchas. Mirando al pasado surgen las colecciones que retoman los años marcados por guerras pasadas y la recesión actual, dando como resultado rapidez y sencillez ante todo.
Hay prendas imprescindibles como el gabán, amplio y clásico, las faldas largas, con movimiento y con abertura no muy profunda o las que son más cortas en combinaciones contrastantes como el blanco y el negro. Y también pantalones clásicos rectos, rayas y field jacket, o chaquetas de campo, amplias, con grandes bolsillos y solapas en cuero grueso o liviano, una prenda sensacional que pueden usar hombres y mujeres por igual, aunque va dedicada especialmente al sector masculino. Para ellos, las tendencias de la moda son más clásicas y tradicionales. Un ejemplo: las chaquetas largas para ajustar al ruedo y a la cintura. O los bleizers con solapas anchas confeccionadas en gamuza sola o combinada con otros materiales.
Pero como toda regla tiene su excepción, también hay moda para los más audaces: flecos en los pantalones y chaquetas vaqueras. Y para la mujer, los jeans cinco bolsillos, los chalecos, las pañoletas estilo bandanna-típica en el oeste norteamericano sobre todo en colores rojo o azul-, y los lazos de corpiño. El- western en toda su magnitud.
Esta diseñadora también está imponiendo los pantalones de bota campana mediana o ancha desde la cadera, con cuadros y líneas, que combinan el cuero y la gamuza en una misma prenda y que están presentes hasta en las camisetas, con formas geométricas. En cuanto a colores, los conceptos se unifican. Hace varios años los únicos que se podían encontrar en estos materiales eran el negro y el café; hoy la gama se ha ampliado a todos los colores conocidos, se puede decir que no hay límites.
En el caso de las tendencias que llegan de las grandes casas europeas, estas arriban al país con bastante rapidez pero en algunos casos al público, le cuesta trabajo asimilarlas. Sucedió con el pantalón bota campana, que la casa de modas de Julia de Rodríguez lanzó hace casí cuatro años "En ese tiempo nadie los miró y eran muy pocas las personas que se atrevían a usarlos. La mayoría los asociaba con'shows', pero no como prendas que se pudieran tener en el ropero para las actividades cotidianas", expresó Patricia Rodríguez, la hija de esta diseñadora. Pero hoy, la situación es otra. En Colombia, ese tipo de pantalones están en su mejor momento, mientras que en Europa está pasando su furor.
Y mientras eso sucede en nuestro medio, los diseñadores europeos y estadounidenses llevan tres años tratando de introducir nuevamente el gusto por la maxifalda, y sólo hasta este año el asunto parece obtener eco en esos mercados. No siempre es fácil difundir una tendencia.
Otra línea actual de la moda es aquella que evoca la vida marina, sus especies y sus colores, los lugares exóticos, como la India, China, Hava o Polinesia y los animales de la selva, con la gran gama de tonalidades de sus bellas pieles. Las opciones son muchas, por eso a la hora de escoger el atuendo, el reto es vestir bien sin reñir con los tiempos. -

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.