Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1987/01/05 00:00

LA MASACRE

Estas son algunas de las mayores dudas que quedan sobre la masacre y sus protagonistas

LA MASACRE

LOS INTERROGANTES
Cuando se presenta una tragedia de las proporciones de la sucedida el jueves en la noche, es difícil establecer con absoluta claridad todos los hechos y responder a todas las preguntas. SEMANA ha preparado un resumen de las más importantes dudas que despierta el caso de Campo Elías Delgado.
- ¿El asesino se suicidió o lo mataron ? Como puede verse en la fotografía que acompaña esta nota, y que apareció en el diario vespertino 5 P.M., la cabeza del asesino presenta una clara huella de un orificio grande en la sien derecha, que parecería indicar, en concordancia con lo dicho por la menor, Johana Cubillos, testigo de la matanza del restaurante, que Delgado se pegó un tiro después de cometer la serie de crímenes y cuando la Policía hacía su entrada al local. No coincide, sin embargo, con lo anterior, la declaración de la Policía según la cual fue un agente el que mató a Delgado. Ni tampoco el testimonio de Carlos Fernández, residente en el cuarto piso del edificio ubicado frente al restaurante, quien asegura (ver artículo central) que vio a un agente disparar varios tiros contra un blanco único, antes de que terminara el tiroteo. No se descarta que, en cierto modo, hayan sucedido las dos cosas. O sea, que Delgado se pegó un tiro en la sien derecha prácticamente al mismo tiempo que era herido por el agente. La autopsia revelará si las balas encontradas en el cuerpo de Delgado son calibre 32, en cuyo caso habría sido suicidio; o 38 ó 9 milímetros, en cuyo caso habría caído por cuenta de la Policía; o calibre 32 y 38 yó 9 milímetros, en cuyo caso se podría pensar que se suicidó y lo remataron, o que lo hirieron y luego se suicidó.
- ¿Por qué nadie reaccionó en el restaurante? Esta es una pregunta más bien para sicólogos y siquiatras (ver artículo sobre el asesino), ya que se trata de explicar la razón por la cual Delgado pudo matar y herir a tanta gente, sin que nadie intentara detenerlo. No es absurdo pensar que una de las primeras razones por las cuales todo el mundo dentro del restaurante se quedó quieto, sea que Delgado anunció inicialmente que se trataba de un asalto, ante lo cual nadie esperaba que se desencadenara una masacre. Pero esto sólo explica por qué no reaccionaron inicialmente. ¿Qué pasó entonces cuando Delgado mató a las personas de la primera mesa? Los demás clientes y los empleados debieron quedar aterrorizados y posiblemente esto los paralizó. Algunos lograron huir al segundo piso o a la calle, pero la mayoría siguió dentro del salón, mientras con gran rapidez y habilidad, Delgado recargaba el tambor de su revólver. Es posible que mientras cargaba el tambor, alguien intentara acercársele (tal vez el mayor del Ejército) y esto explique por qué el médico Pedro José Sarmiento, quien inicialmente fue herido por una bala perdida, no haya sentido nada cuando Delgado le disparó directamente en un ojo, ya que probablementc uno de los alveolos del tambor estaba vacío y el médico se salvó por una especie de ruleta rusa.
- ¿Cuántas armas tenía el asesino? Las informaciones obtenidas al cierre de esta edición indican que Delgado sólo llevaba consigo un revólver calibre 32 y un cuchillo. Sin embargo, las declaraciones del médico Sarmiento parecen bastante concluyentes en el sentido de que, además del revólver, Delgado llevaba una pistola, y de que utilizó ambas armas en la masacre. Si efectivamente había un arma adicional, esto explicaría la facilidad con que Delgado dominó a los clientes del restaurante. De lo contrario, el segundo interrogante de esta nota mantiene toda su validez.
- ¿Por qué los primeros muertos fueron mujeres? La señora Nora Becerra y su hija, fueron las primeras en morir en horas de la tarde en el apartamento de la Avenida Pepe Sierra. Luego siguió la madre y 6 vecinas, o sea que los primeros 9 muertos fueron mujeres. ¿Fue sólo coincidencia, o Delgado tenía algún sentimiento particular contra el sexo femenino?
- ¿Por qué la sevicia en el asesinato de la niña Claudia Rincón Becerra? A doña Nora Becerra, madre de la niña el asesino la mató de 4 cuchilladas. A los demás -a excepción de la madre-, Delgado les pegó uno o dos tiros en la cabeza. ¿Por qué entonces las 22 puñaladas contra la menor?
- ¿Por qué no llevaba huellas de sangre ni de gasolina? Si a doña Nora Becerra y a su hija las mató a puñaladas, y a su madre la empapó en gasolina, como aseguran los bomberos, ¿por qué Delgado no llevaba en sus ropas huellas de sangre o manchas y olor a gasolina? ¿Acaso tuvo tiempo de cambiarse de ropa? Esto sólo sería posible despues del asesinato de las dos primeras víctimas, pues después de prenderle fuego a su madre, es un hecho que no pudo haberse cambiado, ya que abandonó inmediatamente el apartamento.
- ¿Por qué, si nunca bebía, esa noche bebió tanto? Los testimonios de los meseros de Pozzetto que lo conocían, así como los de doña Clemencia de Castro, indican que Delgado no bebía. Sin embargo, la cantidad de licor que se supone ingirió el jueves (media botella de vino y varios vodkas con naranjada) parece una dosis sólo resistible por parte de una persona acostumbrada a beber.
- ¿Es posible en Colombia comprar 500 balas sin control alguno? Todo indica que con el dinero que retiró el miércoles del banco, Delgado adquirió las municiones (alrededor de 500 balas) que llevaba en el maletín y en el bolsillo de su saco. ¿Pero es acaso posible comprar en Colombia 500 balas sin necesidad de explicarle al vendedor o a alguna autoridad para qué son? En este punto se abre un debate sobre el armamentismo que reina actualmente en Colombia, donde las cifras demuestran que hay más civiles armados que militares.
- ¿Por qué se suicidó el padre de Delgado y qué efectos tuvo este hecho en la vida de éste? Se sabe que el padre de Delgado se suicidó cuando éste tenía 15 años y que poco después, el muchacho decidió viajar a los Estados Unidos. Es evidente que la respuesta a esta pregunta puede entregar algunas claves sobre el perfil siquiátrico del asesino y sobre sus relaciones con su madre, que evidentemente quedaron marcadas por el suicidio del padre.
- ¿Qué desencadenó los hechos? Delgado no era una persona normal.
Pero sin embargo, había logrado manejar su vida relativamente bien durante 52 años. ¿Cuál fue entonces el detonante del jueves? Según los siquiatras, cualquier nimiedad puede haberle servido de excusa para algo que de todos modos parece haber sido premeditado.
Aparte de las anteriores preguntas que corresponden al asesino, a las víctimas y a lo sucedido en el restaurante Pozzetto, hay también muchas y serias dudas sobre la actuación de la Policía frente a los hechos del jueves.
- ¿Por qué la patrulla de la Policía que fue detenida frente al edificio de Delgado después de los prirmeros crímenes y del incendio, no atendió el caso? Según el testimonio de los vecinos del edificio donde Delgado vivía algunos de ellos intentaron detener una patrulla de Policía poco después de que Delgado abandonara ese lugar. Si los agentes de esta patrulla hubieran actuado de inmediato, no es absurdo pensar que se hubieran podido evitar las demás muertes, ya que se habría podido seguir a Delgado quien acababa de doblar la esquina de la calle 53, rumbo al sector de Sears.
La patrulla, según los testigos, aseguró que tenía un problema mecánico y que el asunto era más bien para que lo atendieran los bomberos.
- ¿Por qué los PM de enfrente tampoco reaccionaron? Está establecido que dos policías militares se encontraban en la caseta de vigilancia de la Dirección de Sanidad del Ejército, ubicada frente al edificio. Y está claro que nada hicieron ni frente a los disparos, ni frente al incendio.
- ¿La Policía hirió o mató a alguien en Pozzetto, en medio de la confusión? Desde cuando se produjo la masacre, surgieron muchas especulaciones sobre la actuación de la Policía al llegar al restaurante. La forma indiscriminada como, según los testigos, dispararon al principio, antes de poder ubicar al asesino, permite plantear la duda, que se resolverá con las autopsias, sobre si hubo algún herido o muerto por disparos de la Policía.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.