Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1994/12/19 00:00

LA MODA EN CONSTRUCCION

LA MODA EN CONSTRUCCION

"RESORTS" VITALICIOS
Comprar casa o apartamento fuera de Bogotá, en un lugar cálido y provisto de atractivos de club internacional, es la tendencia que impera en la construcción de condominios campestres.

PARA NADIE ES UN secreto que las principales ciudades del país se encuentran seriamente afectadas por el síndrome del estrés causado por el ruido, la polución, la inseguridad, los automóviles y muchos otros factores que hoy en día son los directamente responsables de no poder vivir con tranquilidad en la ciudad.

En respuesta, la mayoría de las familias han escogido como la mejor salida la compra de casas y apartamentos veraniegos en condominios y clubes diseñados y construidos con el único fin de ofrecer la puerta de escape ideal al mundanal y enloquecedor trajín de la ciudad.

De ahí que actualmente la oferta de casas y proyectos veraniegos cercanos y distantes de Bogotá se haya reactivado, aumentando de manera considerable en los últimos tres años. Este fenómeno -que se esta presentando a la par con el boom de la construcción por el que atraviesa el país- es característico de las principales ciudades. La romería se inclina hacia la mayoría de estos desarrollos no tradicionales, los que se encuentran ubicados en climas cálidos, como Girardot, Melgar y la zona norte de Cartagena, entre otros. Todos cuentan con atractivos adicionales al terreno, como piscina para cada casa, gimnasio, jacuzzi, club social, amplias zonas para practicar deporte, lagos, y los más exclusivos se encuentran ubicados en medio de amplios campos de golf. Uno de los pioneros en condominios campestres, con todo y campos de golf a bordo, es el Peñon de Girardot, que ya cumplió 20 años de existencia y que actualmente cuenta con todas las ventajas de poseer vivienda dentro de un club. La Inmobiliaria El Peñon S.A., igualmente, se ha encargado de desarrollar otros proyectos con las mismas especificaciones. Es el caso de su último proyecto: Cristales del Mediterráneo, cuya construcción comenzó el 15 de noviembre pasado, y que incluirá tres torres de cinco pisos cada una, seis penthouses, 12 apartamentos duplex y 24 a medios niveles -con áreas que van desde los 180 hasta los 320 metros cuadrados- incluyendo terrazas cubiertas. Adicionalmente cada edificio tendrá ascensores panorámicos. Ser dueño de un proyecto como este, con las mejores características en acabados y espacios, implica pagar un precio que va desde los 199 millones hasta los 299 millones de pesos. Precios como estos pueden asustar a primera vista, sin embargo el volumen de familias interesadas en poseer una casa o apartamento con niveles de club social y con condiciones de servicio y seguridad óptimos es a todas luces bastante alto y, más aun, cuando además el proyecto es concebido como un complejo turístico de cinco estrellas, con todo y hotel resort incluido.

Es el caso de El Faro, un proyecto concebido como complejo turístico de grandes magnitudes, el cual contempla varios conceptos habitacionales como el resort, el tiempo compartido y la vivienda de tiempo completo. Se encuentra ubicado a siete minutos al norte de Cartagena, en un terreno de 240 hectáreas con 2.000 metros de playa. Se calcula que el desarrollo completo del proyecto culmine en ocho años, tiempo en el cual se pueda contar con 700 soluciones de vivienda repartidas en 550 casas y 150 apartamentos, además del hotel cinco estrellas, lagos, campos de golf, club social con sedes náutica e hípica, campos de verano para niños y jóvenes y varias atracciones más. Esta obra se iniciará en el primer trimestre de 1995 y se calcula que al término de dos años se podrá conocer la primera fase del proyecto. Un comprador debe pagar entre 90 y 180 millones de pesos por el lote y agregándole la casa la inversión puede ascender a entre 280 y 390 millones de pesos. Y es que, como van los cosas, todo parece indicar que el norte de Cartagena se vislumbra como el terreno maduro para los constructores, quienes han visto en sus playas casi vírgenes el lugar ideal para despertar nuevos intereses turísticos internacionales y nacionales. Uno de los pioneros en esta zona es Bocacanoa, un complejo turístico que inició su construcción hace tres años a 17 kilómetros al norte de Cartagena, con un kilómetro de playa y 200 hectáreas de tierra. En Bocacanoa se puede contar con villas y apartamentos particulares, un sector para la construcción de hoteles frente al mar y otro para villas de tiempo compartido. El metro cuadrado en uno de estos apartamentos cuesta 1.200.000 pesos y en las villas privadas -con lotes de 1.000 metros cuadrados- puede llegar a costar 950.000 pesos. La tendencia actual en materia de construcción va más allá de la simple solución habitacional. Ahora es vital complementar con atractivos recreacionales y turísticos que faciliten el descanso de los citadinos, quienes buscan días tranquilos pero sin alejarse del confort de los mejores sitios turísticos del mundo.

Más cerca
Pero si el norte de Cartagena ha resultado ser un lugar atractivo para la construcción veraniega, los alrededores cálidos de Bogotá también lo son. Prueba de ello es la cantidad de proyectos de vivienda turística que se esta desarrollando a lado y lado de esta vía. Tal parece que hasta los pueblos, que por tradición han sido finca de recreo de fin de semana para los bogotanos, también han quedado pequeños ante la magnitud del número de familias que buscan un remanso de paz después de la rutina de trabajo.

Precisamente, con la idea de construir un nuevo poblado- que dentro de varios años haga parte de los sitios turísticos del interior del país- fué concebido San Marcos Poblado. Situado a siete kilómetros de Girardot y con una extensión de 260 hectáreas, este proyecto incluye amplias villas privadas hasta de 260 metros cuadrados, con piscina privada y todas las comodidades de una casa de habitación. El metro cuadrado en una de estas villas tiene un valor de 700.000 pesos. También se pueden adquirir apartamentos en el Conquistador de San Marcos, un edificio de 55 apartamentos de 60, 80 y 120 metros cuadrados. Actualmente ya se puede contar con el edificio, 40 villas terminadas, club social, iglesia y próximamente con hotel.

Y, de regreso a Bogotá, después de la base aérea de Melgar, Constructodo Ltda. se ha encargado de diseñar la Riviera Campestre del Sumapaz, un complejo ubicado al pie del río del mismo nombre, que contará con apartamentos de 2 y 3 alcobas, piscinas, amplias zonas verdes, canchas de tenis, volibol de playa, cancha múltiple, golfito, jacuzzi y centro comercial. Un apartamento en este condominio puede costar entre 41 y 52 millones de Pesos. Bosques de Peñalisa es otro proyecto de esta constructora. Se encuentra ubicado en el área de Ricaurte, vía a Melgar y Girardot. Son 131 lotes y 2 tipos de casas diferentes de 86 metros cuadrados cada una.

A medio kilómetro, a la entrada de Fusagasugá, se encuentra otro proyecto habitacional realizado por Benhabitat Ltda. Se trata de Las Quintas, un conjunto campestre con villas de 158 a 163 metros cuadrados, piscina y jardines. El diseño de cada casa es libre, dependiendo de algunos parámetros mínimos fijados.

Finalmente, otro proyecto importante, aunque no sea de habitación privada, es el complejo vacacional Mendiuaca Caribbean Resort, ubicado en la zona del Parque Nacional Tairona, a la orilla del mar Caribe y muy cerca de la sierra nevada de Santa Marta. Este lugar esta a cargo de la firma Vacacionar Ltda. y maneja plenamente el concepto de tiempo compartido. Son 60.000 metros cuadrados, en los cuales los vacacionistas tendrán acceso a piscinas de agua dulce y de mar, restaurantes, discotecas, canchas deportivas, centro comercial, observatorio astronómico y todos los atractivos de los grandes resorts internacionales.

Todo parece indicar que comprar casa o apartamento fuera de la ciudad es, actualmente, la mejor forma de descansar y, además, de invertir, ya que se obtiene alta rentabilidad y rápida valorización en cualquiera de los sitios que se elija para olvidar que existen la ciudad y el trabajo.-

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.