Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2003/03/07 00:00

La muerte de un pueblo

Diana Uribe, historiadora y analista de los grandes conflictos internacionales, ha estudiado a profundidad la Guerra del Golfo Pérsico.

La muerte de un pueblo

SEMANA.COM habló con ella sobre la verdadera historia y la situación actual del pueblo iraquí, a propósito del aniversario de la guerra.

Diez años después de la Guerra del Golfo Pérsico, ¿cuál cree usted que pueda ser la reflexión de occidente?

Con el aniversario lo que se rememora es la Operación Tormenta del Desierto, la llamada guerra inteligente. Pero los elementos críticos que hay que revisar de la guerra como el manejo de información, el genocidio contra un pueblo, la utilización del tipo de armas contra ellos, el esquema de la guerra inteligente como un eufemismo del genocidio, eso no se va a revisar. Estados Unidos nunca aceptará que se les fue la mano ni que hicieron barbaridades porque esa guerra la hicieron para no rectificarla. Este conflicto se ve en términos muy unilaterales y fragmentarios, y si se quiere tener una idea del conflicto debe mirarse ampliamente y no bajo la mirada solo vigilante de occidente o bajo la mirada criminal de Hussein, sino desde muchos ángulos.

¿Cuál es la reflexión de la comunidad internacional con respecto a la intervención de Estados Unidos en Irak?

Los únicos que pueden cuestionar su actitud son los europeos pero ellos por omisión permitieron el ataque, que no lo hizo Estados Unidos sino Naciones Unidas. La guerra de Vietnam la hizo Estados Unidos y nadie más, pero en el caso del Golfo aunque ellos tomaron la decisión y tuvieron la mayor influencia, siempre podrá decirse que fue la ONU. Fue la que atacó a Irak y es la que mantiene las sanciones, y ese parapeto hace que rectificar esa guerra sea mucho más difícil porque tendrían las potencias europeas que rectificar su participación en ella. Es mucho más difícil para Europa tirar la primera piedra porque también estuvo metida ahí, fue una intervención de fuerzas multinacionales y por eso Irak no tiene muchas posibilidades de sobrevivir.

¿Cree usted que las sanciones que tiene Irak por parte de la Comunidad Internacional van a durar mucho tiempo más?

Llevan diez años de sanciones. La mortandad por hambre y el nivel de desnutrición que tiene este pueblo es criminal porque los alimentos no les alcanzan. Si esto hubiera pasado durante la Guerra Fría Estados Unidos o la Unión Soviética habrían apoyado a Irak, pero como sucedió después nadie lo apoya. Por el contrario, les interesa mantener el embargo porque así controlan la política de precios del petróleo ya que Irak es uno de los mayores productores. Esto difícilmente terminará, o ¿cuando se ha visto que le levanten las sanciones a un país? ¿No lleva Cuba 30 años de bloqueo? El gran problema de esto es que el embargo de alimentos y petróleo está atacando directamente al pueblo. A la zona norte de Irak la llamaron zona de destrucción, un territorio que Irak no puede usar, y en el que están las fuerzas de la OTAN. En la zona de exclusión la mortandad ha crecido sustancialmente porque por ese territorio del país no pueden pasar camillas ni medicinas. Si no hay una revisión del tipo de guerra que los llevó a eso, Irak está condenado a desaparecer como pueblo.

¿Se refiere a que las sanciones que tienen sobre Irak no intimidan a Sadam Hussein y sí afectan de forma contundente y directa a los ciudadanos iraquíes?

Claro. Es terrible que diez años después un pueblo entero pague tan caro la locura de un gobernante. Están en una condición en que quien determina cuanto petróleo saca no es Irak sino la ONU, perdieron la autonomía y lo único que les queda es el despotismo de Hussein. A los iraquíes los convirtieron en objetivos militares, el manejo que le han dado es como si allá no hubiera población civil, como si no hubiera pintores, poetas, hospitales o guarderías, como si se estuviera atacando un ejército. Es impactante ver el sufrimiento del pueblo iraquí en la mitad de un juego geopolítico en el cual están atrapados entre la dictadura de Hussein, las sanciones de la ONU, el cambio de poderes, las guerras que los han marcado durante 20 años y entre la destrucción de su territorio. Los descendientes de los asirios y los babilonios, que inventaron la astronomía y la alquimia, hoy conocen uno de los periodos más sombríos de su historia.

Pero una solución para "ablandar" a occidente no podría ser el cambio de gobernante en Irak?

Los pueblos del Medio Oriente pasaron de las monarquías y el colonialismo a los regímenes militares, desde ese momento Hussein montó un aparato represivo en Irak. No han tenido un sistema democrático ni un Estado de Derecho que les permita tumbar un gobernante. Estados Unidos tiene una legislación que permite la revocatoria del mandato como parte integral de su propio sistema de elección, pero el régimen iraquí no. La gente parte de que pueden bajar a Sadam Hussein del poder y no es cierto, no lo pueden hacer porque todas las leyes las hace él, tienen un régimen de partido único donde el ejército y toda la legislación la controla un solo hombre. Lo increíble es que Estados Unidos no contemple esto para un replanteamiento de las sanciones, entonces si dura 20 años la dinastía en Irak ¿20 años no van a comer?

¿Hasta donde van a aguantar o hasta dónde podrían llegar los iraquíes producto del cerco en el que se encuentran?

Cuando un pueblo es sometido a un nivel de desesperación tan grande, la capacidad de reacción puede ser impredecible, como fue en Alemania con el nazismo. Irak ha sido llevado al extremo, puede que se vuelvan una amenaza en dos o tres generaciones, puede que se extinga a un golpe tan letal como la guerra del Paraguay, puede desaparecer como viabilidad de país, o pueden sorprender con una reacción increíble, como le sucedió a Alemania. Pueden pasar muchas cosas pero lo cierto es que salida no tienen. No por lo menos durante los próximos cinco años de gobierno norteamericano.

¿Cuál fue el peor atropello de la Guerra del Golfo?

Indudablemente la imagen vulgarizada y peyorativa que se le ha dado a un pueblo al que se le niega toda riqueza como civilización. Hasta ahora se sabe que las civilizaciones surgieron en el país de los dos ríos: Irak. Las guerras son barbaries contra las culturas, y lo que se destruyó ahí es como cuando los bárbaros destruyeron la biblioteca de Alejandría, es un acto de barbarie lo que hicieron en Irak, ahí están enterrados los cimientos de la torre de Babel. Debajo de esas luces azules de los bombardeos está el imperio Asirio, los babilonios, los caldeos, los acadios, está la escritura, y la historia existe desde el momento en que ellos comenzaron a escribir. Bombardear Bagdad es como bombardear París o como destruir las pirámides, es impensable y lo hicieron. El islam fue una de las civilizaciones más sofisticadas que ha habido, ellos conocían los transplantes de córnea, el contagio de las enfermedades, ellos se inventaron el álgebra y eran alquimistas. No se sabe cuanta destrucción hay en este momento, ni si todo eso se va a perder y van a pasar otros dos mil años antes de que alguien lo encuentre y nos cuente de donde surgieron las civilizaciones.

Cuando comienza la guerra del Golfo, hay un nuevo orden mundial que se está acomodando. ¿Cómo afecta eso en el ataque a Irak?

El orden mundial funciona como un paréntesis en el álgebra, si se cambia el signo todo lo que está dentro del paréntesis cambia. Cuando Irak invadió Kuwait cambió el signo y todo en el mundo se reacomodó. La Unión Soviética ya no era una potencia mundial ni militar, Estados Unidos quedó como potencia hegemónica y como tal debía comprobarlo militarmente. Es lo que comúnmente se conoce ganar por W. La Unión Soviética no estaba en condiciones de opinar respecto a la intervención norteamericana en ninguna parte del mundo. Estados Unidos tenía atravesada la guerra del Vietnam y quería sacarse el clavo de la derrota militar en otra generación y en otro territorio para dejar claro que era la única supertpotencia.

Lo que Hussein no calculó es que todo eso pasaba mientras él tomaba la decisión de invadir a Kuwait. Cuando lo hizo en agosto, puso en jaque la geopolítica mundial alrededor de esa decisión y dividió a los países árabes entre quienes lo apoyaban y los que no. La Guerra del Golfo marca el final de la Guerra Fría y el comienzo del nuevo orden mundial, así como la guerra del Suéz marcó el fin del colonialismo y el principio de la Guerra Fría. La Guerra Fría terminó con la caída del muro de Berlín y, en términos geopolíticos, el nuevo orden mundial comienza con la Guerra del Golfo Pérsico.

Durante la guerra el mundo entero pudo ver en vivo y en directo, a través de la CNN, cada bombardeo a Irak. ¿Qué papel cumplieron los medios de comunicación?

Estados Unidos sabía que la prensa en la guerra de Vietnam fue definitiva para toda la movilización del movimiento antiguerra, y que la división interna que se formó fue uno de los factores claves en la derrota norteamericana porque la nación se dividió totalmente en torno al conflicto. Eso fue posible gracias al periodismo independiente, el periodismo underground. La guerra del Vietman nunca fue declarada, razón por la cual tuvo que ser cubierta constitucionalmente por la prensa hasta sus últimos detalles sin que pudiera alegarse nada al respecto.

¿Que hacen con la Guerra del Golfo? declararla. Cuando se declara una guerra, inmediatamente la información se vuelve un problema de Estado y la maneja el ejército. Esa es la primera diferencia entre una guerra declarada y una no declarada. Además de declararla se aseguraron que los combatientes reclutados para pelear en el Medio Oriente fueran de manera voluntaria y que sus familias los apoyaran. Uno de los problemas más graves de la guerra del Vietnam fue el rechazo social a los combatientes y el rechazo de los mismos soldados que no creían en esa guerra y por eso se drogaban, se herían y se mutilaban, para salir del conflicto.

Estados Unidos montó una mística impresionante para que la gente creyera en la necesidad de la guerra, volvieron a Hussein un mounstro. La demonización de la figura de Sadam Hussein fue clave en el manejo de la información de la Guerra del Golfo. No quiere decir que no fuera un tirano, pero siempre lo fue. Las escenas de lo que sufrieron los soldados norteamericanos en Vietnam fueron tan desgarradoras que se convirtieron en el motor que movilizó a la opinión pública. Por eso durante la Guerra del Golfo no podía mostrarse escenas que estuvieran en contra del gobierno norteamericano. Estados Unidos quiso poner de manifiesto su hegemonía no solo a nivel militar sino a nivel de la información. Se vendieron los derechos de la transmisión a la cadena del país que los estaba haciendo, la CNN aceptó la exclusividad, cuando eso es un crimen desde el punto de vista de la información porque se trata la guerra como si fuera una copa Europa.

¿Eso significa que hubo una manipulación total de la información y que no se mostraron los hechos como eran?

Un ejemplo. El día que Hussein bombardeó químicamente a los kurdos y mató a 2.500, durante la época de la guerra con Irán, el mundo entero miró las imágenes y no pasó nada. Los kurdos aparecen para el mundo a raíz de la guerra del Golfo Pérsico, vuelven a ser utilizados y otra vez son blanco de bombardeos. En ese momento el drama kurdo se vuelve protagónico, solamente para mostrar el carácter monstruoso de Hussein, cuando nunca antes se había hablado de la historia de los kurdos. El manejo informativo de esa guerra es uno de los episodios más alarmantes de lo que puede ser la ideologización de la prensa. Hubo cobertura pero no información. Mostraron la guerra en vivo y en directo, durante 24 horas contaban todo y sin embargo nada de los que pasó permitió compresión de lo que ocurría. Surgió una nueva forma de periodismo en la cual la cobertura oculta la información. Los satélites, todo lo que va directo se impone pero no sirve para contar realmente lo que está pasando. El conflicto de los Balcanes tuvo ese tipo de cobertura y solo mucho después se supo que fue un genocidio contra un pueblo y que sucedió frente a las narices de todo el mundo.

Una de los factores que más se discuten de la Guerra del Golfo es el de la doble moral internacional, en especial la de Estados Unidos. ¿Qué opina?

La Guerra del Golfo Pérsico es uno de los conflictos donde más se conjugan elementos de doble moral, porque Occidente suele convertir en malos a los que han sido sus víctimas. Hussein era igual de represivo, terrorífico y asesino en la guerra de Irán e Irak como en la época de la Guerra del Golfo. Pero en la época de la guerra contra Irán él era útil para occidente y nadie decía que era un asesino y un miserable. Las armas que Hussein tenía eran rusas, francesas, británicas y norteamericanas. Ellos lo armaron contra Irán, le montaron los arsenales y le enseñaron a utilizarlo.

Durante la Guerra Fría existió la política de apoyar a los más tiranos y a los más traidores siempre que fueran anticomunistas. Con esa política se apoyó a Papa Doc y a Nene Doc en Haití, y a Anastasio Somoza en Nicaragua. Con esa política se apoyó a muchos dictadores como Pinochet en Chile o Videl en Argentina, a quienes hoy se les reconoce que fueron asesinos. Con ese esquema de la Guerra Fría antes de la época de los Derechos Humanos se apoyó a Sadam Hussein cuando era tan asesino como en este momento lo es. Por eso la discusión no es si Hussein es o no un asesino porque sí lo es. El punto es que fue utilizado y ahora es demonizado.

¿Eso lo que muestra es que la relación de Occidente con el Medio Oriente ha variado según los intereses de Occidente y en especial de Estados Unidos?

Sí. Por ejemplo, las cruzadas salieron de Occidente, de ahí en adelante todas las relaciones de Occidente con los países del Medio Oriente, han sido de destrucción. Lo más amenazador que ha tenido Medio Oriente es la cultura occidental, aunque intenten mostrar lo contrario. Occidente les robó el petróleo les mataron un gobernante y les instauraron al Sha, cuando la policía del Sha fue entrenada por el ejército Nazi durante la época del nazismo en Alemania.

La relación ha sido catastrófica y por eso odian a Occidente,

la legitimidad moral de Estados Unidos es muy cuestionable y es importante para el análisis de la Guerra del Golfo.

En cuanto a estrategias militares, ¿en qué se diferenció la guerra del Vietnam a la del Golfo Pérsico?

En la última parte de la guerra de Vietnam Nixon intentó una política de vietnamización que consistía en sofisticar de tal manera el uso de la tecnología que el número de bajas norteamericanas fuera mínimo y el número de bajas del enemigo fuera máximo. No le funcionó porque la polarización fue tan grande, que el movimiento antiguerra no se tragó ese cuento. No se trataba de que no murieran norteamericanos sino de que nadie muriera por esa guerra absurda.

Durante la guerra del Golfo Pérsico este esquema sí funcionó. Se usó uranio empobrecido y los armamentos químicos más terribles, mataron un pueblo entero. Los pilotos dejaron de ser víctimas, porque los aviones pasaban a 70 mil pies de altura para que el piloto no sufriera ningún daño, pero el daño sobre la población fue gigantesco. Es un esquema de guerra, donde el pueblo que es atacado está completamente expuesto. La operación Tormenta del Desierto estrena un nuevo tipo de guerra desde el punto de vista estratégico, la guerra inteligente, que consiste en hacerle creer a la gente que el uso de la computadora hace la guerra menos mortal, cuando la realidad es que mataron más de 300 mil iraquíes. Estados Unidos sabía que esta guerra debía ser corta, contundente, inteligente y espectacular.

¿Que implicaciones tiene que funcionarios actuales del Gobierno de Estados Unidos, como el caso de Collin Powel, hayan participado en la Guerra del Golfo?

Hace mucho más difícil el replanteamiento de la política norteamericana frente a Irak. Es más grave para la gente de Irak que estén en el poder los mismos que hicieron la Guerra.

¿Cuál es el poder real que tiene Sadam Hussein?

Después de una campaña tan fuerte, el poder militar de él es muy importante dentro del manejo de la información. Su poder consiste en seguirlo viendo como una amenaza, porque el día que deje de serlo, toda la parafernalia represiva que justifica su presencia queda sin ninguna necesidad. Es decir, Hussein más que ser o no una amenaza, se necesita que lo sea porque la utilización de la figura demoniaca de él justifica todo el montaje internacional.

Hablando en términos prácticos y reales, ¿qué tan amenazante puede ser Sadam Hussein hoy para el mundo?

Es difícil saberlo porque por un lado, la posibilidad de atacar que tiene un país tan golpeado es muy relativa; por otro lado, Irak tiene un problema con el manejo de la información que hace que sea más difícil saber. Por ejemplo, en Vietnam cuando llegaban los periodistas les mostraban lo que estaba pasando, los bombardeos, las heridas y el armamento químico que estaban usando contra ellos porque entendían que la prensa norteamericana era la oportunidad que tenían frente al mundo de que se conociera su sacrificio.

En Irak no pasa eso, ellos ocultan todo lo que tienen y lo maximizan. No se sabe si realmente tienen todo ese armamento o si no lo tienen. Ellos se cubren contra la amenaza y la amenaza los hunde más porque en lugar de mostrarse como un pueblo debilitado, atacado por una superpotencia de la cual no se puede defender, lo que hacen es ocultar toda la información. Es un juego de cartas tapadas, en el que no se conoce la peligrosidad de Sadam Hussein en términos militares.

¿Qué hay detrás del rostro de Hussein?

Este personaje surge dentro de una época muy radical que le ayuda a crear una autocracia personal. Hussein es un hombre bastante inescrupuloso y oportunista porque usó todos los conflictos para buscar apoyo internacional independientemente del problema que armara con eso. Es un personaje acomodaticio, conflictivo e irresponsable en la medida en que ha metido a su pueblo en guerras terribles que los ha destruido, un ser enceguecido por el propio poder. Pero también es un dictador llevado al extremo de una situación de poder como cualquier otro, como hubiera podido ser Somoza en Nicaragua si hubiera estado en la mitad de un lío de estos. Es un dictador de novela, ni más ni menos de los muchos que hay y ha habido.

Según usted, lo que Hussein hizo con Kuwait fue producto de la desesperación. ¿Qué otra solución había para evitar ese ataque?

Sadam Hussein cometió una irresponsabilidad histórica pero pero fue un acto de desesperación porque le negaron todas las salidas. Hussein decidió invadir Kuwait para no tener que pagarle la deuda que era muy grande, además beneficiarse del petróleo de ellos y apoderarse de la salida al Golfo Pérsico. Aunque era claro que la ONU debía reaccionar frente a la invasión a Kuwait, hubo cosas que pudieron hacerse para evitar eso. Por ejemplo, haberle dado plata a Hussein para la reconstrucción de su país luego de la guerra con Irán, pudo haberse refinanciado la deuda que Irak tenía con Kuwait, pero a Hussein le negaron todo.

¿Cuál es la posición de los países Arabes?

Muchos apoyan el levantamiento de las sanciones, pero también Hussein es un personaje terrible. EL hijo de Hussein por ejemplo, hizo mapas oficiales de Irak incluyendo a Kuwait, inmediatamente los kuwatíes protestaron. No se puede desconocer que Kuwait sí fue invadido y que las consecuencias ecológicas de la invasión todavía se pagan. Arabia Saudí apoyó a Kuwait porque también limita con Irak y no tiene ejército, su única protección siempre ha sido el dinero, le paga a las potencias para que la defienda, por eso Arabia Saudí está de parte del Occidente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.