Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/10/1983 12:00:00 AM

LA MUJER Y EL TRABAJO

¿Ser mujer es favorable o desfavorable para desempeñar un trabajo? Mujeres colombianas opinan.

Y ELLAS... ¿QUE DICEN?
Cada día más, por necesidad o por voluntad, mayor número de mujeres ingresan a distintas esferas de la vida laboral. Consultadas por SEMANA algunas colombianas que se desempeñan en diferentes campos de la actividad profesional opinaron sobre las ventajas y desventajas que, en su trabajo, les ha traído el hecho de ser mujeres.
María Teresa Herrán, periodista de El Espectador. Hace más de cinco años escribe su columna "Ocurrencias", y es autora de un libro sobre sindicalismo. "En el ejercicio profesional, me he propuesto no darle importancia a las ventajas o desventajas que conlleva ser mujer. Pueden existir pero no deben "En mi caso, la posible desconfianza o la derrota." "En mi caso, la posible desconfianza que existe en nuestro medio frente a la capacidad de la mujer quedó compensada por el hecho de haber estudiado una carrera considerada todavía como masculina: el derecho". "De todas maneras, creo que he logrado hacer un periodismo "neutro", al cual no se le puede poner etiqueta sexual. La gente me juzga, no como hombre o como mujer, sino como periodista."
Pilar Moreno de Angel, historiadora, única mujer que forma parte de la Academia Colombiana de Historia. Actualmente se desempeña como directora de la Biblioteca y el Archivo nacionales.
"El hecho de ser mujer me encanta, porque me parece que hoy en día, las mujeres se preparan igual que los hombres. En la Academia Nacional de Historia no se me ha presentado ningún problema, aunque soy la única mujer del grupo. Las únicas desventajas que puedo anotar, para una mujer activa, es que tiene que organizarse y multiplicarse infinitamente; no puede dejar la casa ni el hogar, ni los hijos. Por eso cada minuto de su tiempo tiene que cuadrarlo como la pieza de un rompecabezas". "La mujer en Colombia ha dado un salto adelante los últimos cincuenta años; antes era un ser marginal, casero y enteramente dependiente. La mujer fue un niño prácticamente hasta 1932. Luego, se rompió la barrera: entró a la universidad, consiguió puestos en los cuales se desempeña muy bien. En el área cultural, por ejemplo, las buenas labores se han hecho a base de mujeres en los puestos de cultura. En el campo del periodismo, se ha marcado una labor muy dinámica. En el campo que curiosamente no se han destacado todavía, ha sido el político. A excepción de doña Bertha y María Eugenia Rojas, las mujeres no han brillado mucho."
Olga de Amaral, artista y experta en textiles:
"La única desventaja que he encontrado es más bien relacionada con la combinación de los dos oficios. El de mi profesión y el del hogar, porque siempre esta uno pensando que debiera haberse dedicado a uno solo. Pero en general esa dificultad es más bien de más esfuerzo y no de que yo haya tenido discriminaciones por ser mujer, como tampoco preferencias. Además por que mi profesión es un poco particular como para que se me discrimine, ya que casi no hay hombres que se dediquen a los tejidos o a los telares. Esto me ha permitido una sensación de libertad en la escogencia de mi trabajo y no he sentido nunca presión de ninguna clase.
Alicia Anzola, una de las dos únicas productas de TV. que hay en Colombia:
"Tal vez en un comienzo sí hubo algunas dificultades. Hace más o menos quince años cuando yo empecé, todo era más difícil para la mujer pero eso se soluciona cuando uno demuestra que tiene las mismas capacidades que tienen los hombres. Ahora he logrado superar algunas situaciones incómodas que se presentaron hace tiempo, reforzadas por el hecho de que mi profesión ha sido considerada eminentemente masculina. En cuanto a ventajas, yo no creo que haya habido porque siempre que solicitan mis servicios es por mis capacidades y no por ninguna otra cosa. Ahora es más fácil, porque ya se reconoce que una mujer puede capacitarse y rendir más que cualquiera.
Dora Cadavid, actriz de televisión y teatro durante 25 años:
"La única desventaja es que uno no puede representar a Bolívar. ¿Algún favoritismo? no, el que tienen todas las mujeres, que además me encanta. Yo soy muy feminista en cuanto a la igualdad de derechos e igualdad de condiciones y oportunidades, pero soy terriblemente machista en cuanto a las atenciones. Me gustan las serenatas y que me abran la puerta al bajar del carro. Lo que pasa es que la independencia femenina me ha dado derechos pero me quitó privilegios".
Elvira Mendoza, periodista directora de Magazín al Día:
"En mi época hubo que luchar más sobre todo en los cargos directivos. Hoy es muy distinto; las periodistas jóvenes no tienen esos problemas. Ser mujer a veces trae desventajas en este oficio. Cuando yo llego a una junta directica y propongo algo, es mucho más discutido, pero si, exactamente la misma propuesta la hace un hombre, inmediatamente los demás corren a apoyarla. Por ser mujer se discute y se objeta más, y a uno le toca defenderla con más agresividad. Ventajas sí no creo, porque las ventajas las tienen las mujeres bellas que con un seductor movimiento de pestañas pueden obtenerlas. Pero yo no puedo hablar de ventajas.
María Teresa de Saade, doctora en medicina, quien fue directora por varios años de la clínica Colsubsidio, y actualmente se desempeña como viceministra de salud.
"Para el ejercicio de mi profesión, no ha intervenido el hecho de ser mujer. La inteligencia no tiene sexo. Es cuestión inherente a los conocimientos adquiridos y a la práctica honesta de la profesión. No creo que yo haya obtenido las cosas por ser mujer".
Hilda María Pardo, abogada egresada de la Universidad del Rosario, que actualmente se desempeña como secretaria general de la empresa de telefonos:
"La ventaja de ser mujer, se encuentra indudablemente en el campo de las relaciones públicas, pero en el campo profesional, el trabajo es de igual a igual".
"Las mujeres estamos cogiendo fuerza en Colombia. Por ejemplo, en la empresa de teléfonos de Bogotá, gran parte de los puestos directivos, son ocupados por mujeres. A la mujer se le están dando las mismas oportunidades. Actualmente estamos bastante preparadas, somos más serias y dedicadas y actualmente yo confiaría más en una mujer para que fuera empleada. Por otro lado, la protección a la mujer, por parte de la legislación, ha mejorado notablemente. Lo que pasa es que hay mujeres que por estar en su casa no conocen los derechos y las facilidades que podrían ser utilizadas por ellas."
Mónica de Greiff, graduada en derecho, quien trabajó durante muchos años en el sector financiero y ahora, en el campo del cine, es la gerente de Producciones Casablanca.
"Nunca he conseguido algo por el hecho de ser mujer, ni siquiera en el campo del cine. Es una cuestión más de habilidad de las personas, que del hecho de ser mujer. Indudablemente, hay mujeres maltratadas en Colombia y todavía hay mucho colombianos que y todavía hay muchos colombianos que subestiman las capacidades de la mujer colombiana y las reducen a trabajos secundarios. La mujer todavía tiene mucho camino por andar, pero no se puede negar que en los últimos veinte años, su situación ha cambiado sustancialmente."
Sara Ordóñez, quien fue ministra de comunicaciones durante la administración López.
"Resulta muy difícil contestar la pregunta, ya que no soy hombre. Sin embargo, en mi caso, si no hubiera sido mujer, seguramente no hubiera sido ministro durante aquella época.
En ese entonces se buscaba un ministro de comunicaciones que fuera mujer. Si no hubiera sido mujer, creo que hoy no sería exministra. Se puede decir que es el mismo caso de las viceministras de ahora. Ese cargo ya tiene nombre propio y ningún hombre puede aspirar a ese puesto".
Flor Angela Gómez, economista que ha sido vicepresidenta de Anif, profesora de la Universidad de los Andes y de la Javeriana y actualmente es miembro de la comisión de los siete sabios.
"No sé, quizá el hecho de haberme movido en el campo académico y de investigación, no me he dado cuenta, si existen, las ventajas o desventajas de ser mujer. No he sentido ni ventajas ni desventajas. Me he movido en la línea del estudio y la investigación y no he sentido la diferencia de ser mujer. Si me hubiera movido en un campo como el político, tal vez hubiera sido más difícil. Mi desempeño, ha estado más de acuerdo con mi esfuerzo personal y mis capacidades".--
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.