Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1994/12/12 00:00

LA NOCHE DE LAS DIVAS

Por obra y gracia del maquillaje, por unas horas, cada candidata fue una estrella del cine.

LA NOCHE DE LAS DIVAS

FUE EN LA NOCHE del jueves, cuando Jolie de Vogue le rindió un homenaje al maquillaje a través de los 60 años del Concurso Nacional de la Belleza.

En esa noche mágica, repleta de colorido, se recordó que en los años 30 los cosméticos eran un elemento raro. El blanco despertó la locura de una juventud que comenzaba a dejar a un lado el recato. Fueron los años dorados de Greta Garbo, de los rostros color leche retocados con colores rosa. Del pelo corto y las cejas depiladas y delineadas con lápiz. Se intensificó el color de los labios y, por primera vez, también, se lanzó una gama de siete colores.

La década de los 40 estuvo marcada por los tiempos de guerra. Y el maquillaje se convirtió en símbolo de libertad. "Mantener la apariencia significa mantener la moral", fue una frase acuñada en esos años. Las trabajadoras de las fábricas de municiones utilizaban barniz de los aviones para pintarse las uñas. Los coloretes los mezclaban con aceite de almendras para obtener tonos fuertes. Rita Hayworth representó el glamour, no sólo de Hollywood sino de las americanas que gastaban por año 400 millones de dólares en cosméticos.

Los 50 fueron los de la fantasía. El color que se impuso fue el rosa subido. Las mujeres pintaban sus labios de blanco perla y las cejas las maquillaban con sombras de color mate y perlados. Las compañías de cosméticos se lanzaron a la aventura de sacar al mercado un nuevo color cada seis meses. Las mujeres más famosas de esa década fueron Audrey Hepburn, Grace Kelly y la diva de todos los tiempos, Marilyn Monroe.

Los años 60 fueron recordados por los colores sicodélicos y los rostros pálidos. Las mujeres comenzaron a resaltar sus ojos y la pestañina hizo su aparición, al igual que las bases y las sombras azuladas. También por primera vez apareció el maquillaje para pieles de color. Las mujeres comenzaron a imitar los peinados y el maquillaje de actrices como Liz Taylor, Brigitte Bardot y Ursula Andress. Los años 70 se recuerdan por la plenitud del color en el maquillaje. Las sombras y los pintalabios aparecieron en colores marrones, barro y amarillo. Al final de la década los brillos y las sombras relucientes, plateadas, doradas y metálicas, impusieron la moda. Las mujeres querían parecerse a Farrah Fawcett y a Margaux Hemingway.

En los 80 apareció Madonna, y con ella la moda de los colores neón. Los labios brillantes, los rubores muy marcados y las sombras nacaradas y perladas hicieron furor.

Los 90 han estado marcados por el retorno a la naturaleza. Se imponen los colores suaves. El maquillaje es mucho más limpio, pero también más sugestivo. Las mujeres imitan a Julia Roberts, Cindy Crawford y Claudia Schiffer. En el 95 llevarán sus ojos maquillados en tonos grises, verdes grisosos y verdes café. Los labios se marcarán en todas las tonalidades del rojo, frambuesa y vino.-

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.