Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/24/2010 12:00:00 AM

La reingeniería

El Grupo Santo Domingo se metió en el ajedrez cervecero mundial y reorganizó y reenfocó sus inversiones bajo la sombrilla de Valórem.

El Grupo Santo Domingo terminó el siglo XX con un portafolio de inversiones compuesto por 120 compañías. Por décadas, esta fue la organización industrial más grande del país y protagonista central en la vida económica nacional. Sin embargo, las circunstancias cambiaron y los intereses de la familia Santo Domingo también. Con el nuevo siglo el grupo fue sometido a una profunda reingeniería. Valórem, la sociedad inversora que nació en 1997, tras la escisión de Bavaria, se convirtió en el eje del conglomerado.

En 2001 Valórem se fortaleció patrimonialmente, se escindió de Bavaria y tomó vuelo propio. Empezó una etapa de reorganización interna que incluyó desinversión en muchos sectores. "Es que con un portafolio de más de 100 compañías era evidente que existía una dispersión en muchos sectores que le impedían enfocarse en inversiones rentables", señala Carlos Arturo Londoño, presidente de Valórem.

La sociedad empezó a operar como un fondo de capital privado: adquiere, madura, vende inversiones y maneja liquidez. Es así como comienza una historia de transacciones que toma siete años y que involucra a las más emblemáticas empresas del país.

En 2002 se integraron Avianca, SAM y Aces. Paralelamente, se constituyó con el Grupo Prisa de España la sociedad Grupo Latino de Radio, a la cual el Grupo Valórem aportó sus participaciones en Caracol Radio.

Mientras se adelantaban estas transacciones el grupo iniciaba la venta de otras empresas, entre ellas Sofasa, en 2003. Este fue un año particularmente intenso entraron en liquidación voluntaria algunas de las compañías, como Ediciones Vea, Promotora del Norte y la Corporación Financiera del Norte.
 
Pero mientras por un lado salían de sociedades no estratégicas, por el otro el grupo miraba oportunidades. Se lanzó al mercado peruano y conjuntamente con la Empresa Editora El Comercio y con la Compañía Impresora Peruana logró el control, dirección y manejo de la Compañía Peruana de Radiodifusión, que opera el canal de televisión América TV.

En 2004 vendieron Avianca, Astilleros Vikingos, Parque Central Bavaria, Bellsouth Colombia y la participación en el Grupo Latino de Radio, con Caracol Radio incluida.

Las desinversiones continuaron en los años siguientes con la venta de la participación en Orbitel Colombia y Aires. Durante 2007, el Grupo Valórem comenzó a salir de sus participaciones en Red Colombia, Aluminio Reynolds Santo Domingo y Polipropileno del Caribe.

Y la mirada siguió puesta en los sectores estratégicos. Por ello se aumentó la participación en Almagran Cargo y se constituyó Almagran SIA (hoy Agencia de Aduanas Almagran Nivel 1). Aunque adquirió en 2005 a TV Cable, esta se vendió posteriormente, y a través de Caracol Televisión, en 2006, se hizo a un canal en el estado de Florida en Estados Unidos.

En 2008, el Grupo Valórem tomó el control de Cine Colombia a través de Caracol Televisión y Movie Investment Company, y aumentó la participación en el sector logístico al adquirir a Almacenar.

Al cierre de la primera década del siglo XXI Valórem cuenta con un portafolio de inversiones enfocado en los sectores de logística y transporte, medios, entretenimiento, reforestación, petroquímico e inmobiliaria. Fue capitalizada por sus accionistas en dos ocasiones en el transcurso de los años 2002 a 2004, lo que unido a los recursos obtenidos en las desinversiones del portafolio le permitió hacer frente a las épocas de crisis, cancelar sus obligaciones y atender los requerimientos de capital que demandaron las sociedades del portafolio. No hay duda, el horizonte cambió del día a la noche para este grupo; ahora tiene muy claro en qué cancha quiere jugar y que lo quiere hacer de titular. La jugada maestra de la década fue el intercambio de acciones de Bavaria por unas de SABMiller, lo que le permitió a la familia Santo Domingo pasar a las grandes ligas del mundo cervecero.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.