Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2004/11/21 00:00

La viuda de Rodríguez Gacha

La mamá de Gladys Álvarez actuó de celestina entre ella y 'El Mexicano'.

Gladys Álvarez Pimentel pasó dos años en la cárcel El Buen Pastor por testaferrato.

Gladys Álvarez Pimentel también era una niña cuando conoció a Gonzalo Rodríguez Gacha, otro de los grandes capos del cartel de Medellín. De esta manera su vida tiene muchas similitudes con la de la viuda del compañero de batalla de su esposo conocido como 'El Mexicano'. A los 14 años su vida cambió para siempre. Se dice que su madre era una especie de celestina en Bucaramanga que conocía a muchos hombres poderosos. Así fue como su hija conoció a Rodríguez Gacha, que le llevaba unos 15 años y quien vivía en Pacho, Cundinamarca, desde donde operaba en la mafia. Él había empezado como peón de Gilberto Molina, hombre fuerte de la zona esmeraldífera de Boyacá, pero al poco tiempo descubrió que había un negocio más rentable. Según los archivos oficiales, sus vínculos con el narcotráfico se remontan a 1976.

Gladys se enamoró de este hombre tiempo después, pero según algunas fuentes, en un principio ella no fue consciente de las actividades de Rodríguez Gacha. Cuentan que ella suele recordar que su esposo le peleaba hasta por la plata para el mercado, y que cuando Rodríguez murió en 1989 ella no conocía la magnitud de su riqueza porque la sacaron de la cocina a manejar un emporio financiero que heredó. La fortuna de su esposo llegó a calcularse en más de 1.000 millones de dólares.

El capo la había mantenido alejada de sus negocios y la protegía con su vida. Algunas anécdotas relatan que como vivía rodeada de hombres, 'El Mexicano' hacía que todos los hombres se dieran la vuelta cuando su mujer se iba a bañar en la piscina, porque nadie podía mirarla. Dicen además que en los momentos en que él se sentía acosado por la persecución solía recostarse en su regazo como un niño chiquito que buscaba ser protegido por su mamá.

Gladys conoció de cerca el amor de un hombre con quien tuvo tres hijos, el mismo a quien se le atribuyen las muertes de los líderes de la UP, de jueces y esmeralderos y quien, junto con Escobar, lideró la etapa más cruenta con carros bomba en la lucha contra el Estado.

Luego de que Rodríguez Gacha fue baleado cerca de Tolú desde un helicóptero empezó el momento más duro de su vida. Se dice que ella propuso entregarle al Estado 300.000 millones de pesos en bienes, pero que nunca hubo negociación. Fue condenada a seis años de prisión por testaferrato, por unas sociedades que estaban a su nombre, pero sólo estuvo dos años recluida en El Buen Pastor. Años más tarde Gladys rehizo su vida. Se casó con un abogado de la familia con el que tiene dos hijos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.