Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/17/1993 12:00:00 AM

LAS MUJERES, EL PAIS Y EL MUNDO

Puntadas al filturo
EN EL PARAGUAS, EN EL FORRO DE LA CHAqueta de cuero, en la poltrona preferida para la lectura y en la cara interior de los zapatos más cómodos está presente un solo material: la tela. Quien logra fabricarla en esas variedades, y con calidad, indirectamente se asegura un puesto importante en la cotidianidad de todos.
Y cuando se mira hacia atras y se comprueba que ese lugar se ha alcanzado con medio siglo de trabajo no pueden faltar las celebraciones. Telas Lafayette así lo entiende. Por eso, en 1993 decidió hacer público su cumpleaños por todo lo alto.
Organizó un desfile con nueve de los mejores diseñadores colombianos, lo presentó dos veces en Bogotá y lo llevó también a Medellín, Caii, Barranquilla, Bucaramanga y Pereira. Allí estuvieron sus 8000 clientes activos y los medios de comunicación Ofreció también, dentro del mismo evento, un corto audiovisual sobre su evolución en cada década. La imagen más impactante fue, sin duda, la primera: el frente de aquella pequeña casa de dos plantas y arrendada, en el barrio Samper Mendoza, donde a finales de 1942 se iniciara esta historia.
Por ese entonces eran 30 los empleados que producían telas populares para vestir a los habitontes de una ciudad hay que decirlo todavía rural y aislada .
Pero los años fueron pasando ... La cara de la capital se transformó. Se construyeron y remodelaron una amplia serie de sitios públicos de encuentro. Llegó la televisión y con ella, dulces, débiles y glamorosas modelos femeninas a imitar. A finales de los 50, las siempre impredecibles mujeres cambiaban de gusto más rapido que nunca y empezaban a exigir confecciones por tanto, telas distintas. Sin embargo, lo que la industria textil tenía para ofrecerles eran fibras muy comunes, muy simples, muy rústicas. Alguien debía dar el salto.
Nuevo rumbo
Telas Lafayette, como algunas otras firmas, decidió entonces dejar de trabajar para la gran masa y elegir un segmento del mercado: el que adquiere telas de alta calidad. Es probable que los directivos de la empresa no alcanzaran a visualizar el éxito que representó su elección. Como también cabe la posibilidad de que al comprar la primera máquina estampadora, por la misma época, no advirtieran que a los ojos del sector textil en general ese sería su más reconocido campo de trabajo, años más tarde.
Hoy, cuando los textileros hablan de estampación, hablan necesariamente de Lafayette. De Japón, Suiza y Alemania se importa la maquinaria ideal en este ramo. Los diseños se hacen por computador y la grabación de los rodillos, por láser. Así se gana en tiempo y exactitud. Además, hay control de calidad en cuatro puntos del proceso: hilaza cruda, hilaza terminada, tela cruda y tela terminada.
Actualmente, esta industria -que cuenta con 1.100 empleado se labora sus propios hilados, teje las telas, las tiñe, Ias estampa, las termina (grabando al calor para dar textura, por ejemplo) y las comercializa en toda Colombia y también en el exterior.
El paso definitivo en el campo del autoabastecimiento de materias primas lo dio en 1979 cuando creó la filial Zylette, una fabrica de filamentos de poliéster que desde entonces funciona en la Avenida Boyacá, a la altura de la calle 12 norte. Aproximadamente en 1984 fue trasladado al mismo terreno todo el proceso de tejido. Y, desde el año pasado, Telas Lafayette dejó el tradicional Centro Nariño y opera allí por completo .

Bases del mañana
Ni punto de comparación con la vieja casa del tradicional Samper Mendoza. Ahora son 50.000 metros cuadrados, donde no sólo se producen las telas que luego se convierten en las blusas de las azafatas de Avianca o las que terminan como sudaderas de la Selección Colombia.
Además de la línea que va hacia el sector textil, la que todos llaman Moda Lafayette, hay dos más: la industrial y la decorativa. La más joven es esta última, con telas para muebles, tapicería y cortinería. Nació hace dos años a raíz de su buen comportamiento en ventas mientras funcionó dentro de la industrial y ofrece constantes innovaciones al mercado. ¿Un ejemplo? La tela lanzada en noviembre del año pasado: glazel. De tejido plano, brillante y repelente.
Sin lugar a dudas, la creación de nuevas bases y de nuevos diseños es una de las labores más importantes en esta empresa. De otro modo no se explicaría que el presidente de la Junta Directiva sea a la vez quien dirija el Departamento de Desarrollo y que el gerente General dirija el Departamento de Creación y Moda.
Verdadero furor ha causado en el mercado colombiano de la confección la Cerrutina y este año serán puestas a consideración de todos otras dos innovaciones con la misma hilaza: microfibra, fabricada con los filamentos de poliéster más delgados que existen. Lo que, desde luego, no aumenta el peso del producto final pero sí le otorga mayor duración y flexibilidad.
En la línea industrial, se prepara el lanzamiento de un impermeable mucho más resistente que cualquiera de los que hoy existen en Colombia. Su nombre y posible aplicación son, por ahora, parte del misterio.

Sin fronteras
Cinco oficinas regionales en todo el país, dos puntos de fábrica para ofertas y saldos en Bogotá, 75 vendedores y un director comercial en cada línea: los ingredientes de la red de comercialización de esta firma, que en 1986 decidió convertirse en su propia agencia, eliminar un intermediario y ofrecer, además de calidad en el producto, calidad en el servicio al cliente.
Con la misma tarea en mente, a partir del 92 dicta talleres seminarios para confeccionistas cada año en distintas ciudades del país. En la primera oportunidad asistieron un promedio de 30 personas a los 13 cursos dictados. Ellas compartieron impresiones sobre las actuales tendencias de la moda en el mundo y aprendieron algo de mercadeo.
" El compromiso con la calidad y el desarrollo de nuevas bases, sumados a las exportaciones, son la mejor forma de afrontar la apertura ", dice uno de los gerentes. Y para comprobar sus palabras nada más conveniente que visitar a Madrid o a Barcelona y dirigirse a uno de los más tradicionales almacenes de ropa masculina: El corte inglés. Muchas de las camisas y los forros de los vestidos que allí se venden están fabricados con Telas Lafayette.
En Europa, también se distribuyen en Bélgica y Alemania. Mientras que, de este lado del océano, los mercados más fuertes fuera del país están en Venezuela, con oficina propia, en Ecuador, donde el fuerte son las telas industriales, en Chile y en México.
A la vida hogareña, al mundo industrial, a la alta moda y a las costumbres de 28 países, incluyendo a Colombia, está ingresando esta firma. Si continúa creciendo al ritmo actual, ni para qué imaginar la celebración del centenario.-
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.