Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1993/05/17 00:00

LAS MUJERES EL PAIS Y EL MUNDO

LAS MUJERES EL PAIS Y EL MUNDO

¿Sólo unos kilos de más?
SE RECHAZA EN LA INTRODUCCION O SE LEE hasta el final en la primera oportunidad. Fue escrito para las mujeres que han hecho dieta desde que tienen conciencia, para las que engordan y adelgazan aceleradamente, para las obsesionadas con la alimentación integral, y entre las más delgadas, para quienes deciden, ante todos los compromisos importantes, que deben bajar uno o dos kilos más.
Sin embargo, no es un programa de alimentación y ejercicios ilustrado a todo color. Tampoco el conocido diario:
"aprenda de mi experiencia". La historia de Geneen Roth, su autora, como la de muchas otras mujeres sirve sólo de ejemplo para apoyar la tesis central.
"Cuando la comida sustituye al amor" pretende probar que los desórdenes en la alimentación y la permanente preocupación por la talla no son malas costumbres y punto. Detrás del interminable drama de la báscula, el metro, y el apio hay un miedo superior al de los kilos: el temor a la intimidad.
En términos muy generales eso podría ser entendido como desprecio al cuerpo o vergúenza, pero la palabra "intimidad", significa aquí aún más. "La intimidad no es algo que suceda -explica Geneen Roth-. Es una manera de estar vivos. La intimidad consiste en optar por estar conectados con nuestra verdad más profunda".
Un paso más adelante, la autora asegura que quienes no recibieron cuando eran pequeñas el amor necesario para aceptarse totalmente a sí mismas, tienen una mayor inclinación a desarrollar relaciones anormales con la comida.
" Todas estas anomalías tienen que ver con el tipo y la cantidad de amor que hubo o nos faltó cuando niños. Si no nos han re conocido por completo, una pieza no ha quedado bien acomodada en nuestro interior. Pero nos las arreglamos para adaptarnos: rebajamos las expectativas, dejamos de pedir lo que necesitamos, de mostrar donde nos duele o de decir que nos hace falta consuelo. Dejamos de esperar que nos reconozcan y empezamos a aislarnos para procurarnos placer".
La mayoría de los regímenes alimenticios para rebajar de peso, por ejemplo, atacan el síntoma y no la raíz de la enfermedad. De ahí que Estados Unidos gasta 33.000 millones de dólares anuales en dietas y tiene a 25 por ciento de sus habitantes hombres y el 50 por ciento de las mujeres en constante tratamiento. Las estadísticas están en el libro. Las de Colombia son desconocidas. Pero es bien probable que aquí, como allá, la tragedia que para algunas representa engordar o adelgazar tenga razones más profundas.

Como en casa
Geneen Roth ha publicado tres libros más sobre este te ma y dirige seminarios de autoayuda en desequilibrios ali menticios desde 1979. Dos de cada cuatro mujeres que asis ten a stSs cursos han sido objeto de maltrato, por lo menos e mocional, durante la niñez. Más de la mitad son hijas de parejas donde uno de los padres tenía problemas de alcohol o drogas y cuando estan casadas, sus matrimonios suelen tener dificultades.
El sufrimiento es también un lenguaje. Esa forma de comunicarse que se crea en un hogar a punto de desmoronarse en pleno desmoronamiento, lleno de depresión, agresividad o fría indiferencia, a fuerza de costumbre, no es fácil de abandonar. Aprender que todo puede estar bien, ser positivo y hasta simple es para estas personas adquirir otro idioma. Lo explica ampliamente la autora.
,,Lo más fámiliar anota en el tercer capítulo y portanto, lomáscómodopa ra nosotros es la incomodi dad. No conf amos en las co sas que se obtienen con facili dad y sin tropiezos. Sin tea tro, tenemos la sensación de que nos perdemos lo más e sencial de estar vivos. Y en nuestro caso concreto es asf.
Nos perdemos el drama que en nuestra familia era sinóni mo de vida ,,.
Estar constantemen te empezando y terminan do dieta o preocuparse por Sp salud física hasta el pun to de convertirse en "fa quirvegetariano,, son cuadros que presentan la suficiente intensidad emo cional para mantener a una persona educada den tro de un ambiente conflic tivo en su medio. Para ella, desilusión, sentido de pér dida y renuncia son senti mientos familiares.
Y ya que la intimidad compartida el amor ade más de compañerismo y a fecto, implica vulnerabili dad, es decir, la posibilidad de que el otro conozca tam bién lo malo y cada quien deba aceptarse como un ser imnerfeSn. en nlnllnS aspectos mediocre y a veces hasta cursi, es mejor la seguridad que of rece permanecer aislado o en frecuentes problemas.
El libro que en inglés hene un nombre mas contunden te: ,,When food is love ,, sostiene que a muchas mujeres no se les valoró por su dignidad de seres humanos cuando eran ni ñas. Así de simple y demoledor. La pequeña recibía elogios si lavaba platos o era excelente estudiante. Tareas ,,adultas,,.
Pero en las reuniones familiares sus opiniones no contaban y si repeh'a demasiado que necesitaba esto o lo otro, era censu rada por egoísta. Equivocamente aprendió que amar es, fun damentalmente, renunciar. Que jamas hay que ,,bajar la guardia,, porque ella debe ser perfecta, o casi perfecta para ser aceptada y que hay que pensar primero en los otros.
Hoy se siente sola y trata de procurarse placer por sus propioS medios. Lo hace comiendo (u obsesionada por con servar la línea). La alimentación se convierte en el único es pacio donde no tiene que rendir cuentas a nadie. En todo lo demás, con ella se puede contar... aunque parte fundamen tal de su intimidad esté destrozada.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.