Jueves, 30 de octubre de 2014

| 1988/09/26 00:00

LEASING

LEASING

LEASIG: LA OPCION
Tal vez por el hecho de constituir una modalidad del sector financiero relativamente joven en Colombia, el leasing no ha calado suficientemente en las consideraciones de los empresarios e industriales. Es más, posiblemente aún no exista una conciencia clara en el medio acerca de lo que realmente es el leasing.
De manera que, con la intención de obtener un punto de partida claro, conviene analizar las diferentes definiciones -algunas académicas, otras coloquiales- que se han producido alrededor de este término. Podria decirse, pues, que el leasing es "una fórmula de financiación que permite al empresario utilizar los bienes de capital productivos que requiere, mediante el pago de un alquiler con la posibilidad de adquirir su propiedad por un precio establecido de antemano". En términos más digeribles, se ha dicho que el leasing es, simplemente, un arrendamiento financiero, o incluso que consiste en una manera sofisticada de "tomar al fiado" determinados equipos.
Lo cierto es que al leasing posiblemente se le haya dado un poco más de la complejidad que realmente tiene. Basta con entender que el propio arrendamiento de autos ya entra a formar parte de las modalidades del leasing, para comprender que el asunto no es tan dificil. Sólo que, en la mayoría de los casos, el leasing se mueve en términos de tiempo bastante amplios. Ahi, precisamente, radica una de sus claves: en la amplitud de los plazos. De esta manera, las entidades que arriendan, por ejemplo, un equipo agroindustrial mediante este sistema, suelen otorgar plazos que con bastante frecuencia igualan el periodo útil del bien prestado.
Así, el usuario que se acoge al leasing tiene la oportunidad de tomar un equipo en arriendo y pagar sus cuotas respectivas con lo que ese mismo equipo va produciendo. Se trata, pues, de una opción bastante llamativa para aquellas personas que no han podido concretar un determinado negocio por no tener la financiación suficiente.
Sin embargo, no hay que pensar que sólo las pequeñas empresas se acogen a esta opción. Muchas industrias de enormes dimensiones han encontrado en el leasing la oportunidad ideal para renovar o incrementar su maquinaria, sin que se produzca una descapitalización en la empresa. Hay que recordar, por ejemplo, que los directivos de El Cerrejón -Zona Norte contrataron con una entidad colombiana dedicada al leasing el arrendamiento de equipos, vehículos y maquinaria pesada para su trabajo en la mina de carbón a tajo abierto más grande del mundo.
Ahora bien, aunque el leasing se inició hace casi 70 años en los Estados Unidos, y aunque todos los países desarrollados han comprobado el éxito y las ventajas de esta modalidad financiera, los expertos aseguran que para países como Colombia el leasing constituye una excelente alternativa, pues se convierte en un decisivo impulsor del desarrollo, sin que los usuarios deban comprometer grandes capitales que pueden destinarse a la atención de otros frentes de importancia vital.
Hay, no obstante, un "pero" que algunos encuentran en el leasing a primera vista: su costo.
Al respecto, directores de entidades dedicadas al leasing en Colombia coinciden en afirmar que "en la actualidad se podría decir que el mito del costo del leasing está empezando a disminuir dentro del mercado racional de usuarios de crédito. Diferentes técnicas financieras han demostrado la bondad del sistema: entre ellas, los análisis del valor presente neto y la tasa interna de retomo de los flujos de pagos y descuentos de un contrato", e insisten en que "factores como la posibilidad de adquirir con facilidad y rápidez un equipo para su explotación inmediata garantizan minimizar el costo de oportunidad, implicito en los días que pueda transcurrir cesante un proyecto por causa de una demora en la aprobación de las líneas de crédito, situación muy usual en nuestro medio". Para corroborar lo anterior basta una reflexión: no es tan fácil encontrar en la banca tradicional la financiación en dólares de una carta de crédito a un plazo superior de 180 días; de manera que cuando llega el momento de desembolsar la carta de crédito, posiblemente apenas el equipo está terminando los trámites de ingreso al país y, obviamente, aún no ha logrado producir. Por estas razones puede hablarse del leasing como una opción que bien vale la pena considerar.

CLASES DE LEASING
Entre las diversas clasificaciones que se han realizado en los países desarrollados sobre el tema del leasing, hay una, muy sencilla, que posiblemente sea la que mejor se adapta al medio colombiano: aquella que sitúa a la cabeza dos líneas básicas, el leasing operativo y el financiero.
La diferencia básica es que en el operativo no existe la opción de compra, ya que es utilizado fundamentalmente por empresas industriales o comerciales que son las mismas fabricantes, o al menos distribuidoras de los productos que se están arrendando. Este hecho ocasiona otras diferencias secundarias, como la posibilidad de revocar el contrato por parte del arrendatario, la facilidad de establecer plazos más cortos que los normales, y el hecho de que por lo general la conservación, el mantenimiento, los seguros y los riesgos técnicos del equipo corran por cuenta del arrendador, y no del arrendatario, como ocurre en la mayoría de los casos. No obstante, es imprescindible evitar cualquier tipo de generalización en cuanto a las normas expresadas, por cuanto en el medio colombiano se han diseñado estipulaciones específicas que en algunas ocasiones superan la barrera de las clasificaciones. Un ejemplo claro de la modalidad operativa puede ser el tan común arrendamiento de fotocopiadoras.
Por su parte, el leasing financiero -que de hecho constituye la modalidad más representativa del sistema- podría definirse como "el arrendamiento por parte de una empresa de un bien previamente seleccionado por la arrendataria durante un plazo estipulado (generalmente largo plazo), con un canon convenido y al final del cual la parte que ha tomado en arriendo tiene la opción de adquirir el equipo por un valor residual prestablecido, de prorrogar el contrato o de devolverlo a la compañía de leasing".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×