Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/18/2011 12:00:00 AM

Lo hermoso de lo cotidiano

La Agencia Pinocho busca hacer un nuevo periodismo y entretener a sus lectores. Su filosofía: la vida no solo se compone de grandes acontecimientos.

Agencia Pinocho, el diario de lo que no es noticia, es un medio digital que usa el lenguaje periodístico para contar hechos cotidianos que nunca serían titular de un medio de comunicación tradicional. Con esta iniciativa, que nació en febrero de 2009, Juan Miguel Villegas, periodista de la Universidad de Antioquia, asumió el propósito múltiple de darles una lupa a los lectores para que encontraran las pequeñas historias y aprendieran a disfrutarlas, mostrar que el periodismo puede ser divertido y "contribuir con la salud mental de los colombianos".

Villegas cree que la actitud de experimentación hace falta entre los jóvenes. "El mundo es como uno lo piensa", asegura. Además, el periodista y su equipo están seguros de que cuando las personas se informan solo de los hechos trascendentales y de actualidad tienden a vivir con angustia. "Esto nos reconcilia con la profesión y le da al lector un periódico de juguete con el que puede distraerse y entender que la vida no se trata solo de grandes acontecimientos y que hay un montón de historiecitas simples que la enriquecen".

A Juan Miguel lo impulsó un cuestionamiento hacia el periodismo. Cuenta que pasó por varios medios, pero que siempre le faltaba el componente estético a su oficio. En esa búsqueda se topó con una idea que lo entretendría por un tiempo.

Creó un grupo en Facebook: 'Pinocho es un reportero: periodismo fantástico', en el que publicaba noticias inventadas. Pero el resultado no convenció al periodista. En lugar de ser un espacio para historias bonitas y llenas de fantasía, se convirtió en el muro de sátiras políticas y textos extensos. En una nueva búsqueda tuvo un golpe de conciencia, como lo llama él. Si inventar noticias era seguirles el juego sensacionalista a los medios, darles protagonismo a hechos que pasan inadvertidos era su opción.

Fue así como nació A-Pin. Por fin Juan Miguel Villegas encontró algo que le despertaba emoción: contar hechos cotidianos dueños de titulares como 'Se esconden en balcón para fumar'.

La idea fue bien recibida y a los pocos días se le sumó David Guzmán, amigo suyo desde el colegio y comunicador de la Universidad Pontificia Bolivariana. Entre los dos crearon el manual de estilo y le dieron rienda suelta al nuevo medio, al que después llegó Gloria Cecilia Estrada. Los tres escriben las historias principales y editan las que envían sus lectores. Hasta hoy se han publicado unas 150 colaboraciones.

Para el director de A-Pin, las nuevas generaciones deben imprimirles creatividad a sus trabajos. "Nunca se puede decir con resignación que las cosas están quietas. Si se es creativo, observador y autocrítico, se puede crear algo con impacto. Si uno se mueve, los proyectos se mueven".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.