Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/24/1997 12:00:00 AM

LOS ENANITOS VERDES

EL DOLAR SE HA CONVERTIDO EN SINONIMO DE ENCARTE. PERO ANTE LA POSIBILIDAD DE SANCIONES ECONOMICAS SU POPULARIDAD PUEDE DISPARARSE.

Si Federico García Lorca viviera no sería un buen consejero de inversión en Colombia. Al menos no si se aferrara al verso que dice "verde que te quiero verde", porque si hay algo claro por estos días en el país es que casi nadie está queriendo los verdes. Y es que, con una devaluación prácticamente nula el año pasado, ninguna inversión en dólares habría resultado atractiva para un capitalista nacional. Ni siquiera una inversión en los fondos mutuos más agresivos de Estados Unidos, que llegaron a rendir más de 20 por ciento el año anterior, podría haber igualado el rendimiento de un simple CDT en el país.Esta situación no sorprende a nadie, pues la revaluación del peso estaba cantada. Al fin y al cabo no se podía esperar otra cosa de una economía que está entrando en una bonanza petrolera, con altos niveles de tasas de interés y con elevados índices de inversión extranjera. En ese contexto, cualquiera diría que no vale la pena dedicarle mucho análisis a una opción de ahorro en dólares y que lo que más conviene es desecharla de entrada. Sin embargo, como sucede con tantas otras cosas en medio de la incertidumbre que inunda la economía nacional, más vale mirar dos veces el futuro del dólar antes de decidir sobre él.De hecho, la emergencia económica que tiene sumido al país en la incertidumbre fue declarada como un mecanismo para detener la revaluación real del peso, además de tratar de limitar la dimensión del descuadre de las finanzas públicas. No en vano la principal medida adoptada en el reciente paquete consiste en un impuesto al endeudamiento externo, que busca precisamente limitar la entrada de dólares al país, y con ella las presiones revaluacionistas.Sin embargo, mientras el gobierno es optimista acerca del efecto de la medida sobre el precio del dólar, muchos analistas opinan que en el mediano plazo su efecto será totalmente contrario al que se busca. El argumento en este caso consiste en que la medida que restringe el endeudamiento a la vez desestimula las importaciones, lo que a la larga redundaría en una menor demanda por divisas, reduciendo así su precio. En este orden de ideas, para atenuar la oferta de divisas habría sido mucho más sensato reducir las tasas de interés domésticas. De hecho, buena parte de los capitales externos que han inundado la economía últimamente ha sido atraída porque es más barato endeudarse afuera que en el país.Pero, inclusive, si la emergencia económica falla en su propósito de aumentar el ritmo de devaluación, hay una razón de peso para no descartar una inversión en dólares: la posibilidad de que el gobierno de Estados Unidos vuelva a descertificar a Colombia en el frente de la lucha antinarcóticos y que imponga sanciones comerciales o financieras al país. En ese caso la tendencia de la tasa de cambio se revertiría por completo, pues los índices de confianza en el país se irían al suelo y la fuga de capitales no se haría esperar.Más allá de las posibles oscilaciones cambiarias de los próximos meses, varios expertos opinan que las inversiones en el exterior son una excelente opción para el largo plazo por las ventajas que ofrece el mercado financiero internacional en términos de seguridad, variedad de opciones y rentabilidad. Y para fortuna de aquella inmensa mayoría de ahorradores colombianos a los que les asusta pensar en el exterior, algunos bancos que operan en el país ya están ofreciendo fondos de inversión en moneda extranjera. Así las cosas hasta García Lorca, si viviera, podría invertir en moneda extranjera desde Colombia sin tener que ensuciarse las manos con el vil metal.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.