Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/2/1990 12:00:00 AM

LOS FAVORITOS

Los grandes de siempre son también los opcionados para Italia 90. Estas son sus hojas de vida

ARGENTINA
El equipo gaucho llega a Italia dispuesto a repetir la hazaña de hace cuatro años en México: conquistar el título mundial. Pero al igual que en el mundial pasado, cuando la prensa y los aficionados de su país no daban un peso por su selección, los argentinos arribaron a Italia con más problemas que soluciones. Pero con una ventaja sobre las demás selecciones participantes: en sus filas está el astro Diego Armando Maradona. Genio y figura. Capaz de romper todos los vaticinios que hay en contra del equipo de Carlos Salvador Bilardo y colocarlo entre uno de los grandes favoritos al título.
Campeón mundial en dos oportunidades (1978-1986), subcampeón en 1930 y con un total de nueve participaciones, la Selección Argentina inaugurará el campeonato de Italia el próximo 8 de junio cuando enfrente, en el estadio de Milán, al exótico representante de Camerun.
En su cuartel, localizado en las afueras de Milán, el médico Carlos Salvador Bilardo hace los últimos ajustes a un equipo conformado por veteranos futbolistas que han participado en grandes batallas, aunque muchos de ellos ya acusan la fatiga de esas guerras sin cuartel. Otros, los más nuevos en la escuadra, parecen no estar listos para a frontar el gran reto. El punto más débil de la selección argentina es la de gol.En los últimos diez partidos de preparación sólo ha vulnerado el arco contrario en una oportunidad. Y en esa carrera desbocada para poner a punto la selección, Bilardo afronta la lesión de por lo menos seis de sus once titulares. A ello se suma el bajo rendimiento de jugadores como Sergio Batista, Giusti y Burruchaga, que hacen parte de la columna vertebral del equipo.
Sin embargo, a pesar de tantos problemas, la selección argentina debe estar entre la baraja de las favoritas. Junto con Brasil, es el país latinoamericano con mayor tradición futbolística en el continente. Además, Carlos Salvador Bilardo es un técnico especialista en este tipo de torneos.

ITALIA
Anfitrión y campeón en 1982, el equipo italiano está de primero en los pronósticos. Ganó también el título mundial en 1934 y 1938. Este año completará su duodécima presentación en copas del mundo, siendo así el segundo país con mayor número de participaciones, detrás de Brasil. También, junto con el "scratch" brasileño ha sido el único en alcanzar el tricampeonato.
Siempre se ha conocido a Italia por su innovación de los esquemas tácticos, especialmente en el aspecto defensivo. El famoso candado, que hizo carrera en los años cincuenta, provino del fútbol italiano. En la actualidad, la liga profesional italiana es la más cara y la más vistosa del mundo y en ella participan las principales estrellas del fútbol mundial encabezados por Maradona y Van Basten. La selección que afrontará el mundial es, a primera vista, una de las mas sólidas de la Copa Mundo. Cuenta con el líbero Franco Baresi, un jugador de extraordinario rendimiento y peligroso al lanzarse al ataque.El atacante Roberto Baggio, que acaba de ser vendido por 20 millones de dólares en la transacción más cara en la historia del fútbol mundial, acompañará en la línea delantera a Andrea Carnevali, el socio de Maradona en El Nápoles. El equipo italiano no es un conjunto que presente un juego vistoso, pero sí es bastante efectivo.
Los italianos deberán refrendar la fama que han alcanzado a nivel de clubes, ya que en la presente temporada ganaron todas las copas de equipos que se Jugaron en Europa. Y también, mostrar que su fútbol se ha renovado luego del retiro de hombres como Paolo Rossi, Roberto Bettega, Claudio Gentile y Dino Zoff. En realidad, el promedio de edad de la escuadra es de 25 años -con excepción de los arqueros, que ya pasaron por los 30 -, pero todos sus integrantes han acumulado una importante experiencia a nivel internacional, suficiente carta de presentación para que los especialistas les den la primera opción al título mundial.

BRASIL
Es la única selección que ha participado en todas las ediciones de la Copa del Mundo. Campeones en 1958, 1962 y 1970. Subcampeones en el 50, cuando cayó derrotado en su propio país frente a Uruguay y dio origen a la leyenda del famoso "maracanazo". Terceros en 1938 y 1978, y cuartos en 1974.
La selección de la tierra de la zamba y las garotas, es la pasión de un pueblo que nunca olvidará aquel equipo de 1970 donde todos sus jugadores eran estrellas guiadas de la mano del "rey Pelé". Desde entonces, como una maldición eterna, Brasil no ha podido brillar con luz propia. Para el mundial de España y de México conformó una selección con jugadores de la talla de Zico, Falcao y Sócrates, pero que no les alcanzó la gasolina para llegar a la final.
Ahora, para el Mundial de Italia, han conformado una selección que practica un juego más esquemático que vistoso pero con muy buenos resultados. Sin embargo, la prensa deportiva brasileña, tan apasionada como los mismos hinchas, no cree en esos esquemas. Pero el técnico Lazaroni ha mantenido la nave a flote y se apresta a enfrentar un mundial donde son los grandes favoritos de la prensa europea para reconquistar el título mundial. En este nuevo proceso del fútbol brasileño en lo que más ha trabajado su técnico es en la parte defensiva, otrora la línea mas débil y vulnerable. Por primera vez, cuenta con un arquero firme y de buenos reflejos que brinda seguridad. Sus dos laterales son rápidos, de muy buena proyección a la ofensiva. Pero quizá la única fisura está en los dos marcadores centrales que son muy lentos. En el medio, no están las figuras de otros a nos, pero hay jugadores con mayor versatilidad que defienden y atacan en bloque. Y adelante está la sensación del fútbol exquisito, de la gambeta y de la genialidad. Careca y Romario conforman el binomio de oro con el cual Brasil aspira a convertir muchos goles. Son dos jugadores goleadores que en cualquier momento desequilibran y pueden llevar a su selección a la final en Italia.

ALEMANIA
Es el símbolo de la fuerza, de lo mecánico del jugador que nunca da por perdido un balón. Que lucha de principio a fin y que en la cancha utililiza un fútbol práctico pero que carece de la picardía y malicia de los futbolistas suramericanos. Esa es la Selección de Alemania. El segundo mejor equipo de la historia de los mundiales. Campeones en 1954 y 1974. Subcampeones en el 66, 82 y 86. Terceros en el 34 y 70. Y cuartos en 1958. Frente a esa máquina de buen fútbol está el "kaiser" Beckenbauer, en sus tiempos el mejor líbero del mundo, el hombre del juego limpio, elegante. El tendrá la responsabilidad de llevar a la selección germana a la gran final y tiene con qué y cómo lograrlo. Por eso también hace parte de la baraja de los candidatos opcionados al título mundial y en su camino hacia la consagración, enfrentará al seleccionado de Colombia en la sede de Bolonia.
En ese camino por recorrer, Beckenbauer afronta algunos problemas en su línea defensiva. Lenta cuando enfrenta a rivales con jugadores rápidos, de buen quiebre. Ahí la Selección Alemana desnuda una línea defensiva que recurre a la fuerza, al pelotazo.
Pero si atrás se presentan algunas fisuras, adelante el equipo germano es una tromba. En el medio campo estará Thomas Hassler, convertido en la superestrella. El Juventus de Turín, acaba de desembolsar diez millones de dólares por sus servicios. Es un jugador de corte suramericano, pero con la fortaleza de los alemanes, que le dio la clasificación a Alemania al marcar el gol de la victoria frente a Gales. Es una de las estrellas que brillará en Italia. Estará acompañado del eterno Lothar Matthaeus un goleador por excelencia y un guerrero de mil batallas. Y adelante estará Juergen Klinsmann quien milita en el fútbol italiano y uno de los principales goleadores. De los 22 jugadores que convocó el "kaiser" para el mundial de Italia, siete tienen a su espalda un mundial y dos- Pierre Littbarski y Matthaeusse- se aprestan a participar en su tercera copa mundialista.
HOLANDA
En el campeonato mundial de 1974 se le conoció como la " naranja mecánica". El equipo que impuso el fútbol total: donde todos atacaban y todos se defendían. Era la selección de Johan Cruyf, balón de oro como el mejor jugador de Europa en 1971, 73 y 74. Pero Holanda, por esas cosas del destino, no pudo rematar con broche de oro su brillante participación en Alemania ni cuatro años después en Argentina. En ambas oportunidades fue subcampeona.
Los años dorados de la "naranja mecánica" se opacaron a partir de Argentina. No clasificó para los mundiales de España, ni de México. Sus principales figuras, encabezadas por Cruyf, colgaron los guayos.
Pero llega 1988, y soplan mejores vientos por los lados de la Selección de Holanda. Comienza su preparación para la Eurocopa de Naciones -un mundialito europeo- y allí se corona campeona. Todos vuelven a recordar los viejos tiempos. Pero el presente y el futuro tienen nombre propio: Rudd Gullit, Marco Van Basten y Rijkarrd. Tres ases de oro y piezas fundamentales en el engranaje del Milán de Italia, considerado hoy el mejor equipo de clubes del mundo.
Sin embargo, no todo es color de rosa en el equipo naranja. La lesión de su máxima estrella Rudd Gullit, quien no jugó durante un año, es uno de los principales dolores de cabeza que enfrenta el cuerpo técnico. Todavía, a sólo una semana de iniciarse el campeonato en Italia, no se sabe si Gullit estará en condiciones físicas para tomar las riendas del equipo y conducirlo hacia el título.
Pero con Gullit o sin él, Holanda tiene suficientes méritos para estar dentro de los equipos favoritos al título mundial. Van Basten y Rijkaard, son dos jugadores de gran jerarquía. El primero, goleador por excelencia y considerado el posible sucesor de Maradona. El segundo, menos promocionado, es una hormiga del medio campo, que empuja a sus compañeros y le da personalidad al equipo. A ellos hay que agregar a Ronald Koeman y Gerard Vanenbur, jugadores capaces de cambiar un partido con una sola jugada.
A pesar de que la "naranja mecánica" tiene en su filas jugadores mentalmente preparados para llegar a la final del campeonato mundial en Italia, los analistas creen que si Gullit no está en las condiciones físicas, tan necesarias en este tipo de confrontaciones, a la selección de Holanda le faltará ese algo, que la lleve al título mundial. Muchos consideran que Gullit es tan importante para los holandeses como lo es Maradona para la Argentina. El problema es que, a diferencia del argentino, el "tulipán negro" no está en su mejor momento y es poco probable que alcance su mejor forma para el próximo 8 de junio, cuando comience la fiesta máxima del fútbol mundial.

CADA VEZ MENOS GOLES
A pesar de que a partir del Mundial España-82 el número de equipos participantes se amplió a 24 -hasta Argentina-78 sólo eran 16-el promedio de goles por Copa Mundo ha ido descendiendo con el paso de los años.Cada vez es más difícil anotar por los rígidos esquemas que imperan en los campos.Esta es la estadística de anotaciones en los mundiales:

AÑO SEDE GOLES No.PARTIDOS PROMEDIO
1930 Uruguay 70 18 3.88
1934 Italia 70 17 4.11
1938 Francia 84 18 4.66
1950 Brasil 88 22 4.00
1954 Suiza 140 26 5.38
1958 Suecia 126 35 3.60
1962 Chile 89 32 2.78
1966 Inglaterra 89 32 2.78
1970 México 95 32 2.96
1974 Alemania 97 38 2.55
1978 Argentina 102 38 2.68
1982 España 146 52 2.80
1986 México 132 104 1.27
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.