Sábado, 25 de febrero de 2017

| 1997/06/23 00:00

LOS NARCODIALOGOS DEL GOBIERNO BARCO

LOS NARCODIALOGOS DEL GOBIERNO BARCO

Diálogo fue una palabra que se inventó Pablo Escobar para no ser extraditado. El jefe del cartel de Medellín le había declarado la guerra al Estado con el propósito de negociar un cese al fuego a su favor. Uno de estos intentos de diálogo se convirtió en un escándalo en su momento. El ex ministro Joaquín Vallejo, quien había sido el padrino de bautizo de Pablo Escobar, era un convencido de que tenía que haber alternativas diferentes a la narcoguerra. Pablo Escobar lo contactó a través de su abogado Guido Parra para que sirviera de emisario de esta causa ante el gobierno de Virgilio Barco. Vallejo, quien era íntimo amigo del entonces secretario general de la Presidencia, Germán Montoya, se reunió en Palacio en 10 ocasiones para hablar del tema. La interpretación que cada uno de los protagonistas dio a este episodio fue totalmente diferente. Para Germán Montoya nunca hubo diálogo de alguna clase y él simplemente se limitó a escuchar los puntos de vista de un amigo personal. Para Joaquín Vallejo tuvieron lugar allá una serie de contactos preliminares que lamentablemente no se concretaron. Para Pablo Escobar se adelantaron unas negociaciones en las cuales a él finalmente le pusieron conejo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.