Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/25/2001 12:00:00 AM

Los paisas de pie

Indignados por la reaparición del terrorismo, los antioqueños levantaron su voz de protesta para rechazar a los violentos.

Estamos aqui porque los paisas tenemos pantalones. Los malos no nos van a derrotar. No van a acabar con la ciudad. No queremos regresar a esa pesadilla del terrorismo”, fue la frase que se escuchó una y otra vez la noche del jueves pasado después de que un carro bomba explotara en el Parque Lleras, uno de los lugares más exclusivos de Medellín. Allí perdieron la vida 10 personas y más de 150 resultaron heridas.

De los escombros que dejó esta pesadilla en la capital paisa, se levantó una voz que poco a poco se ha tomado a Medellín. Los paisas han exorcizado esa guerra que tanto daño y dolor les ha causado. Se han puesto de pie para hacerle frente a quienes quieren sembrar el terror. Banderas blancas, pañuelos, cirios, velas han simbolizado esa protesta. Y el Parque Lleras se ha convertido en el lugar de encuentro para expresar su repudio a la violencia. A medida que pasan los días ese movimiento ciudadano ha cogido más fuerza. Porque Medellín resurgió de las cenizas del narcotráfico. Y hoy es una ciudad pujante, dinámica. Que tiene otro rostro y otra cara que mostrar. Sus administraciones locales la han convertido en una de las más prósperas del país.

Por eso los paisas están más unidos que nunca. Las bombas y el terrorismo telefónico que se ha desatado no ha sido suficiente para apagar esas voces de protesta. Y el mejor ejemplo de ese coraje ante la adversidad, es que al otro día de haber estallado el carro bomba, los dueños de los restaurantes, bares y cafés abrieron sus puertas. La ciudadanía se hizo presente en señal de duelo por las víctimas inocentes de esa fatídica noche del jueves. Ese movimiento medellinense es el primer paso que se da en esa Colombia insensible, indolente y que todo lo aguanta. Quizás, también, es el primer paso para que en muchos otros lugares del país se levante una voz de protesta ante la barbarie. Y que no sea flor de un día como ha ocurrido en el pasado con las monumentales marchas en contra del secuestro. Antioquia está de pie.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.