Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/24/2010 12:00:00 AM

Lupa a las empresas

Muchas compañías recibieron el nuevo siglo casi en el borde del abismo. El superintendente de Sociedades, Hernando Ruiz, hace un balance del decenio.

SEMANA: El 31 de diciembre de 1999, muchas empresas estaban en fila buscando acogerse a ley de reestructuración. ¿Cómo fue esto?

HERNANDO RUIZ: En 2000, primer año de vigencia de la Ley 550, acudieron 360 compañías. Una por día. En el 2001 cerca de 300; en el 2002 llegaron 187 sociedades y fue bajando. En total, en ocho años de Ley 550 fueron admitidas 1.305 empresas que generaban más de 90.000 empleos.

SEMANA: ¿Y cómo les fue?

H.R.: Del total de compañías que se acogieron, 573 salieron del acuerdo, lo que significa que se salvaron. Unas 456 no lograron un acuerdo porque estaban en situación muy crítica. Algunas otras se fusionaron y lograron salir adelante. Un grupo menor todavía está cumpliendo los acuerdos suscritos. Hay que recordar que la 550 daba un horizonte abierto para acuerdos de hasta 30 años.

SEMANA: Ya hay una nueva ley. ¿Llegan más o menos compañías en problemas?

H.R.: A finales del 2006 entró en vigencia una nueva ley, la 1116, o conocida como de reorganización empresarial, también para ayudar a las compañías en dificultades. Ahora a las sociedades se les exigen más requisitos para ser admitidas; la idea es que acudan a este mecanismo cuando todavía son viables y pueden ser salvadas. Esta ley salió en pleno auge económico, pero hacia el año 2008 comenzó a desacelerarse la economía. En dos años y medio han acudido 150 compañías. Es menos de una cuarta parte de lo que ocurrió cuando comenzó la década.

SEMANA: ¿Ni punto de comparación entre la situación de las empresas cuando comenzó la década y cuando terminó?

H.R.: Sí, lo que hemos identificado es que las dos crisis, la del 99 y la de 2008, esta mucho más global, le pegaron muy diferente a las compañías colombianas. Ahora bien, el hecho de que menos empresas acudan a estos mecanismos tiene que ver también con que ahora las sociedades pueden adelantar acuerdos privados entre ellas antes de llegar a la Superintendencia. Acá los avalamos; de estos hemos visto nueve. Hay una ventaja y es que la Ley 1116 fue diseñada en época de auge económico y es mucho más exigente para admitir compañías. Creo que es bueno porque las que lleguen tienen que tener un plan de reorganización ya establecido.

SEMANA: ¿Ve un cambio en las sociedades colombianas?

H.R.: Sí. Creemos, por ejemplo, que en el tema de responsabilidad social empresarial hay cada vez más conciencia. La sostenibilidad de las empresas es fundamental; las sociedades tienen primero que procurar su sostenibilidad para responderles a sus públicos: los trabajadores, los inversionistas que metieron plata en la sociedad, a los proveedores, al mismo gobierno. También las empresas han ido adoptando prácticas de buen gobierno corporativo. En el 2008 hicimos una encuesta para mirar la percepción que había sobre estos temas. Más de 7.000 sociedades respondieron. Encontramos avances, especialmente en las sociedades más grandes, pero todavía hay mucho camino por recorrer en esta materia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.