Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2008/08/02 00:00

Luz verde para la movilidad

En Bogotá el retraso vial es de al menos 30 años. Tren de cercanías, metro, un sistema integrado de transporte, nuevas obras, un sistema inteligente de semáforos y planes sociales para los conductores darán un vuelco al tránsito local.

Hasta el momento se han intervenido 3.255 vías. Vendrán más obras para mejorar el tráfico local

Marina Celis tarda cerca de una hora y media cada día, en bus, desde Patio Bonito hasta el barrio Federmán. Su cansancio es igual al del conductor, quien lucha a las malas contra el tránsito matutino. Ambos escucharon la noticia de que el metro y el tren de cercanías serán una realidad, y que los transportes urbanos se integrarán. Marina ya hizo planes: "Estaré más tiempo con mi hijo". El conductor se enteró de que la administración le ofrecerá estudiar la secundaria que nunca cursó. Ambos presienten que vendrán tiempos mejores. Y más veloces.

No se equivocan. El Distrito ya presentó acciones concretas para mejorar el tránsito bogotano. Y no son pocas: se ampliará y mejorará la malla vial, se construirán nuevas etapas de TransMilenio, se modernizará la semaforización, se implementará tecnología para controlar el tránsito a través de detectores electrónicos, se harán campañas pedagógicas sobre comportamiento vial, se integrarán los transportes urbanos y llegarán los dos proyectos más anhelados: el tren de cercanías y el metro.

El Secretario distrital de Movilidad, Luis Bernardo Villegas, explica que "un mejor servicio de transporte inducirá a parte de las personas que se movilizan en vehículo a hacerlo mediante el transporte público, lo que aligera la carga sobre la malla vial y mejora la movilidad".

Desde su campaña, el alcalde se comprometió a trabajar en el tema. De hecho, fortaleció la Secretaría de Movilidad y consignó en el Plan Distrital de Desarrollo programas como el Sistema Integrado de Transporte Público (Sitp), Vías para la movilidad, Tráfico Eficiente y Amor por Bogotá. Un cambio que llega en un momento en el que la malla vial parece colapsar.

El propósito de la Alcaldía es que la ciudad, incluso en su transporte público, tenga una visión global: que sea eficiente localmente, pero también competitiva en el nivel mundial. La integración cobra así una importancia radical, que ya ha tenido éxito en otras ciudades: buses, busetas, colectivos, TransMilenio, tren de cercanías y metro, todos integrados en un mismo sistema y con una misma tarifa.

La financiación ya está definida y asegurada. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID), respaldará el desarrollo del Sitp. Para el desarrollo de la primera línea del metro, tanto en Banco Mundial como el BID dieron su apoyo. Ya se establecieron los cronogramas y se elaboraron los términos de referencia de la consultoría para el diseño y la estructuración de la primera línea de la red de Transporte Masivo. En otras palabras, ya está en marcha.

El tren de cercanías será el primero en llegar. Según la Secretaría Distrital de Movilidad, este será una especie de metro ligero con capacidad de transportar hasta 25.000 pasajeros. La línea férrea de la ciudad se tendrá que deprimir para garantizar la continuidad del tren y mejorar la movilidad de la malla vial. Las obras de depresión de la línea férrea, que pasarán bajo tierra en las calles 94 y 106, tendrán un costo de 254.000 millones de pesos.

También se iniciaron los contratos de obra de la Tercera Fase de TransMilenio, que se construirá en las troncales de la calle 26 y la carrera 10, y estarán funcionando hacia el segundo semestre de 2010. Esta vez se hará énfasis en mejorar la seguridad del servicio, la condición física de las estaciones y los portales, y la señalización y la venta de tarjetas.

La modernización en el sistema semafórico de la ciudad será otro cambio. Bogotá tendrá tecnología de punta y  protocolos abiertos para mejorar su movilidad. Ya en el primer semestre de este año se instalaron 14 nuevas intersecciones entre vehiculares y peatonales.

Y de paso, se abrió la licitación para contratar la concesión del Servicio de Detección Electrónica de Infractores de Tránsito, un adelanto que será un verdadero dolor de cabeza para los infractores. A los conductores se les dará educación básica primaria y secundaria. En el primer semestre de 2008 fueron capacitados y evaluados 250 que acudieron a la convocatoria para terminar su primaria. Otros 1.100 están validando los grados 6 y 7.

La administración ha intervenido 3.255 vías. Además, el número de accidentes de tránsito disminuyó en 1.003 casos, en comparación con el primer semestre del año 2007.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.