Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/28/2012 12:00:00 AM

Made in La Estrella

Una compañía paisa, CI Jeans, confecciona para las marcas más reconocidas del mundo. Una historia silenciosa de pujanza empresarial y dedicación.

Pocos saben qué novedades traerán las más famosas marcas de jeans del mundo en su próxima colección. Pero, por increíble que parezca, ese privilegiado grupo de diseñadores y operarios está en el municipio de La Estrella, al sur del Valle de Aburrá. Allí tiene sus instalaciones la empresa CI Jeans en una bodega de 30.000 metros cuadrados donde todos los días 2.600 empleados confeccionan 25.000 jeans. La producción sale inmediatamente del país para ser vendida en todo el mundo por prestigiosas marcas como Levi's, Polo, Ralph Lauren, GAP, Calvin Klein, Tommy Hilfiger y otras.

CI Jeans llegó a producir para las vitrinas más prestigiosas del mundo como resultado de haber aprovechado las oportunidades que se le presentaron. En1993 arrendaron la planta donde Caribú fabricaba los pantalones para Levi's y así nació CI Jeans. El negocio fue creciendo. En poco tiempo, Levi's empezó a pedirles varias tallas, lavados y estilos y con el paso del tiempo CI Jeans tuvo que ampliar su espacio. La fábrica se trasladó a una bodega de 10.000 metros cuadrados en Sabaneta para producir 10.000 prendas al día.

CI Jeans creció en el contexto del florecimiento de la maquila en la región, cuya proximidad a Estados Unidos es importante por la necesidad de responder rápidamente a las cambiantes tendencias de la última moda. Aunque queda un poco más lejos que México y Guatemala, los dos países que más abastecen de confecciones a ese país, Colombia compite principalmente por la calidad de su producción y su servicio. "Ese es el valor agregado que ofrecemos", dice Tomás Navarro, vicepresidente comercial de la compañía. Algunos países asiáticos también abastecen ese mercado, pero sobre todo en cuanto a los estilos clásicos que no pasan de moda rápidamente. Con ese reto de llegar a tiempo con las prendas de moda y con una calidad superior a sus competidores de otros países, CI Jeans siguió creciendo. En 2005 debió trasladarse a la bodega donde trabaja actualmente. Pero hay muchas cosas que no dependen solo del buen trabajo de las fábricas ni de sus inversiones. El entorno influye y a veces llega con amenazas, como ocurrió en 2008 con la crisis económica del país del norte, que afectó a quienes exportaban sus productos a Estados Unidos. Pero en medio de la crisis, CI Jeans vio una oportunidad y decidió incursionar en el mercado colombiano y hacer nuevos negocios en otros países. Adquirió la licencia de la marca Wrangler para el mercado local y el de Ecuador. Desde hace tres años CI Jeans produce las prendas de esa marca, las distribuye y es dueña de tiendas en ambos países.

Actualmente CI Jeans trabaja lo que en el mundo de la confección se llama 'paquete completo'. Esto quiere decir que ya no funcionan solo como maquila, que corta la tela y arma las prendas según los diseños que mandan las empresas, sino que crean estilos propios para proponérselos a las grandes marcas, compran los insumos, hacen el lavado, el empaque y el transporte, tanto para las prendas de Wrangler como para las demás. Del total de la producción que exporta CI Jeans hoy, el 60 por ciento es para Levi's, el 10 por ciento se va para Polo, otro 10 por ciento para Tommy y el restante 20 por ciento para las otras marcas.

El secreto consiste en cumplir fielmente el diseño que aprueban o que envían las marcas desde su sede principal. CI Jeans está utilizando tecnología de punta para hacer el desgaste de las prendas. Se trata de aparatos que, con rayos láser, la deterioran según el diseño de cada marca. Y para el lavado, también hay equipos nuevos amigables con el ambiente. Son cámaras de ozono que usan en promedio una taza de agua por carga, cuando en un lavado tradicional se pueden gastar hasta 24 litros.

Todo lo anterior quiere decir que el negocio de la confección se proyecta y se perfecciona cada vez más en el país. Por eso, aquí hay una industria privilegiada que, antes que cualquiera en el planeta, sabe lo que estará de moda en la siguiente temporada.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.