Viernes, 20 de enero de 2017

| 2009/12/15 00:00

Manizales responsable

Los empresarios de la capital de Caldas aplican la responsabilidad social al apoyar a la comunidad y a sus públicos con programas de capacitación e integración.

Manizales responsable

La gran mayoría de las empresas manizaleñas le apuesta a mejorar las relaciones con los públicos que afectan o son afectados por la dinámica de cada organización. Por eso nació el proyecto 'Manizales territorio socialmente responsable', con el que la Andi, la Agencia de Cooperación Alemana, la Cámara de Comercio, el sector educativo y varias agremiaciones promueven una relación entre lo público y lo privado en busca de cumplir los Objetivos del Milenio. Se trata de erradicar la pobreza y el hambre; lograr la educación básica universal; promover la equidad de género y la autonomía de la mujer; reducir la mortalidad infantil; mejorar la salud sexual; combatir la malaria, el dengue y el sida; garantizar la sostenibilidad ambiental, y fomentar una asociación mundial para el desarrollo.

Uno de los ejemplos más conocidos es Casa Lúker, compañía conocida por la venta de productos alimenticios, para el aseo personal y el aseo general. El brazo social de esta compañía es la Fundación Lúker, que trabaja bajo un enfoque de inversión social dirigido a la educación. Su gerente, Ana María González de Londoño, explica que uno de los proyectos en los que participa es la 'Escuela Urbana Activa en articulación con el mundo productivo', en alianza público-privada con la Secretaría de Educación de Manizales.

El proyecto funciona desde hace siete años con el objetivo de contribuir a mejorar la educación básica y primaria de la ciudad, al promover competencias básicas, ciudadanas y laborales de alumnos desde preescolar hasta undécimo grado. Han sido beneficiados alrededor de 12.502 estudiantes en 12 colegios públicos urbanos de la ciudad.

"Hemos dejado en 0 los índices de deserción escolar. Nuestro proyecto se está replicando en ocho departamentos del país y el Ministerio de Educación dio instrucciones para que se tome como ejemplo", dice González, y afirma que el Banco Interamericano de Desarrollo también lo catalogó como un ejemplo de alianza público-privada de educación para Latinoamérica.

Otro ejemplo es Súper de Alimentos. Esta empresa fabricante de golosinas maneja la RSE desde lo interno y lo externo para llegar a todos sus públicos. Desde lo interno, se toman en cuenta grupos de interés como los consumidores, los accionistas, los clientes y los colaboradores. Una de las iniciativas es que la empresa sea un "lugar grandioso para trabajar", para lo cual estimulan el sentido de pertenencia con programas culturales y eventos deportivos, entre otros. Y para los clientes hay programas para capacitar en procesos de comercialización.

La Fundación Súper maneja la parte externa, mediante la cual apoya proyectos que beneficien a la población vulnerable, al promover desarrollo integral y calidad de vida. La Fundación trabaja a partir de cinco líneas: formación y capacitación, desarrollo empresarial, inclusión laboral, desarrollo social y medio ambiente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.