Viernes, 19 de septiembre de 2014

| 2004/11/21 00:00

Maribel Gutiérrez Tinoco

En 1990 cumplió su sueño de ser Miss Colombia. Sólo 2 años después era la viuda de un narco.

Maribel Gutiérrez Tinoco

La historia de Maribel Gutiérrez Tinoco comenzó como un cuento de hadas que luego se transformó en pesadilla. Pasó de ser reina de belleza a viuda de un narcotraficante conocido como 'El Mico', que de acuerdo con las autoridades fue uno de los capos del cartel de la Costa. Jairo Durán y Maribel se conocieron en Bogotá gracias a una amiga en común. Él era de Fundación (Magdalena) y socialmente se presentaba como un próspero ganadero, aunque las autoridades antinarcóticos colombianas y extranjeras lo tenían en la mira. Durán quedó encantado con la belleza de la joven de la sociedad barranquillera que estaba concursando para ser elegida señorita Atlántico. Ella, por su parte, se dejó deslumbrar por ese hombre que la llenaba de regalos, pues Durán se encargó de engalanarla con todo tipo de lujos. Así era el estilo de 'El Mico'. Las fiestas que organizaba eran reconocidas porque abundaban las modelos, las reinas, gente de sociedad y nunca faltaba la champaña, ya que solía tirar la casa por la ventana. "Las enamoraba con su forma de ser y sus regalos, que podían ir desde un diamante hasta un apartamento", recuerda un amigo de la pareja.

Los 90 son conocidos como la época de la danza de los millones en el reinado nacional de la belleza pues el lujo, lo exótico, el derroche y la ostentación desfilaban por las pasarelas. Fue entonces cuando empezó a hablarse de relaciones de narcos con algunas candidatas. Durán no sólo era el novio de Maribel sino que se encargó de financiarle todo el concurso en Cartagena, aunque nunca apareció en el certamen pues mantenía un bajo perfil. Desde entonces la polémica empezó a ser parte de la vida de la barranquillera: la manera como se llevó a cabo su elección como reina en 1990 fue puesta en entredicho pues el computador falló y aunque su nombre sonaba, su elección fue considerada un 'palo'. Eso dejó un mal sabor en la elección de la señorita Colombia de ese año. Además, luego de su participación en Miss Universo, renunció súbitamente al trono para casarse con Durán cuando faltaban pocos meses para entregar la corona. "Lo hago por amor", fueron las palabras que pronunció para tratar de poner fin al escándalo.

Si durante el reinado le llenó la habitación del Hilton con flores, para la boda se encargó de organizar un fastuoso show que fuera recordado por siempre. "Él se lo ideó todo y ella por enamorada le siguió la corriente", dice la fuente que pidió el anonimato.

Cuando su matrimonio apenas comenzaba, su historia dio un viraje trágico. En un yate que hacía la travesía entre los puertos de Cartagena y las Islas Canarias fue encontrada media tonelada de cocaína. La policía española detuvo a un cubano llamado Indalecio Iglesias, quien vinculó a Durán como presunto integrante de una banda de narcotraficantes. Posteriormente un juez español lo acusó de narcotráfico y lavado de dólares, aunque Durán siempre negó la versión. Algunas fuentes aseguran que Maribel ya se había amoldado a su destino y que no tuvo otra alternativa que ser solidaria con su marido hasta el final. Este tuvo lugar en 1992, cuando Jairo 'El Mico' Durán Fernández fue abatido en una vendetta entre mafias. Después de este turbulento episodio Maribel se ausentó de la vida social del país, se radicó en Miami y empezó una nueva vida con un nuevo matrimonio.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×