Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2001/01/01 00:00

Marleny Orjuela (Vocera de los familiares de policías y soldados retenidos por la guerrilla)

Marleny Orjuela (Vocera de los familiares de policías y soldados retenidos por la guerrilla)

A Marleny Orjuela todavía se le aguan los ojos y le tiembla la voz cuando habla de los soldados y policías retenidos por las Farc y el ELN hace más de tres años. Haber logrado que por lo menos durante unos minutos miles de colombianos sintieran ese mismo dolor es quizás el logro más grande de esta contadora pública, que cambió su sueño de especializarse por conseguir la libertad de su primo policía y de los otros 528 miembros de la Fuerza Pública en poder de la guerrilla.

Orjuela no sólo logró con ese video sensibilizar al país sino que consiguió que el presidente Andrés Pastrana finalmente se reuniera con los familiares durante una hora, algo que nueve derechos de petición no habían logrado.

Pero tal vez lo más importante que ha hecho esta mujer es convertirse en el cordón umbilical entre los retenidos y sus familias. Cada dos meses ella y Amparo Rico, una de las mamás, recorren entre 15 y 17 horas por tierra, cuando les va bien, para llevar al Caguán 15 bultos de correspondencia, que no es sino un poco de esperanza, para los policías y soldados que esperan una decisión frente al canje por guerrilleros presos.

Su vida en breve

Nació en Anzoátegui, Tolima.

Es casada con un ingeniero mecánico y madre de dos hijos.

Se graduó en 1997 como contadora pública de la Universidad Santo Tomás y cuando ocurrió la toma de Miraflores estaba buscando empleo.

Lo que pocos saben de ella

Comparte con los familiares de los desaparecidos una misma mesa en el Parque Santander, en Bogotá, los viernes por la tarde, para recordar a las víctimas de la guerra. De esta forma las mamás de ‘bandos’ opuestos han comenzado a entender el dolor del otro.

Su mayor orgullo

“El haber logrado la visita a los muchachos porque fue conseguida con demasiado esfuerzo y sacrificio y solitos como hemos estado. Aunque fue lo más duro que he hecho sentí lo que significó la visita para ellos y sus familias. Y por fin logramos sentir el abrazo solidario del pueblo colombiano y del mundo entero”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.