Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/1/2011 12:00:00 AM

A mayor costo, ¿mejor calidad?

El precio de un programa académico parece ser proporcional a su calidad, especialmente si de universidades acreditadas se habla.

Las instituciones privadas de educación superior son autónomas para fijar los valores de las matrículas de sus pregrados según factores como complejidad en el proceso de formación, necesidad de infraestructura física y tecnológica, acreditaciones nacionales e internacionales de los programas, y tradición y prestigio de la institución.

Los valores promedio que presenta el Ministerio de Educación por núcleo básico del conocimiento, es decir, la agrupación de programas que tienen afinidad en su currículo, muestran que los más costosos son Medicina, Ingeniería Química, Ciencia Política, Relaciones Internacionales, Biología, Microbiología, Antropología, Artes Liberales, Diseño y Odontología.

Es difícil definir si sus precios, como los más de 15 millones de pesos que costó Medicina en la Universidad de los Andes el primer semestre de este año, tienen que ver con la calidad que ofrecen las universidades. El rector de esta institución, Carlos Angulo Galvis, explica que Medicina es más costosa que otras disciplinas porque requiere laboratorios, instalaciones y profesores muy calificados, con doctorados en diferentes campos, que deben ser bien remunerados.

Para Carlos Mario Lopera Palacio, director del Observatorio de la Universidad Colombiana, la respuesta es sencilla: mientras más alta la matrícula, mejor es la calidad, pues para ofrecer educación superior de primera se requiere infraestructura costosa.

Al preguntarle a la ministra de Educación Nacional, María Fernanda Campo, si se pueden comparar los costos de las universidades privadas en Colombia con los de otros países, responde que este es un tema relativo que depende no solo del modelo educativo, sino de la economía de los países y del poder adquisitivo de sus habitantes. En Australia, un estudiante paga en promedio cerca de 8.000 dólares anuales; en Estados Unidos, 20.000; en México, 11.000; en Perú, 9.000 y en Chile, hasta 13.000 dólares. “En el caso colombiano, el costo promedio de una carrera profesional es de casi 3.200.000 pesos el semestre, unos 3.500 dólares anuales”, afirma la ministra.

Pero la matrícula semestral para muchos pregrados del país supera los 7 millones de pesos. Alberto Jaramillo, director de la Oficina de Planeación de Eafit, asegura que en las universidades acreditadas el costo corresponde a la calidad y se debe, entre otras cosas, a las necesidades de inversión en laboratorios, equipos de cómputo, bibliotecas, equipos científicos y formación de un cuerpo profesoral calificado: “La formación doctoral de un profesor tarda unos cinco años y cuesta en promedio 40.000 dólares anuales”.

Mientras tanto, los interesados en programas como Ingeniería de Sistemas, Telemática, Administración, Ingeniería Administrativa, Zootecnia, Deportes, Educación Física y Recreación, Contaduría Pública, Filosofía, Teología, Sociología, Trabajo Social, Educación y Derecho, podrán estudiar a costos mucho más bajos, cercanos a los dos millones de pesos.
 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.