Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2003/11/24 00:00

Médicos con remedio

Contrario a lo que se cree los médicos no se sienten tan mal con el nuevo sistema. Así lo reveló un estudio de Napoleón Franco en Colombia.

Médicos con remedio

Durante los últimos 10 años se ha culpado a la Ley 100 de ser la responsable del deterioro de la práctica médica en el país. Consultas relámpago, médicos poco involucrados con sus pacientes y disminución de los ingresos hacen parte de los males que se le achacan al actual sistema de seguridad. Sin embargo el panorama no es tan desalentador como lo pintan. Esa es la conclusión a la que se llega luego de leer el informe 'Percepción del Nivel de Satisfacción de los Médicos en Colombia', realizado por la firma Napoleón Franco en abril de 2002.

El estudio, que hasta la fecha no ha sido publicado, fue contratado por Ascofame, Acemi, la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas y Asmedas Cundinamarca para conocer de primera mano lo que piensan y sienten losmédicos. La muestra está compuesta por 1.415 médicos generales y especialistas de uno y otro sexo registrados en la base de datos de Ascofame. Las entrevistas se realizaron en Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Bucaramanga, Pereira y 24 ciudades más.

Según el estudio, los médicos jóvenes se concentran en las ciudades grandes, son de estrato medio-medio y no tienen especialización. Los médicos mayores están en las ciudades medianas y pequeñas, son en la mayoría hombres de estrato alto y tienen especialización.

El ingreso promedio mensual de la familia del médico es de 4.532.625 pesos, que corresponde a tres veces el ingreso promedio por hogar a nivel nacional. El ingreso promedio del médico general es 55 por ciento inferior al del especialista.

El 48 por ciento trabaja vinculado en una institución pública o privada, el 20 por ciento tiene consultorio particular y el 32 por ciento restante trabaja bajo las dos modalidades. De esta vinculación el 38 por ciento labora en entidades públicas, 36 por ciento en privadas y 26 por ciento en ambas. El 50 por ciento de los médicos que trabajan paralelamente en instituciones públicas y privadas reciben en promedio un ingreso de 4.075.000 pesos.

El 92 por ciento de los médicos vinculados a una institución atiende pacientes en consulta externa y se calcula que examina a cuatro pacientes por hora y a cada uno le dedica 15 minutos.

El 66 por ciento de los encuestados se siente satisfecho en el ejercicio de su práctica profesional. Las razones para esa satisfacción están relacionadas con el cumplimiento de expectativas en 30 por ciento, el gusto por la profesión en 16 por ciento, el apoyo a la comunidad en 11 por ciento y el buen ingreso económico en 13 por ciento de los casos.

En relación con el servicio de salud hay una percepción más favorable por parte de los médicos menores de 36 años en lo relacionado con equidad y acceso a los servicios de salud después de 1995. El 71 por ciento mantendría un sistema de aseguramiento y los que lo quitarían son, en su mayoría, médicos hombres mayores de 36 años y de ciudades medianas y pequeñas.

Claro que hay contradicciones. De los encuestados que están insatisfechos el 9 por ciento se queja de los bajos ingresos y sólo el 10 por ciento atribuye el descontento a razones asociadas con la Ley 100. Sin embargo, cuando se les pregunta por la percepción que tienen de la práctica médica antes y después de 1995 la mayoría considera que antes de esa fecha los médicos tenían más credibilidad, autonomía, oportunidades, respeto y reconocimiento económico.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.