Sábado, 21 de enero de 2017

| 2007/08/11 00:00

Microcrédito, la opción

En los últimos tres meses del año, los santandereanos recibieron 136.546 millones de pesos, destinados principalmente al desarrollo de la microempresa.

Los pequeños empresarios son los grandes beneficiarios del este sistema de crédito que se está convirtiendo en solución para la producción en la región

Los créditos pequeños a través de cooperativas financieras se han convertido en la opción número uno de familias, que invierten en educación y vivienda, y de microempresas y microindustrias que utilizan los préstamos en el financiamiento de producción, procesamientos, servicios, negocios como tiendas, autoservicios y papelerías, entre otros.

La Confederación de Cooperativas de Colombia (Confecoop) muestra en su informe sobre el comportamiento de los primeros tres meses de 2007 del sector financiero corporativo, cómo el microcrédito empresarial otorgado por el sector cooperativo llega a los 136.546 millones de pesos, que corresponden a unos 47.223 créditos. Lo que quiere decir que, en promedio, cada crédito es de 2.891.481 pesos.

Desde 2001, la Financiera Comultrasán ha entregado 41.737 microcréditos, equivalentes a 128.350 millones de pesos. Jaime Chávez Suárez, gerente general de esta entidad, explica que su cooperativa está entregando créditos a través del programa Microcrédito Productivo 2x3. "Es un servicio rápido y personalizado, en los sectores populares donde la famiempresa y la microempresa son una alternativa. Con estos se pretende que los ingresos que no se obtienen por empleo directo, se obtengan por iniciativa propia".

A su vez, el Banco Agrario, como entidad estatal, ofrece también desde junio del año pasado microcréditos en cerca de 43 localidades del departamento. Banagrario facilita en promedio créditos de 1.100.000 pesos por cliente y a la fecha tienen una cifra global de préstamos en Santander de 3.584 millones de pesos, distribuidos en 2.654 microempresarios de la región.

En este tipo de crédito se encuentran diferentes sectores a los cuales favorecer, por ejemplo el sector campesino, pequeños agricultores que tienen su unidad de producción alrededor de poca tierra, pero que la explotan para su sustento.

Las cifras de Confecoop también muestran cómo el microcrédito inmobiliario alcanza los 2.183 millones, es decir, cerca de 659 créditos.

El uso de microcréditos ha ascendido de manera vertiginosa en Santander a través de organizaciones como la Cooperativa Financiera de los Trabajadores de Santander Limitada, Comultrasán; la Central Cooperativa Financiera para la Promoción Social, Coopcentral Ltda; la Cooperativa Financiera para el Desarrollo Solidario de Colombia, Coomuldesan.

Algunas de ellas acompañan a sus asociados con asesores comerciales especializados, o a través de programas de desarrollo empresarial y consultorías empresariales. "En asocio con el Sena y otras instituciones, estamos llevando un componente muy importante, que da un acompañamiento integral anclado a una responsabilidad social asumida por la entidad", explica Jaime Chávez. Así, se previene que los benefactores de los microcréditos no sólo accedan a los préstamos, sino que puedan desarrollar con ellos los planes para los que fueron solicitados en un principio.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.