Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/2/1987 12:00:00 AM

MILLONES DE INVERSIONES: CRISIS DE SATURACION

Hoy en día, millones de dólares fluyen a través de las fronteras, universalizando los mercados de capital desde Bangkok hasta Zimbabwe. Pero, lamentablemente, el arcaico mercado financiero mundial no puede manejar tanto volumen. El factor principal son los trotamundos activos de las cajas de jubilación de los países industrializados, que en 1990 invertirán 300.000 millones de dólares en los mercados mundiales --25 veces más que en 1980. Ahora que se puede comerciar las 24 horas, de Nueva York a HongKong, hasta a los mercados relativamente avanzados como Londres y Milán les resulta difícil mantenerse al día. El corolario es una parálisis donde nadie puede comprar ni vender, y donde los corredores no reciben su comisión. Según los expertos, estamos al borde de un verdadero desastre.

HACE VEINTE AÑOS, los inversionistas prácticamente saturaron las bolsas del alcista mercado estadounidense. Las transacciones diarias de la bolsa de Nueva York pasaron de 3,8 millones en 1962, a más de 7 millones en 1966. Los despachos de los corredores estadounidenses estaban abarrotados.
Los "incumplimientos" aumentaron a medida que los corredores no lograbanfinalizarsus transacciones dentro de los cinco días requeridos por la bolsa neoyorquina. Los compradores no obtenían sus acciones. En diciembre de 1968 solamente, los "incumplimientos" alcanzaron 4.100 millones de dólares. Como los corredores recibían su comisión al finalizarse la transacción, carecían de liquidez. Muchas casas de corretaje quebraron. Entre las perdedoras, se encontraba Goodbody & Company, la quinta del país. Finalmente, Wall Street se unió y formó la National Securities Clearance Corporation, que en 1976 logró restablecer el orden. Hoy, las transacciones de la bolsa de Nueva York sobrepasan rutinariamente los 100 millones, y la tasa de incumplimiento es del 2,5 por ciento.
Los expertos predicen que si el flujo de capital satura el sistema mundial, tecnológicamente atrasado y debilitado por la deuda externa, habrá una crisis administrativa similar, pero esta vez a escala internacional. Uno de estos expertos es Roger E. Birk, director de los servicios financieros mundiales de la firma Merrill Lynch de 1981 a 1985, y director desde 1986 de la International Securities Clearance Corporation (ISCC), organización del sector de corretaje de valores cuya meta es crear un sistema internacional de acreditación y liquidación. En julio, esta organización formó su primer enlace de acreditación bidireccional con la bolsa internacional de valores de Londres, y está estudiando enlaces similares con Japón y Europa continental. En el artículo siguiente, producto de una conversación con DiarioMundial, Birk describe la crisis que se cierne sobre el mercado internacional de valores.

Millones saturan el mercado internacional
Ex director de Memll Lynch advierte que el aumento de volumen desbarataría el sistema
RECIENTEMENTE, una joven francesa que asistía a un seminario en París me preguntó a qué me dedicaba. No conocía muy bien a Merrill Lynch, pero acababa de adquirir sus primeras acciones, en Paribas.
"Estoy muy contenta", dijo, "porque gané 24 por ciento en tres meses".
Hace diez años, esta mujer jamás hubiera oido hablar de mercados de valores. Hasta ahora, la mayor parte de la gente presionaba para obtener beneficios como atención médica gratuita, o jubilaciones, y no pensaba demasiado en capitalizarse.
Pero esa mentalidad está cambiando. Más y más gente quiere tener casa propia y tratar de enriquecerse. Muchos, como la francesa, no tienen experiencia previa en los mercados de valores, y su interés está teniendo un impacto increible.
Hoy se ven programas financieros en la TV inglesa; El ciudadano corriente habla de acciones. Lo que está pasando en el Reino Unido está pasando en el mundo entero. Como resultado, los mercados de valores se están convirtiendo rápidamente en mercados mundiales.
Este nuevo interés también ha tenido gran impacto sobre mercados como el de los eurobonos: hace cinco años, la oferta de eurobonos era de 47.000 millones de dólares, y en 1986 fue de 183.000. La actividad del mercado secundario, de menos de un billón de dólares en 1980, sobrepasó los tres billones en 1986.
Los mercados de valores mundiales están creciendo, y seguramente lo seguirán haciendo, gracias a su rendimiento. Los rendimientos de los valores internacionales fueron los más altos de 1985 y 1986. La desreglamentación, los avances tecnológicos y la privatización también han contribuido al crecimiento.
Los inversionistas extranjeros, que en 1980 adquirieron valores estadounidenses por un monto de 75.000 millones de dólares, en 1986 invirtieron 277.000 millones. La actividad de EE.UU. en el extranjero ha aumentado de 18.000 millones en 1980 a 101.000 millones en 1986.
Es importante reconocer que el mercado internacional es institucional, en vez de minorista. Los pequenos inversionistas tienden a comprar fondos de inversión o a participar a través de sus cajas de jubilación, en vez de comprar directamente. Los fondos de inversión y las cajas de jubilación son importantes porque el aumento de volumen que generan contribuyó a la crisis administrativa de hace veinte años, cuando el sistema de acreditación y liquidación no era lo suficientemente eficiente.
En 1983, había en EE.UU. 29 fondos de inversión internacionales, con activos de 6.300 miDones de dólares. En 1983, esta cifra aumentó a 73 fondos con 17.500 millones, y se calcula que en 1987 alcanzará 35.000 millones.
Los administradores de fondos de capital buscan invertir en lugares como Tailandia o Corea. Barton Biggs, de Morgan Stanley, dijo el año pasado que el fondo de Tailandia era el más atractivo del mercado. ¿Pero qué hace uno si quiere comprar acciones tailandesas? Todas estas transacciones se tienen que llevar a cabo y liquidar de alguna manera.
David Walton Master, de County Securities de Londres, ha notado que el sistema estadounidense funciona bien.
"Si se mide a los demás según el patrón de EE.UU. en 1987", agregó, "el Reino Unido está en los años 50, Japón en los años 20, y la mayor parte de Europa en el siglo XVII".
Según el director del Comité de la Bolsa Londinense para Valores Internacionales, el 60 por ciento de sus transacciones internacionales no se liquida la primera vez.
Si EE.UU. tuvo problemas a fines de las décadas del 60 y 70 a causa del aumento de volumen, imaginemos lo que pasará en el mundo, con sus diversidad de monedas, intereses en conflicto y sin una entidad reguladora.
Si el intercambio sigue aumentando sin que se mejore el proceso de acreditación y liquidación, tendremos una crisis similar a la que hubo en EE.UU. hace 20 años.
Con los problemas de la deuda del Tercer Mundo, la banca mundial está en una situación relativamente precaria.
Una interrupción en el mercado financiero mundial podría causar serios problemas, porque tenemos un sistema de acreditación y liquidación donde el número de transacciones está aumentando vertiginosamente.
En situaciones como esta, los métodos tradicionales de hacer negocios desaparecen. La gente no podrá finalizar sus transacciones. Y, las interrupciones producen quiebras. Es así de sencillo. Esto no quiere decir que va a ser así. Pero a menos que se reorganice el proceso, el peligro existe.
ISCC está tratando de crear una organización mundial de acreditación similar a la que tenemos en EE.UU. Se creó en la década del 70 porque el problema de acreditación pasó a ser nacional. Los senadores de Iowa oían a diario quejas de gente que no recibió sus acciones, o "que el inversionista quebró porque no pudo recuperar su dinero".
Así que el Congreso dijo "muchachos, o arreglan el lío, o federalizamos".
Este método no resultaría a nivel mundial, a causa de los nacionalismos e intereses creados. La estrategia de ISCC es primero desarrollar un sistema informal que enlace electrónicamente las principales bolsas mundiales; y luego, a más largo plazo, crear un sistema mundial de acreditación y liquidación de valores.
Los mercados internacionales han creado una nueva serie de interrogantes. Ahora se pueden hacer transacciones las 24 horas. ¿Tendrá la bolsa de Nueva York un horario nocturno para que los extranjeros puedan comprar y vender? ¿Tendrá el mercado japonés un mercado de valores estadounidense dentro de su horario, o las instituciones japonesas comprarán por la noche, cuando la bolsa de EE.UU. está abierta?
No cabe duda que contamos con la tecnología necesaria para instalar un sistema bursátil moderno. Lo difícil es vencer los resquemores de ciertos grupos. Pero debido a la creciente necesidad de unir a los que necesitan capital con los que lo tienen, de alguna manera u otra los principales mercados lograrán salir adelante. En una década hemos progresado mucho hacia un sistema que permita comprar y vender valores en todo el mundo, y estar razonablemente seguros de obtener una liquidación eficiente.
El riesgo sólo se puede medir comparándolo con lo que pasó en este país hace 20 años, porque las circunstancias son prácticamente idénticas.--
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.