Viernes, 20 de enero de 2017

| 1993/11/01 00:00

MODA Y ACCESORIOS

MODA Y ACCESORIOS

¿Precolombinos modernos?
MARIA MERCEDES Y FREDERIC DA Rin, es una pareja colombo francesa, residenciada hasta el año pasado en Francia. Hace cinco años, en uno de sus viajes a Colombia, decidieron visitar el Museo del Oro en Bogotá. La belleza de las piezas allí expuestas fue una de las razones que los motivó a iniciar una sociedad dedicada, en principio, a reproducir estas joyas precolombinas. ¿El nombre? Cartagene.
El principio del cambio
Inicialmente eran artesanos colombianos los que fabricaban las joyas, para luego ser llevadas a Europa. Los diseños eran esencialmente sacados de revistas y folletos. Sin embargo las distancias entre un continente y otro dificultaron la tarea. Se presentaron problemas en el control de calidad, de cantidad y en el tiempo de fabricación y entrega de las piezas. Fue el mejor momento para tomar la decisión de fabricar ellos mismos las distintas piezas. Vinieron entonces los cursos de joyería y el contacto con personas especializadas. Tanto así que en la actualidad el personaje encargado de dorar las joyas con el precioso oro es el mismo que lo hace para las colecciones de diseñadores de la talla de Chanel, Cristian Lacroix e Ives Saint Laureant.
Todo iba a pedir de boca. Las mejores exposiciones y ferias de París fueron los escenarios ideales para las joyas fabricadas por esta pareja, de las cuales unas cuantas eran diseñadas o modificadas por ellos. Sin embargo, poco a poco se dieron cuenta de cómo la gente se inclina definitivamente por las piezas originales y modificadas, lo que les dio pie para basar la mayor parte de su colección en diseños propios y con nuevos aditamentos, como las piedras semipreciosas, finos cristales swarovski -que son checoslovacos- esmaltes y perlas, pero siempre basándose en la cultura precolombina.
Opción...Colombia
Razones básicamente personales hicieron que esta pareja decidiera fijar su residencia en el país. Y como buenos empresarios optaron por estudiar los gustos del mercado colombiano en cuanto a joyas se refiere. La sorpresa fue cuando descubrieron que aquí también, al igual que en Europa, la tendencia se inclinaba más que por el diseño netamente precolombino, por aquel que tuviera un poco de todo. Precolombino pero con detalles actuales.
Y como toda empresa, que se respete, tiene que ampliar su catálogo de productos. Las alternativas no se quedaron únicamente en las bases de la cultura andina. Otras, como la griega, la de Indonesia o la de Arabia, hicieron su aparición triunfal dentro de las colecciones diseñadas. ¿La respuesta? No pudo ser mejor. Los diseños de Cartagene están presentes, además de Francia, en las principales ciudades colombianas, como Popayán, Cartagena, Neiva y, obviamente, la capital.
Lo curioso es que los interesados no encontrarán esta marca en las páginas amarillas, porque no existe un punto de venta específico. El método es bien distinto, pero igualmente exitoso. Ellos distribuyen desde su propia casa a las mejores boutiques nacionales y extranjeras. En este punto el proceso de producción ha cambiado bastante, ya que ahora se produce en Francia y se termina en Colombia. Es decir, los acabados y el montaje nacionales son con ayuda internacional. Con este método ya son más de 200 piezas distintas las diseñadas. Aunque se reconoce que no se sacan al mercado todo el tiempo. Las tendencias y el gusto de la gente marcan cuáles deben salir y en qué época. Generalmente no salen más de 100 piezas y se van alternando los diseños de manera que los clientes no las vean tan seguido ni por períodos largos de tiempo en los almacenes. Esto evita la saturación y la devaluación del producto.
¿Los materiales? Básicamente el estaño. Aunque todo depende, porque si la pieza es muy grande entonces se utilizan otras como la resina, que la vuelve liviana y fácil de llevar.
La actividad internacional no se ha dejado de lado. Actualmente Cartagene está presente en las ferias más importantes de Europa. Una de ellas es la llamada Bijorhca, que es el evento más relevante en ese continente. Allí se expone lo mejor de joyería de fantasía, de oro y piedras preciosas y objetos muy finos en plata o cristal, cuyo destino es el hogar.
Quien conozca a La Ciudad Heroica se dará cuenta del porqué del nombre. Es sonoro, fácil de recordar y trae rápidamente a la memoria los bellos escenarios de la ciudad amurallada. Y aunque no parezca, la mayoría de los europeos saben a qué hace referencia este nombre.
Así han ido naciendo formas y colores imposibles de olvidar después de verse. Es el pescado de color azul o la tortuga y el caimán dorados. Son los brazaletes, grandes y pequeños. Con cristales de colores o sin ellos. Son los aretes bañados en oro y acompañados de bellas incrustaciones en coral rosado. Son las hebillas grandes imitando los diseños de antepasados lejanos, pero inmortalizados en estas piezas. En pocas palabras, es el matrimonio de lo antiguo, de lo propio, con el buen gusto de las tendencias actuales. Cartagene es actualmente la unión de versatilidad, inspiración, calidad, originalidad y, sobre todo, ¡chic! Mujeres modernas, independientes, con estilo y deseosas de llamar siempre la atención qué mejor que estas preciosas joyas para hacerlo.
Y no se hable más del asunto, lo mejor es ver todo lo que hasta el momento se ha descrito.
La pulsión del collage
GRACIOSO, DISCIPLINADO, LLENO DE ingenio, frívolo y, en ocasiones, hasta subreal y loco: Christian Lacroix es el rey actual de la alta costura francesa, quien se coronó a sí mismo con sus excentricidades y su esfuerzo creativo.
Vive en una casa repleta de detalles de las más diversas procedencias, casi un museo, y habla con igual propiedad de moda para damas que de diseño de espacios interiores. Es que en su trabajo lo uno y lo otro se confunden. Una mujer vestida con un traje suyo parece una muñeca de colección digna de ocupar el lugar clave en alguna de las repisas que el diseñador atiborra de curiosidades.
Adora las prendas y los accesorios enormes y ágiles, sus creaciones incluyen accesorios, nunca cede a lo que él mismo ha llamado "la pulsión del collage". Sus creaciones remiten frecuentemente a la pequeña de cabello rubio con moño de seda que vive completamente sumergida en sus fantasías, al arte taurino, a la multitud de santos del catolicismo más romano y a las reinas encantadoramente clásicas de la corona inglesa empezando por Elizabeth, la reina madre.
"Me siento como un niño haciendo costura porque desde pequeño ilustraba, hacía bosquejos de vestidos para mujeres y disfraces -ha dicho-. Cada mujer tiene una carta para jugar en la vida y yo le doy el atuendo correcto . Trato de trasladar los bosquejos a la realidad, por eso mis trajes parecen sacados de las tiras cómicas o algo parecido. La única cosa que yo hago en la vida es bosquejar y pensar en moda".
Gracias a la cordial colaboración del Taller de Mercadeo de la Moda de la escuela de diseño Arturo Tejada Cano y sus visitas periódicas al taller de Christian Lacroix, SEMANA presenta a continuación algunas imágenes que hacen parte del mundo del diseñador, tan parecido a sus sueños como los cuadros de Dalí a los propios.
En sus palabras...
"Moda para mí es primero libertad. Cada mujer tiene su propio encanto y personalidad y eso es lo maravilloso de trabajar en la alta costura diseñando para una mente, una piel y un cabello especiales, todo especial. Eso es exclusividad. Por eso creo que el espíritu de los grandes costureros renace ahora".
Por contraste
El equipo preciso para trabajar hasta el más minúsculo detalle en cada prenda y accesorio, sumado a un sincero interés por el estilo y los tonos de diferentes culturas, convierten en realidad su más grande fantasía: redescubrir toda la diversión que se apoderó de la moda entre los años 30 y 50. Tal vez lo más maravilloso de sus propuestas es que marcan un gran contraste con la tendencia actual hacia lo natural y lo sencillo en la ropa de uso cotidiano.
Creatividad e impacto
Con estas y otras imágenes similares presentó Diesel su última colección en Europa. Catálogo en formato cuadrado, fotos opacas y textos cortos llenos de ingenio ¿El eslogan? "Nuevas series: innovacion, regresión y equívoco". ¿La intención? Sorprender con toda una historia: interesantes excavaciones arqueológicas y sorpresivos hallazgos en materia de ropa ponen al descubierto lo que esta firma internacional bautiza como el "temprano período industrial".
Tiempos de Oro
Teleproducciones Ltda., la programadora de la Moda en Medellín, estrenará su nueva sede el 26 de octubre con la entrega de la segunda versión del premio Tiempos de Oro. Dos jurados internacionales y cuatro nacionales están evaluando las colecciones de 24 diseñadores colombianos. Además de las tradicionales categorías -formal, informal, vanguardia y noche- será presentado otro reconocimiento, esta vez a los "nuevos creadores".
Del neobarroco a los años 70
Y con solo abrir el armario. Así es la última propuesta de Rangged para este año. Por decirlo de alguna manera: romanticismo clásico, pero muy actual. Esta marca paisa estuvo presente en Colombiamoda 93 con un impactante desfile donde también fue posible apreciar las líneas Sevilla, Mediterráneo y Oriental.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.