Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/4/1991 12:00:00 AM

MODA, BELLEZA Y ACCESORIOS

DISEÑOS EN TIEMPOS DE APERTURA
PASO A PASO LA HISTORIA DE LA HUMANIdad ha visto desfilar a grandes hombres que con su enterezo y empuje han logrodo que su medio ambiente permanezca a la medida da las necesidades de quienes lo rodean.
Evolución, progreso y desarrollo se han convertido en la cumbre de la montaña a donde todas las empresas deben llegar con dedicación, conocimiento y buen desempeño de sus labores. Y en época de apertura económica este es el eslogan de las grandes y pequeñas compañias del país.
El sector textil confeccionista colombiano no podía ser la excepción. Decidió jugársela toda y saltar del trampolín de nuestras pasarelas al océano del mercado intemacional de la mano de prestigiosas fábricas, nuevas figuras y grandes concepciones de diseño.
Para este renglón de la economía nacional, el reto de la apertura económica implica una reestructuradón general de tecnologías, infraestructura y un profesionalismo a toda prueba del equipo humano. Pues la oferta de productos importados aumenta y la competencia por costos y calidad entra de lleno en los mercados. Por eso el paso siguiente a la toma de conciencia es la implantación de nuevas estrategias propias de la industria con el objetivo de alcanzar el liderazgo de los mercados textiles. Y en ese sentido, ésta resulta ser la altemativa más adecuada a la hora de satisfacer las necesidades del usuario. Segùn los expertos en el mundo de la moda, las metas del sector textil ya sean empresas de creación, de fobricoción o de distribución seràn el posicionamiento y permanencia de los productos en el mercado. tener una imagen de marca consolidada y la certeza de satisface plenamente las necesidades de los consumidores. De la misma forma, el desarrollo de las industrias se logra a través de un equipo humano capaz de afrontar todos los cambios que se presenten. Por eso los analistas oconsejan a las textileras integrar al equipo humano en un gran globo. Para que así las labores que se realicen sean un trabajo armonico de la parte humana y técnica. El personal deberà tener plena conciencia de la labor que desempeña y hacerlo lo mejor que pueda, no por esto deberá ignorar los pasos que la industria requiere. Esto significa que todos deben tener claro cuál es el trabajo que allí se realiza y cuáles son las bases generales y específicas para el desarrollo de un buen producto final.


FIGURAS JOVENES
Y como no sólo se trata de abrir el mercado textil sino también el mercado laboral, estas empresas dejan sus puertas de par en par a jóvenes creadores que se interesan por el diseño y la manufactura.
En el país existen numerosas instituciones dedicadas a la enseñanza, estimulación y preparación del diseño de modas. Cada una de ellas representa un trozo de creatividad e innovación puestas al servicio del diseño nacional, pues se trata de capacitar profesionales con una proyección nacional e intemacional en el panorama de la moda. El objetivo es lograr dar un toque de mundo a los diseños colombianos y a la vez, adaptar las tendendas intemacionales a las condiciones de nuestro país.
Para lograrlo, se tienen en cuenta entre otros, aspectos como los diversos climas del país, las caracteristicas físicas del hombre y la mujer colombianos en contraste con los prototipos europeos o norteamericanos.
Estos elementos determinan texturas, colores, materiales y modelos a la hora de lanzar una colección de éxito.
En líneas generales, esa es la orientación de la mayoría de las escuelas de diseño en Colombia No obstante, algunas resaltan más la investigación de las expresiones culturales prehispánicas, la influencia de la cultura española en el vestuario nacional y los elementos tradicionales indigenas en los diseños de hoy.
Recientemente, durante el evento Interfashion Colombia 91, una de las más prestigiosas instituciones de diseño, la Escuela de Modas y Patronaje Arturo Tejada, entregó su propuesta en la capacitación de los diseñadores con miras a la apertura económica.
Para ver realizados estos sueños creativos, Arturo Tejada dotó al país con la primera escuela de modas y patronaje industrial. A través de ella el nivel profesional y laboral podrá lograr su máximo alcance con una concepción y desarrollo de productos de buena calidad, con el fin de que la industria nacional entre en los mercados internacionales por la puerta grande. La Escuela de Modas y Patronaje Industrial Arturo Tejada Cano busca por medio de la teoria y la práctica equipar a los estudiantes de un vasto conocimiento dentro de la empresa confeccionista, al estilo de las famosas escuelas de diseño europeo. El propósito es ofrecer a los nuevos profesionales la posibilidad de satisfacer las nuevas exigencias de los consumidores.
En la escuela Arturo Tejada lo importante no es el título que pueda obtener un alumno. La clave está en el status que éste, como profesional, alcance en el sector y la ayuda que pueda prestar en el desarrollo de la industria de la moda. Para lograrlo, la escuela cuenta con un personal docente altamente calificado y tecnologías de avanzada. De esa manera el proceso creativo podrá llegar a los niveles de competitividad intemacional y el profesional estará dotado con las mejores condiciones para entrar en el mercado de la industria textil.
A lo largo del proceso educativo se manejan algunos criterios fundamentales que se inculcan desde el comienzo a los principiantes. En primer lugar, se actualizan las concepciones de las nuevas tendencias que que se imponen en el contexto intemacional. De la claridad de ellas depende la calidad del diseño. En segundo lugar, se establece el criterio acerca de los estilos para las pasarelas a punto de conquistar. Un elemento clave a la hora de diseñar porque configura el prototipo del pùblico al cual se dirigirán las prenda diseñadas. De la identificación de los estilos depende el éxito de una nueva colección. Este elemento contempla aspecto como las funciones, clima, necesidades, actividades del usuario. Finalmente, se inculca la pulcritu en los desfiles. La habilidad en el manejo del espectáculo de las modas como un show que debe atraer por la imaginación y calidad de las presentaciones, es indispensable en un buen diseñador.
Los expertos suelen afirmar que el desfile es la vitrina desde la cual el diseñador lanza sus innovaciones y la pasarela la primera prueba de fuego de una colección. Un escenario pobre, con modelos inexperta y un espectáculo simple, llevan en la mayoria de los casos al fracaso de una línea. Como se trata de una profesión de innovación creación permanente, la imaginación debe plasmarse desde el comienzo en la pasarela, las modelos, los diseños el espectáculo, la mùsica y la luz. Además, parte importante de esta labor es la motivación que la escuela pueda transmitir a sus estudiantes. Y el énfasis en este punto ha sido manifestado por la organización de eventos especiales, para que las muestras realizadas por estos nuevos creadores sean reconocidas y aplaudidas en la proporción que se lo merecen. Por eso el país debe sentirse orgulloso no sólo de la industria textil sino de la infinidades escuelas que aportan la capacitación adecuada de manera simultánea con los avances del sector. Así, las textileros, empresas de confecciones y escuelas de diseño se integran en el propósito de calidad y competencia al entrar en la onda de la apertura. Puertas abiertas en la industria y el diseño para consolidar la imagen de Colombia en las pasarelas de mundo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.