Lunes, 23 de enero de 2017

| 1997/07/07 00:00

MODA DE ATAR

La corbata ha sido una prenda que, aunque ha trascendido las fronteras de lo masculino y femenino, sigue siendo el símbolo del hombre por excelencia.

MODA DE ATAR

El complemento más importante en el vestuario masculino ha sido por mucho tiempo la corbata. Este accesorio masculino surgió en 1660 con el asombro de Luis XIV ante un regimiento de soldados croatas que lucían coloridos pañuelos al cuello. Este detalle impactó tanto al soberano que de inmediato lo convirtió en insignia de la realeza. Al poco tiempo se convirtió en moda y no había ningún caballero que se preciara de estar bien vestido que no usara algo en el cuello. Grecia, como cuna de la cultura universal, también fue pilar en la creación de la corbata hace tres siglos. Fue así como nació la idea de que la corbata es la prenda que marca la elegancia, demuestra el estilo de vida informal y sobrio y el buen gusto de un hombre. Y es que la corbata ha sido una prenda que, aunque ha trascendido las fronteras de lo femenino y masculino, sigue siendo el símbolo del hombre por excelencia. Ha evolucionando con el tiempo tanto en materiales, colores, tamaños y diseños como en alta tecnología y en la creatividad de los artistas que aún no conocen limitación alguna para plasmar sus obras. Actualmente la tecnología colombiana ya alcanza la calidad de los diseños y texturas del mercado europeo, que es donde, por tradición, se encuentran las grandes y exclusivas casas fabricantes de corbatas. En el país son varias las empresas que han decidido competir con los grandes pioneros de esta prenda masculina. La industria nacional ya está empezando a exportar a países como Perú, Ecuador, Venezuela, El Salvador, Guatemala, Panamá y Costa Rica. De esta manera queda claro que la industria colombiana de corbatas está volando muy alto. Esta situación llegó a su mejor momento sobre todo a raíz de la apertura económica que trajo consigo una gran cantidad de insumos y textiles necesarios para la confección. Sin embargo, esta industria se ha visto afectada con el contrabando de corbatas provenientes de Estados Unidos o de Europa que llegan al país con un precio de venta inferior al que a la industria colombiana le cuesta producirlas. Las últimas tendencias de la moda europea utilizan la seda yacar por ser una tela texturada que da volumen a los nudos, para poder abarcar con amplitud el cuello abierto de las camisas. Esto sin dejar de lado la seda crepé, o la tradicional seda lisa, que a la vez de ser muy elegante, nunca pasará de moda.Cuando se quiera modificar la apariencia del vestuario, la forma más fácil, efectiva y económica es poseer una gran variedad de estilo, tamaños y diseños de corbatas que se puedan combinar con las camisas y vestidos, dando así un toque de sofisticación y una apariencia siempre actual. No se puede negar que la prenda más versátil en la línea de lo masculino es inconfundiblemente la corbata, es más que un simple accesorio que a través de los años ha pasado a convertirse en lo más imprescindible en la vestimenta de todo un caballero. A tal punto que si no le da la importancia que merece a la selección de una corbata, puede sacrificar la mejor camisa y el más elegante traje que lleve puesto. La corbata es, sin duda, la prenda que cautiva la mirada, anticipando la primera impresión y describiendo algo más que la sola apariencia estética de la corbata.La corbata habla de quien la lleva puesta. Aparentemente, el nudo de una corbata es fácil de hacer. Pero a más de una mujer le ha quedado grande este oficio. Para muchas, esta es la única labor que se les dificulta. A pesar de las múltiples técnicas que se han desarrollado para poder lograr los mejores y más elegantes nudos, el arte no se limita a estirar, dar la vuelta y doblar, porque de lo que se trata es de impirarse como un artista con su obra. Existen varias formas como Windsor, el Semiwindsor y el Cuatro en mano. Este último es el más común y consiste en un hoyuelo o doblez hecho en el centro de la corbata, justamente debajo del nudo para hacer que la prendallene y caiga adecuadamente.Por último, es importante saber que la calidad de una corbata se logra identificar gracias al grosor. Si es elaborada en ciento por ciento algodón debe llevar 10 centímetros de ancho. Para las de seda, al tocarlas se debe reconocer la calidad de este material por su suavidad. Y finalmente, si los diseños y dibujos estén hechos a mano o las figuras geométricas están bien definidas, el hombre que luzca una corbata con estas características, habrá adquirido una excelente prenda. qEl cuidado Tres formas especiales para cuidar las corbatas: _Al quitársela, deshaga el nudo y no la doble ni la enrolle._Las corbatas ciento por ciento de seda deben lavarse sólo en una lavandería especializada en este tipo de prendas. _Si a la corbata le cae grasa o se le ensucia, simplemente aplíquele un poco de talco y remuévalo a las dos horas. Las corbatas con estampados de animalitos ya pasaron de modaTendencias para el fin de añoSegún varios diseñadores consultados por SEMANA, la tendencia para este fin de año son las corbatas de seda yacar debido a su gruesa textura. Lo que predominan son los nudos de alto volumen con el fin de que abarquen la totalidad del cuello abierto de las camisas. En cuanto al estampado, predominan las flores con microdiseño o el estampado que da la misma seda yacar que le da una apariencia de brocado. Las corbatas largas se han dejado de usar y ahora priman las corbatas a la altura del cinturón. De tal forma que la moda irreverente impuesta en su mayoría por diseñadores norteamericanos se puede quedar en lo baúles. Las corbatas lanzadas y divertidas con estampados de animales y personajes cómicos pasaron de moda. Lo que ahora predomina son los colores sobrios y muy pocas combinaciones de colores. Las tonalidades azules, rojas o amarillas están marcadas en las corbatas tradicionales. Marcas reconocidas como Brioni, Valentino, Hermenegildo Zegna, Canasta o Burberrys, traen consigo estos tonos en diseños unicolores que van adecuadamente con camisas de cuello francés o cuello abierto. El azul sigue siendo el color predominante en la camisa, en todas sus tonalidades.Las corbatas de un solo color con textura gruesa se combinan muy bien con este estilo de camisas, teniendo siempre presente que los nudos de alto volumen son la innovación del semestre entrante. Las combinaciones entre la camisa y la corbata son fundamentales en la vestimenta masculina; una inadecuada combinación puede sacrificar un elegante vestido o una clásica gabardina. Los tonos mediterráneos predominan en esta temporada. Así que, una camisa de cualquier azul junto con una corbata café o de algún tono terracota promete ser la combinación perfecta en la tendencia de moda para este fin de año.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.