Miércoles, 18 de enero de 2017

| 1995/10/02 00:00

MODA

MODA

EL TIEMPO DE LA MODA
La semana pasada se lanzaron en Medellín las tendencias de moda para fin de año. Los colombianos se vestirán de manera audaz y atrevida.
DEFINITIVAMENTE Medellín se convirtió en la Meca de la moda. Cada año los diseñadores colombianos preparan sus innovadores diseños para exhibirlos en uno de los más importantes eventos y la semana pasada el éxito de este tipo de actividades se confirmó cuando cerca de 4.000 colombianos y 500 extranjeros visitaron el Palacio de Exposiciones paisa con un solo objetivo: conocer cuales serán las tendencias para fin de año.
En esta sexta edición de Colombiamoda, Inexmoda y el sector textil-confección cumplieron una vez más su cita en este importante salón de negocios.
La feria continúa en su búsqueda por constituirse en una plataforma con resonancia internacional en lo que tiene que ver con la actualidad. Una de las partes más importantes de este evento fue el Foro de la Moda. Usando la creatividad y el ingenio, en esta tribuna se muestra el resumen de un trabajo de investigación efectuado a lo largo del año por expertos que, para recopilar información, visitaron los centros internacionales del diseño y de la confección.
Francia, Italia, Alemania, Nueva York, Dallas y Las Vegas dieron las pautas necesarias para establecer el rumbo de lo que liderará el gusto mundial en lo que se refiere al vestuario.
Es así como en el Foro de la moda, identificado con el glamour, se lanzaron las tendencias en siluetas, colores y texturas que inspirarán las colecciones de fin de año y el primer semestre de 1996.
En los 100 metros destinados para el foro se presentaron 14 desfiles y 11 tendencias que jugarán en la imaginación de los creadores. Jungla Urbana, los Sastres, Juegos de Campo, Brillantina, Los 60, El Nuevo Clásico y el Hombre Desestructurado, en lo que tiene que ver con siluetas femeninas y masculinas, y La Campiña, Fiesta, Eco Denim e Interactiva para los jovencitos y los pequeños.
Pero Colombiamoda no sólo fue la feria del vestuario, también los accesorios desfilaron por su pasarela. Uno de ellos, y quizás el que más llamó la atención fue el calzado. De nuevo estuvo presente lo clásico y lo contemporáneo, lo atrevido y lo tradicional. Se destacaron las botas, los mocasines, las sandalias, los tenis y los apaches.
Se puede decir que Colombiamoda produjo la magia de intercambio de información al sector textil para interactuar con su público y sus compradores. Como dice Alicia Mejía, directora de la feria: "De aquí pueden salir milesy miles de negocios, de ideas, de alianzas y convenios porque todos los visitantes somos del sector textil".

LAS NOVEDADES
Lo nuevo de esta feria tuvo que ver con los avances en diseños, materiales y tecnología. En el manejo del color se destacaron los tonos brillantes mezclados con los oscuros y un complemento de pasteles medios que matizan el conjunto; en la estampación los motivos florales acuarelados, definidos, esparcidos y difusos en contraste con rayas y cuadros. En el segmento de la ropa interior la novedad la presentó el brasier en encaje electronic lycra algodón. El Nouvelle Cup (o copa envolvente), el Magic Teen y el Deportivo, presentado como el brasier perfecto, son algunas de las alternativas que se apreciaron en la feria. Pero sin duda Jungla Urbana, los Sastres, los Juegos de Campo y Brillantina serán las tendencias más comerciales para esta temporada.

LOS SASTRES
Son un retorno a un estilo netamente femenino, de silueta estructurada y con un claro regreso a las curvas. Las chaquetas son entalladas, la botonadura cruzada, las faldas ajustadas y el pantalón pitillo. Esta es la tendencia más importante de la temporada. Su influencia se remonta a la posguerra cuando se realza la figura y la feminidad de la mujer. Se recuerdan personajes glamourosos como Jackie Kennedy, Rita Hayworth, Marlene Dietrich y Elizabeth Taylor. En esta tendencia se destaca la utilización de los tonos pasteles.

EL NUEVO CLASICO
Al hombre tradicional no le gusta que le cambien su vestuario y estilo. Busca proyectar una imagen de refinamiento y buen gusto, pero sin dejar de ser actual. Son mínimos los cambios que se presentan. Sin embargo se puede destacar que el saco es más largo y busca una silueta tubular. La botonadura es sencilla con dos, tres o cuatro botones. Los chalecos son de corte clásico con seda o satín para la espalda. Los pantalones llevan tres prenses, las caderas amplias y las botas más estrechas.

JUNGLA URBANA
Aquí se conjugan la aventura y el pensamiento práctico. Se retoman elementos como el follaje, la selva, los pájaros, los árboles y los animales, inspirándose en los guardabosques y los scouts. En preteñido los temas son cuadros y rayas espaciadas. Para el segmento casual y jeanswear se impone la estampación de camuflaje y las flores difusas de gran tamaño. Para el segmento infantil, motivos de aviación, exploradores, letreros con tipología militar, cuadros y rayas.
La chaqueta y el gabán son muy importantes. Pueden usarse con short para una apariencia más casual o con pantalón o falda para un look más formal. En colores se aprecian los azules, verdes, pardos y los básicos.

JUEGOS DE CAMPO
Esta tendencia de moda casual se inspira en el golf y el tenis. Su influencia se centra en las décadas de los 20, 30 y 50. Las siluetas son básicas con utilización del tejido de punto que permite un buen ajuste. Un aporte fundamental a la carta de color hacen el rojo, el navy y el blanco. Las camisetas, suéteres y chalecos son prendas indispensables y el pantalón se impone fluido, tipo baggy, con dos, tres o cuatro prenses.

ECO DENIM
Es una referencia al final de la tendencia ecológica mezclada con índigo. Se retoman peces, flores, sellos y rayas. Es confortable y amiga de los tactos suaves, algodón y prendas básicas que el consumidor nunca se cansa de usar. Las chaquetas son tipo trabajador, los pantalones de tipo pijama y el clásico cinco bolsillos, las camisas rectas y grandes con apariencia de usadas.

BRILLANTINA
Se sitúa en los 50, haciéndole honor al concepto retro que tiene como referencia dos tipos de mujer y de hombre. El primero de bondad, de inocencia e ingenuidad . El segundo de gatúbelas y mujeres experimentadas. Es la hora de las camisas a la cintura y ombligueras, los bustiers y los escotes pronunciados. Las faldas vienen amplias con mucho vuelo. Vuelve el pantalón pescador (10 centímetros abajo de la rodilla) y el saltacharcos (arriba del tobillo). Los vestidos son ajustados hasta la cintura. En colores la gama es amplísima: desde los pasteles hielo hasta los colores ácidos pasando por los brillantes.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.