Martes, 17 de enero de 2017

| 1995/11/27 00:00

MODA

MODA



PISANDO FUERTE
Los zapatos elaborados a mano, con tratamiento natural en los cueros y el diseño clásico según la temporada, marcan la tendencia. Su elegancia, calidad y fabricacion justifican la marca y el precio.

LAS MARCAS MAS exclusivas del mercado de zapatos utilizan en su fabricación la intervención mínima de la tecnología. La manufacturación con aditivos naturales en las pieles y la obtención de estos mediante trabajos de talabartería y, cosidos a mano otorgan la calidad y excelencia a este tipo de calzado. En el diseño, la textura y el color del cuero también son un factor preponderante para los fabricantes europeos. En la temporada otoño-invierno, los cueros y suelas gruesas, forrados en su interior por causas del clima son la caracteristica. Para primavera-verano, el cuero y suela delgada es la inclinación.
Los zapatos de corte clásico en colores como el azul, cognac, borgoña, tabaco o marrón son los preferidos por el ejecutivo de alto nivel que en cuestión de calzado siempre escoge la excelencia, exclusividad y calidad sin importar el precio. Para este tipo de prenda, el cuero grabado o liso también juega un papel importante. Marcas conocidas como Hugo Boss, Salvatore Ferragamo, Gucci, Pierre Cardin, Lloyd's, Church's y Fratelli Rosseti manejan estos conceptos ligados a la sobriedad y presencia.
Con conceptos de las grandes casas europeas, las diseñadoras Elizabeth Bohórquez y Andrea Tabares ubican esta clase de calzado en dos bloques según el tipo de hombre. El magnate, quien utiliza los modelos clásicos como el Oxford y Gibsone, donde su fabricación es Good year wealt, pegados y cosidos. Y el empresario, que exige una excelente calidad en acabados y detalles de diseño originales y diferentes.
"El magnate es el hombre de negocios con avanzadas visiones urbanas quien siempre entre sus conceptos clásicos utilizará el color negro, café, miel, vinotinto, también combinando entre sí, con contrastes discretos en texturas y acabados", señaló Elizabeth Bohorquez. Para este tipo de calzado se utilizan los cueros Florantic o Bruchof, acabado brillante; Pull-up, no muy brillante con acabado graso; Madrax, cuero sin ninguna película de acabado.
La suela es en cuero Crupon y en algunos casos las medios tapas o medias suelas son en caucho para seguridad en pisos resbalosos o húmedos. Los estilos mocasín, de amarrar, de hebilla, botines a medio tobillo con hormas puntudas y redondas en cueros con textura lisa o grabada son las tendencias para este tipo de zapatos.
"El hombre empresario es el joven trabajador de la nueva generación, serio, clásico y lanzado que combina el buen gusto con la funcionalidad", explicó Andrea Tabares, al señalar que entre los gustos de éste los colores negro, vinotinto y azul en cueros Madrax, becerros semigrasos con texturas y grabados, suelas en cuero, caucho y poliuretano son los más escogidos. Los estilos con detalles formales, que los dan las hebillas, pasadores y costuras en zapatos de amarrar o mocasines con venas en hormas puntudas y redondas, definen el diseño para afianzar más los conceptos de la temporada.
La sobriedad y elegancia en el calzado las imponen la sencillez y tradición en el estilo, donde el pie sé acomoda al zaputo por la suavidad del cuero y la forma de la suela. El calzado clásico sigue marcando la tendencia, y desde ahora los diseñadores europeos trabajan para perfeccionar esta prenda, la cual es un complemento importante al momento de vestir.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.