Domingo, 22 de enero de 2017

| 1985/07/01 00:00

MODA

MODA

MUJER 85 CASUAL Y SOFISTICADA
La moda femenina ha evolucionado a un concepto que reune elegancia, comodidad e informalidad. La mujer del 85 es ante todo activa y trabajadora y exige un vestuario que se adecue a su vida diaria.
En 1985 para estar a la moda usted tiene que dejar atrás todo complejo, porque este es el año de la moda en diseños y colores fuertes y con mucha responsabilidad. Si bien es cierto que la moda sigue respetando la elegancia clásica de las líneas rectas y las siluetas estilizadas, este es un año nuevo, refrescante y muy juvenil. Las fibras naturales predominan, ya sea puras o en mezclas y lo más importante es su textura, muy suave y ligera. El algodón en todas sus versiones, coarrugado sencillo, peinado o muy liviano, la pana, el lino y la seda son las telas para este año.
Los diseños tienen diversas inspiraciones, pero todos guardan un gran sentido de elegancia y sofisticación, hasta tal punto que podría decirse que esta es la temporada más creativa en diseños y accesorios. Este aspecto se destaca en los desfiles y en las publicaciones de las grandes textileras nacionales, como Fabricato, cuyos documentos de moda masculina y femenina registran buena parte de estos cambios.
La gran innovación son las telas estampadas con motivos inspirados en la pintura de Miró o Matisse, o que reflejan la imagen de los qraffittis callejeros. Hasta ahora los colores venían siendo planos aunque muy intensos, a partir de este año los fondos fuertes de las telas han sido complementados con estos diseños un tanto atrevidos y algo revolucionarios. Pero también continúan viéndose los cuadros y las rayas, cada vez más grandes y espaciados, aunque las combinaciones son sutiles y no muy contrastadas.
En cuanto a los colores, hay varias tendencias según el clima y según la edad. Hay toda una gama de colores cálidos, muy naturales que acompañan el algodón para una moda muy holgada y descomplicada, desde el gris y el rosado, hasta el amarillo arena y el azul pálido, También están los colores fuertes con combinaciones drásticas, resurgiendo los tonos agresivos y los colores compuestos, como el mostaza, el verde oliva, el rojo intenso y el azul petróleo. Y finalmente están los colores vibrantes e intensos para la ropa juvenil, destacándose el cereza, el naranja fosforescente, el verde limón y el amarillo chillón.
PARA LOS CLIMAS FRIOS
Los vestidos largos, casi hasta el tobillo, con telas y texturas que caen al cuerpo, los colores cálidos, las hombreras y la ropa holgada forman una silueta estilizada, clasica y muy femenina. Las faldas pueden ser recogidas en la cintura, con un gran prense en el centro y rotondas, o muy ajustadas al cuerpo para las ocasiones más eleyantes, pero siempre siguiendo el sentido vertical y alargado de la figura. Las blusas son sencillas, aunque con mucha tela y con adornos grandes como cuellos marineros, prenses o lazos. Las chaquetas vienen, o muy largas, o estilo torero a la cintura, pero de ninguna manera estilo blazer, pueden ser cruzadas, con grandes botones y bolsillo, o con prenses en la espalda. Los vestidos tienen el talle largo y son muy vaporosos, clásicos pero con lineas modernas. Las botas le han dado el paso a los zapatos casi planos y con correas anchas, siempre con punta delgada y finalmente, los accesorios siguen siendo chalecos largos de lana bufandas y hasta turbantes.
PARA EL CALOR INTENSO
Las líneas clásicas y elegantes bien pueden combinarse con la alegría de los tonos fuertes y los diseños frescos. Los vestidos para clima cálido este año son casi cuadrados, más bien rectangulares y alargados, con mangas amplias y recogidas, cuello abierto y cintura ceñida. Tambien son muy usuales los botones grandes y los bolsillos amplios, las hombreras y de vez en cuando adornos como solapas, cargade ras y correas falsas. En cuanto a las blusas, son amplias y sencillas, pero con diseños especiales que se salen de la monotonía.
Las faldas son también amplias y sencillas, aunque con corte recto y algunas con aberturas. Si van acompañadas de chaquetas, éstas son en telas livianas, largas y con la manga doblada hasta el codo. Y tambien se usan los pantalones, con muchos pliegues o tipo baggy, logrando una apariencia descomplicada y muy cómoda.
LAS CIUDADES PRIMAVERALES
Este año hay una tendencia que se adapta muy bien a ciudades como Medellin, con un clima no del todo cálido, pero no muy frio. Se ha inspirado en las pampas argentinas y también en la tradición española. La silueta es estilizada, casi cuadrada, con predominio de drapeados, bolsillos grandes y asimetricos, túnicas, abrigos largos, cinturones anchos y hasta sombreros de ala ancha.
Las características de esta moda son los superpuestos, con blusas amplias, chalecos y chaquetas livianas de manga al codo.
LA MODA LOCA
Una moda que desciende del punk y que se ha gestado en las calles de Nueva York, deportiva, enérgica y fluorescente, es la que corresponde a los jóvenes de los ochenta.
Tal vez lo más fuerte en ella sean los colores y estampados, pero también cuentan en su agresividad los combinados y los cortes descomplicados, casi al estilo gamín.
Las chaquetas y los pantalones pueden tener cualquier altura, las primeras, pueden venir sin mangas y estos, terminados en resorte o con abertura. Los broches de cobre se imponen y las cremalleras anchas, en esta moda que no piensa en la silueta y que es ante todo cómoda y holgada. -

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.