Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/26/1987 12:00:00 AM

MODA

La moda 88
Desde que los modistas colombianos decidieron importar menos y crear más, el gremio de la moda nacional reconoce evidentes progresos en sus actividades. Con la reducción de prendas y telas extranjeras en calles y salones de todas las ciudades colombianas, los distintos sectores de la industria del vestido parecen haber encontrado la pasarela del fortalecimiento, no sólo como actividad económica sino también como alternativa de creación.
La producción de textiles adquiere cada día mayores rasgos de calidad en sus mercancías, y llega muchas veces a compartir el estudio de las posibilidades de una tela en el mercado doméstico, con los demás protagonistas de la escena, en una actividad cotidiana que como el alimento nos acompaña desde el primero hasta el último de los días.
Es así como en el proceso de investigación que está detrás de cada metro de tela hecha en Colombia, participan últimamente diseñadores de moda que contribuyen con sus conceptos a la elección de determinada textura o al teñido que marcará la pauta en la temporada.
El diseño es uno de los puntos que ha demostrado mayor estimulo. Estudiar moda en nuestro medio se ha vuelto tan común, como seguir las carreras más tradicionales de otras épocas. Ahora los diseñadores son tantos y de tal variedad de estilos, que ha sido necesario agremiarse en un comité de modas de la Asociación Colombiana de Diseñadores.
Con una esmerada capacitación y una buena dosis de creatividad, estos profesionales de la moda canalizan las exigencias del movimiento internacional y, con base en la amplia gama de texturas propias de nuestros textileros, crean la moda colombiana.
Este talento se hizo presente en un evento que durante cuatro años ha reunido a los más destacados diseñadores nacionales: Tendencias 8788.
La industria de la alta costura se tomó el Centro de Convenciones Gonzalo Jiménez de Quesada para lanzar las novedosas colecciones que regirán el vestir de los colombianos hasta mediados del próximo año.
Treinta diseñadores, decenas de modelos profesionales y cientos de espectadores disfrutaron del espectáculo de una industria que se ha convertido en un importante renglón de la economía nacional: la moda.
En talleres y fábricas, las prendas que vestiremos mañana son hoy objeto de un esmerado proceso de control de calidad, que las hace competitivas dentro y fuera del país, a tal punto que un grupo de diseñadores que asistieron a la muestra del diseño nacional, empacaron sus colecciones para llevarlas a dos eventos importantes a nivel internacional. Magic, feria de ropa informal masculina, en Los Angeles (María Helena Mejia) y el pret-a-porter en París (Julia de Rodríguez, Patricia Martínez y Vicky Farcas).

¿Y cuál es la tendencia?
--Las texturas.
Al preguntar por los materiales de la temporada, los especialistas no vacilan en responder que todos, con la libertad de las combinaciones entre sí, según la ocasión.
Cuero, seda, lino, terciopelo, gamuza, paño, chalis, algodón, indigo, acrílico, viscosa y el tejido de punto, son los que más se utilizan en esta temporada.
--Los colores
Colecciones ricas en contrastes, y tonos de todas las posibilidades en la escala de la imaginación.
Pasteles, blancos, brillantes, primarios, tierras, indigo, tonos cálidos, colores luminosos, grises, caramelos y la combinación blanco y negro, espécialmente en cuero. En tejido: rayas y nuevos diseños en escocés.
--Los accesorios
En la línea femenina:
--aretes grandes (candongas)
--cinturones anchos (cuero, reptil y tela)
--prendería (camafeos, brillantes)
--sombreros, boinas
--flores en relieve
--guantes en cabritilla y lana
--bufandas y calentadoras en lana (informal)
--pulseras
--hebillas en cacho, hueso, coco y bronce.

En la línea masculina:
--sombrero de ala ancha
--calzonarias de botón
--cinturones delgados
--corbata de seda
--guantes, bufanda, calentadoras en lana (línea informal)
--relojera en el pantalón
--boinas
--corbatín
De la elegancia al jean
En general se advierte un look moderno y sofisticado que perfila con suavidad la silueta femenina, destacando puntos corporales como la cintura, que esta vez busca las dimensiones más pequeñas posibles. Una mujer fluida, de aspecto descomplicado y simple, pero ante todo elegante, con comodidad y desenvoltura.
Los vestidos diseñados para las noches de gala acentúan la feminidad y fueron creados como prendas de corte amplio, que al mismo tiempo definen la cintura y los hombros con grandés mangas y hombreras prominentes con pedrerias, finalizando en amplios volantes confeccionados en texturas transparentes y semipesadas. Telas de calda suave y colores cálidos.
El cuero es combinado con otras texturas como telar, fibras de seda, acrílico y algodón, como opción versátil para las prendas elegantes con formas asimétricas que destacan el volumen.
Para los climas fríos se presentan prendas en paño y tejido de punto con profusión de escoceses. También se recupera la sofisticación del pasado y la línea clásica, con materiales conjugados de una manera muy especial (lino, seda, encaje y terciopelo, estilo barroco).
Se aprovecha el tejido de punto para lograr prendas para toda ocasión, cómodas, prácticas, originales y muy elegantes si se quiere. Tejidos muy ánchos y sueltos en algunas ocasiones, con la cintura bastante definida. Vibraciones de gran colorido contrastando con el negro.
La frescura de la informalidad
Con la característica de tener prendas o vestimentas flexibles que se combinan entre si, la ropa informal para fin de año está inspirada --entre otras-- por la línea oriental: cortes rectos, silueta triangular, colores blarico y negro y algodón 100%.
También el jean, la textura estrella de la informalidad, se hace presente en forma de abrigos, chaquetas largas, de cortes transversales que se cruzan entre si y se complementan con cremalleras, velcros y bolsillos. Telas de fibras naturales y muy suaves. Prendas confortables y útiles en colores glaciales transparentes o invernales, con accesorios como bufandas, guantes, gorros y calentadoras en lana y en colores gris y rosado.
Omar Chaparro, un industrial que ha dedicado su vida a traer las mejores ideas de la moda internacional --sobre todo en el campo de ropa informal--, para adaptarlas a las nuevas tendencias nacionales, habla así del jean: "El boom de la moda informal tiene en los tradicionales jeans un gran aliado, el eterno denim que nunca deja de imponerse. Ahora el secreto está en la gran variedad de acabados:
--stone washed (lavado en piedra)
--stone washed con bleach (con desteñido a diferentes graduaciones, hasta casi blanco)
--frosted (logrado con ácidos)
--sobreteñido (en colores pasteles, vivos y tierras)
--black denim.
"El denim presenta múltiples tipos de acabados, casi sin límites, hasta donde la imaginación de los diseñadores lo permita. El desgaste de la tela se lleva a cabo con piedras volcánicas procedentes del Ecuador y con productos químicos de gran variedad".
Retornan los overoles, los pantalones amplios, las faldas largas, las mini-faldas, las chaquetas cortas y largas, los abrigos, las jardineras, y todo con escudos, logotipos, estampados y taches metálicos en el azul más cómodo de todos: el jean.
Y sin embargo, como asegura uno de los diseñadores de la firma Jeans & Jackets, "aunque se le dé apariencia de usado o recién lavado, el jean tradicional cinco bolsillos, ajustado al cuerpo para mujeres y hombres, seguirá siendo la prenda universal". Así lo confirma el crecimiento de firmas dedicadas a la producción del denim.--
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.