Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/18/2012 12:00:00 AM

Motor del progreso

El auge de la minería y los nuevos proyectos de infraestructura, lo mismo que la evolución tecnológica de vehículos de pasajeros, ahora más eficientes y ecológicos, hacen que el segmento de los automotores comerciales de carga y de pasajeros se convierta en un nuevo impulsor de la economía.

Aunque cada día se ven en las calles y carreteras del país más automóviles –y sobre todo, camionetas– que estrenan placas nuevas, el sector experimenta un menor crecimiento que el esperado. De acuerdo con Econometría S.A., administrador del Comité de la Industria Automotriz Colombiana, en julio de 2012 se vendieron en el país 26.105 unidades, cifra un 2,6 por ciento inferior a la del mismo mes del año pasado.

Sin embargo, las cifras totales, según la misma fuente, son aún positivas: en el primer semestre de 2012 se vendieron en total más de 2.500 vehículos adicionales a lo registrado entre enero y junio del año pasado. Y ello tiene una explicación: las ventas de camiones, vanes y SUV (Sport Utility Vehicles o camionetas) han subido y sostenido el mercado, y lo que impulsa el crecimiento en este negocio es la comercialización de vehículos de carga y de pasajeros. En los primeros seis meses del año, el número de camiones vendidos creció entre 108 y 114 por ciento frente a lo colocado en el mismo período de 2011.

“El crecimiento en la venta de camiones en Colombia es el reflejo del buen momento por el que pasa el país. Este es un termómetro del crecimiento económico. Aunque el año pasado fue un mejor año que lo que va corrido de 2012, confiamos que las locomotoras del gobierno aceleren su ritmo en este segundo semestre, en especial en infraestructura, minería y petróleo”, dice Humberto Duque, gerente de Navitrans International, la marca que comercializa más camiones en el país y que en 2011 consiguió el primer puesto en ventas incluso a nivel mundial al colocar cerca de 6.000 unidades en el mercado nacional.
“Después de la crisis de 2009, Colombia ha sido el país en el continente americano con el mayor crecimiento porcentual en comercializar camiones pesados: en el año 2011 se vendieron 13.597 de ellos, lo que representó un 195 por ciento por arriba de 2010, en donde la marca International obtuvo una participación del 44 por ciento”, dice por su parte Octavio González, gerente de Marketing de Navitrans para América Latina y el Caribe.

Este auge tiene una sola explicación. “La reactivación económica del país, su potencial minero, sus reservas de hidrocarburos y la ola de renovación del país en términos de infraestructura han impulsado la demanda de camiones de mediano y gran tonelaje”, señala el director de Buses y Camiones Chevrolet, Jaime Gil, en un informe del diario bogotano La República. Con él está de acuerdo Emilio Manzano, gerente general de Kenworth de la Montaña, empresa que lidera el ranking de ventas por modelo. “El alza en la producción petrolera y el crecimiento de las obras de infraestructura fomentan las ventas de camiones y el desarrollo. El sector transporte crece cinco o seis puntos por encima de lo que crece la economía”, señala.

Y eso que las condiciones del mercado aún no son óptimas. “Las ventas podrían ser mayores, pero el sector enfrenta dificultades como demoras en procesos de matrícula, ajeno a las mismas empresas. Es un tema delicado y costoso para las firmas, que requiere solución por parte del gobierno y más con el inicio del alza de las exportaciones asociadas a los TLC”, explica el gerente de Vehículos Carga Pesada de Daimler Colombia, Mauricio Ortiz.

Aún así, el sector es tan confiable, que marcas como Chevrolet ofrecen líneas de crédito dirigidas a personas sin experiencia crediticia. “Procuramos contribuir al crecimiento y desarrollo de los negocios de nuestros clientes empresarios y emprendedores del transporte, que podrán llevarse el camión o el bus que su negocio necesita a través de planes de financiación nunca antes vistos”, asegura Ilich Castro, gerente de Mercadeo de Buses y Camiones Chevrolet.

Otro segmento sobre el que sostienen los números positivos de la industria automotriz es el de las vans de carga y pasajeros, lo mismo que el de las pick ups. Según Econometría S.A., en este primer semestre 8.013 compradores de vans se hicieron a esta clase de vehículos de trabajo, contra 5.670 que lo hicieron en el mismo período del año pasado. En pick ups hubo un leve descenso en las ventas, pero las marcas son optimistas. “Los segmentos comerciales son muy importantes para nuestras marcas ya que tenemos productos como lo son las ‘pick ups’ Strada en sus versiones Working y Trekking, las cuales son la herramienta precisa para el negocio de todas las Pymes y empresas medianas, pues tiene un bajo consumo de combustible y su capacidad de carga es muy adecuada a las necesidades de estos consumidores”, afirma Bernardo Castro Mateus, gerente de Mercadeo y Publicidad de Colitalia Autos S.A., distribuidora de Fiat.

Los vehículos comerciales son, pues, un nuevo motor del desarrollo que marcha casi en silencio. Con una función adicional: servir de termómetro de la economía nacional.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.