Lunes, 1 de septiembre de 2014

MUEBLES Y DECORACION

| 1985/04/08 00:00

MUEBLES Y DECORACION

PROEXPO SU VERDADERA FUNCION COMO PROMOTOR DE LA EXPORTACION DE MUEBLES
Nuevamente se considera en la política económica del Gobierno, la promoción de las exportaciones como palanca fundamental en la reactivación de la industria y el saneamiento de nuestras reservas. En otras palabras, se demuestra nuevamente la forma improvisada y poco realista de los tecnócratas y políticos con la cual pretenden obtener frutos a corto plazo, de un mecanismo que requiere no solo políticas y estrategias permanentes, sino objetivos a largo plazo.
Si se mira objetivamenta la labor de Proexpo, se puede decir con justicia que su gran realización ha sido en el area financiera, lo cual era de esperarse como institución dependiente y manejada por una filosofía bancaria. Sin embargo este criterio tan importante ha excluído la visión comercial y de mercadeo tan necesaria en la promoción de nuestros productos en el exterior, con la consabida experiencia negativa de grandes capitales invertidos en programas y productos que no pueden llegar a los mercados internacionales por un mercadeo equivocado o inexistente.
El primer aspecto crítico y quizá el más sencillo pero también el más olvidado tiene que ver con el reconocimiento de los directivos de Proexpo, de capitalizar las experiencias de los exportadores y desarrollar conjuntamente con ellos una política estable y a largo plazo. Es increible ver cómo Proexpo a través del tiempo, ignora experiencias vividas y vuelve a cometer errores, simplemente por no oir a los exportadores o por no querer revisar sus propios archivos. Como explicación se presenta muchas veces la rotación permanente de funcionarios, como consecuencia de haberse convertido Proexpo en fortín burocrático a lo cual se agrega la inexperiencia y desconocimiento de estos funcionarios del mercadeo internacional y de la industria nacional.
En segundo lugar es necesaria una coordinación de las diferentes divisiones de Proexpo, para desarrollar estas políticas y programas con el objeto de evitar los esfuerzos aislados y muchas veces competitivos y contradictorios que se ven entre sus diferentes dependencias. Cuántas veces la subdirección Técnica fomenta programas, los cuales quedan truncados por decisiones de la subdirección Financiera, o la subdirección de Fomento anticipa programas y ferias sin reconocer las verdaderas necesidades de los industriales.
Se podrían enumerar infinidad de aspectos, en los cuales la organización funcional de Proexpo, requiere ajustarse para obtener mayores beneficios a cualquier programa de exportación de muebles. Sin embargo debido a la brevedad del espacio consideramos prioritario sintetizar en pocos puntos la actividad que debería desarrollar Proexpo con la industria del mueble.
1. Revisar las experiencias pasadas con representantes de la industria y de cada división de Proexpo, sin tratar de justificar errores ni buscar culpables y evaluar los programas existentes dentro de una estrategia a largo plazo de mercadeo, asignando objetivos específicos y presupuesto para su realización.
2. Fomentar la constitución de entes privados o mixtos que desarrollen la comercialización de los muebles en los mercados escogidos, buscando los incentivos y mecanismos más apropiados de acuerdo con las necesidades de la industria.
3. Delegar a los empresarios del mueble, la organización, manejo, programación y coordinación de ferias o exhibiciones especializadas en el exterior, responsabilizándolos de los resultados y de la adecuada inversión de presupuestos asignados por Proexpo.
4. Delegar a los empresarios la selección de expertos internacionales, para capacitar tanto a industriales como a comercializadoras en las distintas áreas del mercadeo y la tecnología evitando en esta forma el desperdicio de recursos en la traida de las personas equivocadas.
Los puntos anteriores son en realidad tan obvios y se han planteado tantas veces que sorprende ver lo imposible que ha sido ejecutarlos efectivamente. Quizá lo que hay que concluir es que todo lo que se necesita es la voluntad de Proexpo en atender las sugerencias, de quienes con costosas experiencias han logrado llegar a los mercados internacionales.--
UNA NUEVA TENDENCIA EN LA DECORACION DE INTERIORES
A través de los años el cuero ha sido un elemento que siempre ha venido siendo utilizado en la decoración de diferentes formas, pero nunca antes había sido tan importante su demanda como en la década de los años 80.
Desde la colonia el cuero fue utilizado como un elemento no sólo decorativo sino también de trabajo. En las sillas y sillones de las grandes haciendas hasta en las de montar a caballo. Sin embargo su uso dentro del contexto de la decoración nunca fue de gran importancia. Aun así el cuero estuvo, aunque sin una gran trascendencia durante todo este tiempo, presente en la decoración como un material clásico y del status, elegante dentro de la ambientación de espacios.
Desde finales de los años 70 y comienzos de esta década la demanda del cuero dentro del contexto de los muebles y la decoración ha sido vertiginosa, hasta el punto que hoy en día existen muebles prácticamente en todos los estilos, clásico, rústico, contemporáneo que contienen parte o su totalidad en cuero.
Hoy por hoy el cuero en si, es más barato que muchas telas importadas yo elaboradas en el país. Además el cuero es más duradero y con los años su textura es más suave y apreciada. En Europa y Estados Unidos se utiliza el cuero en los muebles por toneladas. Nosotros estamos en Colombia por lo menos 10 años atrás en acabados y texturas de cueros para muebles. La producción de cuero es supremamente limitada y su calidad sufre de tremendas irregularidades por su mal procesamiento en la curtiembre. Nuestros cueros a niveles internacionales tienen mucho por recorrer e innovar y para esto lo más importante es que toda persona que haga parte en el proceso del cuero, sea consciente de que este debe ser cuidado desde un principio hasta su destino final.
Tanto los insectos tropicales, como el comercio del ganado con sus interminables marcas, hasta el matadero donde se despelleja este sin ninguna consideración deben ser mejorados y refindados en su procesamiento.
Finalmente, el cuero es más utilizado para la elaboración de novedosos sustitutos como los "huesos para perros" antes que para la elaboración de unas finas pieles para muebles que tendrán un termino de vida prácticamente indefinido. Aun así, las perspectivas para los muebles de cuero son buenas, puesto que la gente ha llegado mucho más a la conclusión que es menos costoso y más agradable a largo plazo adquirir un mueble en cuero cuya vida puede ser estimada de 10 a 20 años, a la de un mueble en una tela novedosa cuya vida no exceda los dos años en buen estado.--

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×