Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2002/07/15 00:00

Mundo grandes temas

Mundo grandes temas

El mundo ha sido testigo en estos ultimos 20 años de dos momentos que cambiaron la historia. El primero, en 1989, la caída del muro de Berlín. Fue el comienzo del fin de la Guerra Fría y el colapso del que había sido considerado por muchos como el gran imperio del siglo XX: la Unión Soviética.

El epílogo de ese mundo bipolar, de órbitas de influencia y de tensión atómica, trajo consigo importantes cambios en la política y en la geografía del planeta. Etnias, razas, pueblos y religiones que habían sido unidas bajo la égida de Moscú o de Washington se vinieron al piso con la misma facilidad de un castillo de naipes. Al evaporarse las ideologías y los intereses geoestratégicos de las potencias salieron a flote los odios ancestrales de las regiones. El culto a Marx le dio paso a toda clase de nacionalismos, cuyas visiones del mundo y del territorio sólo podían ser resueltas a bala y machete. Las escenas dantescas en Africa, los campos de concentración en Bosnia y las masacres en el sureste asiático se volvieron las noticias de conflictos que la humanidad, ingenuamente, creía haber resuelto.

Lo local se volvió importante en medio de una globalización galopante. Un mundo donde en los últimos 20 años la ciencia y la tecnología evolucionaron más que en los últimos dos siglos. Donde Internet revolucionó la forma de comunicarse.

América Latina, a pesar de los vaivenes económicos y políticos, logró dejar atrás una serie de gobiernos autoritarios y de dictaduras para ingresar en unas democracias bastante frágiles que serán puestas a prueba en el futuro.

Y cuando muchos pensaban que con la caída del muro de Berlín el mundo se dirigía hacia una paz duradera, fortalecida por la unión comercial, apareció un nuevo enemigo que había crecido silenciosamente en medio del ambiente de euforia que trajo consigo la globalización: el terrorismo, expresado en los ataques suicidas del 11 de septiembre de 2001. Ese día se constituyó en el segundo momento de ruptura. Ese día cambiaron la lógica de la guerra, las relaciones internacionales, las libertades civiles y hasta el concepto de democracia.

Todos estos temas, que marcaron la historia mundial, son analizados a continuación por algunas de las voces más autorizadas en cada materia. Cada uno de los autores, que escribió de manera exclusiva para SEMANA, hace una reflexión sobre lo que sucedió y trata de mirar qué nos espera. Los lectores juzgarán qué tanta razón tienen.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.