Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/6/1992 12:00:00 AM

NAVIDAD

NAVIDAD, Edición 501, Sección Especiales, 16623 NAVIDAD
SANTA CLAUS NO ES COMO LO PINTAN
POR ESTA EPOCA DEL AÑO EL SERVICIO DE correos del Polo Norte no da abasto con la cantidad de cartas que llegan a partir del primero de diciembre. Grandes, pequeñas, cuadradas y rectangulares solo tienen un destinatario. Santa Claus, el gordito bonachón de vestido rojo y barba blanca que lleva en su trineo las recompensas navideñas con monos de colores y papeles brillantes.
Mil historias explican la procedencia de esta tradición. Para muchos, Santa Claus es un producto de la creación norteamericana. Para otros, se trata de un personaje imaginario, pero, en realidad la verdadera historia de este gran hombre se originó en Asia Menor.
El historico San Nicolas era un Obispo de Myra que vivió durante el siglo IV. Su reputación de bondadoso y generoso dieron la pauta para la creación de leyendas que lo hicieron el mas popular reverendo de todos los santos navideños.
Las leyendas cuentan que una noche de diciembre, el Obispo supo que tres hijas de un molinero se sentian desdichadas por no tener dote para llevar al matrimonio. Para ayudarlas, echo por la chimenea tres bolsas de oro. Una de las bolsas quedó colgada de la chimenea antes de caer. En ese momento nació la costumbre de colgar medias llenas de regalos el día de Navidad.
Además, los libros tambien cuentan algunos milagros del Obispo, Un día en su recorrido por sus diocesis encontró una familia que no tenía que comer. Miro alrededor y sólo encontró un árbol seco. Se arrodillo y rogó a Dios que le hiciera un milagro. El árbol comenzó a florecer y dar frutos.
A partir de ese momento, la gente empezó a venerar el árbol de San Nicolas y rendir culto a las virtudes del Obispo. Su traje, era muy diferente del que se conoce actualmente, pues el Obispo llevaba una mitra sobre la cabeza y una capa larga sobre los hombros.
En contraste, el hoy conocido traje de Santa Claus tuvo como fundamentos de transformación un poema escrito en 1822 que lo describia como un hombre barrigón y en 1866 una caricatura norteamericana que lo identificaba con un traje rojo adornado con pieles blancas en los bordes y un sombrero caido.
Este personaje navideño cambia su nombre a medida que su trineo avanza en el cielo. En España, se llama Papa Noel, en Chile, Viejo Pascuero, en Holanda, SinterKlass o San Nicolas y en Norteamerica Santa Claus. No obstante, la cantidad de apelativos, el eco de jo, jo, jo, en todos los rincones del mundo anuncia la llegada del noble representante de la Navidad.
Otra de las transformaciones que la leyenda de San Nicolas sufrió con el paso del tiempo fue su vehiculo. Antes, el Obispo llegaba en un caballo blanco a visitar los hogares. Ahora, Santa Claus, llega en su trineo tirado por renos.
Y los expertos en materia de transporte conscientes de la gran tarea de Santa Claus aconsejan cambiar el trineo por un jet, asi, el trabajo será rapido y efectivo.
La vida moderna de Santa Claus no es un paraiso, cada día la hazaña de entrar por la chimenea para dejar los regalos es mas complicada, pues los ingenieros y arquitectos construyen las chimeneas estrechas y la barriga de Santa Claus dificilmente logra pasar.
Además de la dificultad para entrar, sus carcajadas han tomado otro sentido. Tan grande ha sido el eco de su risa, que la actividad comercial encontro en Santa Claus el promotor perfecto para las ventas navideñas. Por eso, no es extraño encontrar a cada paso una vitrina con un Papa Noel vociferando las promociones navideñas que cada almacen ofrece.
Pero, la magia de Santa Claus lucha a capa y espada por el primer lugar en la escala de valores navideños.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com