Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1993/01/11 00:00

NAVIDAD

NAVIDAD

¡SALUD!
COMO Sl SE TRATARA DE UN MUNDO mágico la fiesta se inicia en el bar. Las campanas de Navidad apenas comienzan a sonar, la cena está por prepararse y aquí en este rincón del licor y las bebidas el telón apenas se corre. Entonces la coctelera, los corchos, los tragos y las delicias recobran vida para enriquecer la apetitosa mesa de Nochebuena.
Como si se tratara de un titiritero las manos del experto de la familia en ponches hacen de las suyas y deslizan combinaciones y mezclas para hacer surgir diferentes sabores. Un mundo de correspondencias entre los sentidos que recuerda a los precursores de los poetas malditos. La única diferencia aquí es que no se hacen versos sino ponches. Bebidas mágicas y encantadoras que relacionan su color, su sabor y su textura a la de una infinita gama y variedad de recuerdos navideños.
La palabra ponche viene del vocablo inglés punch que a su vez procede del sanscrito pancha que quiere decir cinco. Originalmente, el ponche constaba de cinco ingredientes, número que le dio su nombre.
Según los expertos, esta es una bebida característica inglesa que ha estado en verdadero auge en América durante dos etapas. La primera de ellas se dio en el siglo XVIII cuando lo inglés era lo máximo en las nuevas tierras americanas.
El segundo imperio del ponche en América se realizó durante la primera mitad del siglo XIX, período de gran influencia europea en el continente.
Según la Enciclopedia Salvat de la Cocina, los ponches son bebidas calientes que se preparan mezclando ron u otro licor espirituoso con agua, limón, azúcar y, tal vez, té.
Pero esa no es la única forma de elaborar los ponches. Hoy esta bebida se prepara con diversos ingredientes aunque siempre conserve la presencia del ron o algún otro licor alcohólico que lo reemplace.
Una delicia apetitosa, refrescante y embriagante que permite celebrar y brindar durante las fiestas navideñas con todas las de la ley, y sobre todo, con toda la tradición del caso. Llegada a América durante el siglo pasado, la verdad es que en el continente se han logrado elaborar recetas verdaderamente provocativas y apetitosas capaces de enfrentarse a los más exigentes paladares.
A continuación algunas recetas de ponches tomadas de la Enciclopedia Salvat de la Cocina, bebidas verdaderamente fascinantes y fáciles de preparar para celebrar en arande esta temporada navideña.

PONCHE DE NARANJA
(para ocho vasos)

Preparación:
10 minutos
Cocción: Cinco minutos
Ingredientes:
Medio litro de ron
250 gramos de azúcar
8 naranjas

Preparación:
Lavar cuidadosamente las naranjas y enjuagarlas. Sirviéndose de un cuchillo afilado cortar en espiral la cáscara de la naranja. Aparte, colocar en una cacerola un litro de agua, la cáscara de las naranjas y el azúcar. Dejar hervir durante cinco minutos.
Exprimir el jugo de las naranjas, verterlo en una ensaladera y añadir ron. Colar el agua de cocción de la cáscara de las naranjas, mezclarla en la ensaladera con el ron y el zumo de naranja. Servir en seguida con un cucharón.

PONCHE DE LAS ISLAS
(Para un vaso)

Preparación:
Un minuto sin cocción
Ingredientes:
15 de jarabe de caña
45 de ron blanco
Una corteza de limón
Dos cubitos de hielo

Preparación:
Colocar los dos cubitos de hielo en un vaso de coctel. Añadir el jarabe de caña y el ron blanco. Por último agregar la corteza de limón y mezclar con una cucharón grande. Beberlo helado.

PONCHE INDIANO (para seis personas)
Preparación:
Cinco minutos sin cocción
Ingredientes:
Una medida de jarabe de caña
Cuatro medidas de ron blanco
8 medidas de zumo de fruta
Dos cubitos de hielo por vaso

Preparación:
Llenar una jarra con una medida de jarabe de caña, cuatro medidas de ron blanco y ocho de zumo de fruta (naranja, pomelo o anís). Colocar en el refrigerador.
En el momento de servir, poner dos cubitos de hielo en cada vaso, remover la mezcla con una cuchara grande y echarla en coda vaso.

PONCHE BLANCO (para seis personas)
Ingredientes:
Cuatro naranjas cuatro copas de ron
Una cucharada de curazao
Seis cucharadas de azúcar
34 de litro de leche

Preparación:
Exprimir las naranjas y mezclar su zumo con el ron, las gotas de curazao y el azúcar.
Remover para mezclar bien. Preparar seis vasos con hielo picado. Añadir en ellos la mezcla preparada distribuyéndola equitativamente. Llenar el vaso con leche fría.


HECHO EN CASA
LA DULZURA DE LA NAVIDAD SE REFLEJA en la sonrisa de un niño. En una mano amiga. En un viejo piano de cola que sigue el ritmo de los villancicos. En un árbol atiborrado de luces que anuncia Ia llegada del Mesías. En una gran cena al calor de los fuertes lazos familiares. Y es aIlí en la gran mesa familiar donde se encuentran los mejores tributos para dar la bienvenida a la Navidad. Un gran desfile de deliciosas y apetitosas recetas que decían sin respiración a cada uno de los miembros de la familia. Las galletas de las abuelas, una tradición más viva que nunca, se llevan todos los aplausos. Se trata de un carrusel de color, sabor y, el ingrediente más importante, el amor de madre. Ese toque que sólo ellas pueden dar a sus creaciones y que dan a los platos un sabor tan especial que, sencillamente, es imposible definir.
SEMANA recogió algunas recetas especiales para preparar las más deliciosas galletas con el propósito de que los amantes de la buena mesa comprueben en paladar propio la exquisitez que las ha caracterizado durante mucho tiempo.
Una selección que tan sólo es una pequeña muestra de la imaginación y dedicación de las abuelas en la época mas cálida del año.

GALLETAS DE MANTEQUILLA Y MIEL
Ingredientes:
34 de taza de mantequilla o margarita derretida
Una taza y media de azúcar granulada
Una cucharada de miel
Una cucharadita de extracto de vainilla
Dos huevos grandes
Tres tazas y media de harina
Una cucharada y media de polvo para hornear
Un cuarto de cucharada de sal

Preparación:
1. En un recipiente grande mezclar, con la batidora en velocidad media, la mantequilla derretida, el azúcar, la miel y el extracto de vainilla hasta que la mezcla esté consistente y suave.
Luego agregue los huevos, uno por uno, para batirlos bien.
2. En un recipiente pequeño mezclar la harina, el polvo de hornear y la sal.
Utilizando la batidora, en baja velocidad, pase esta mezcla al recipiente en el que se encuentra la mantequilla.
Con la mezcla haga una gran masa y envuelvala en un plástico. Refrigérela por aproximadamente 30 minutos.
Mientras tanto encienda el horno a 350 grados.
4. Finalmente tome la masa para distribuirla en los diferentes moldes. El tiempo ideal para su cocción es de cinco a 10 minutos dependiendo del tamaño y color que se quiera de las galletas.
5. Con las cantidades establecidas se puede hacer de dos a siete docenas de galletas. Para decorarlas se puede utilizar azúcar pulverizada, mermelada o maní triturado.

GALLETAS DE CHOCOLATE
Ingredientes:
Se usan los mismos ingredientes que se utilizan para las galletas de mantequilla y miel, simplemente basta con omitir un huevo y la miel y sustituirlo por:
Media taza de chips de chocolate semidulce derretido
Media taza de margarina
Preparación:
Seguir los mismo pasos que en la receta anterior. Cocinar las galletas de ocho a 10 minutos solamente.
Para decorarlas se recomienda trocitos de almendra, maní triturado o chips de chocolate sin derretir.


GALLETAS CON GOTAS DE MERMELADA
Ingredientes:
Se preparan igual que las galletas de mantequilla y miel. Sin embargo existen algunas diferencias en medidas para tener en cuenta.
Se reduce la medida de margarina a una media taza
Uno taza de azúcar morena en cambio de azúcar pulverizada
Media taza de soda para hornear, en cambio de polvo para hornear Nueces
Cerezas

Preparación:
La receta se prepara exactamente igual a la que las galletas de mantequilla. Deben estar en el horno de 10 a 12 minutos. Para decorarlas se recomienda utilizar pequeñas golosinas de colores.


HOJUELAS
Ingredientes:
Una libra de harina
Un huevo
Dos cucharadas de mantequilla
Dos cucharaditas de azúcar
Una cucharadita de sal
Una cucharadita de jugo de naranja agria

Preparación:
Se amasa una libra de harina de trigo con un huevo, dos cucharadas de mantequilla, dos cucharaditas de azúcar una cucharadita de sal una cucharadita de jugo de naranja agria. Se acaba Se mojar con agua tibia, se amasa hasta que se pueda manejar fácilmente y se deja reposar un cuarto de hora. Finalmente se extiende la masa muy delgada, se cortan las hojuelas y se fríen en aceite caliente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.