Domingo, 22 de enero de 2017

| 1985/01/07 00:00

NAVIDAD

NAVIDAD

DE BELEN A UNICENTRO
¡Deje a un lado la neurosis y disfrute el lado bueno de la Navidad !
¿Le deprime pensar que otra vez está cerca la navidad, época de falsos abrazos, regalos a clientes indeseables, cumplidos para su suegra, vacaciones en playas atestadas, tráfico imposible, trago, comida y después indigestión y guayabo? ¿Le molesta terriblemente esa historia de salir de compras, los compromisos con gente que realmente no le interesa, los especiales de televisión con cantantes gringos decadentes disfrazados de papá Noel, el ruido de la pólvora, las promociones para ganarse miles de premios, las fiestas de fin de año en su empresa y ese juego ridículo del amigo secreto? ¿No se soporta un año más los trineos cargados de regalos pegados con cinta pegante en las ventanas, las colecciones de tarjetas desempolvadas encima de la chimenea o del escritorio, los coros de los anunciantes deseando felices pascuas por la radio y, en especial, esa sonrisita de la gente que se conmueve con estas fiestas?
¿Cree que ya no queda nada agradable de esos tiempos emocionantes de la niñez en que se pasaba el día encaramado en las tapias pensando en las sorpresas de la "nochebuena"? ¿Cree que no hay nada que puedan decirle, ningún argumento convincente, que le haga pensar que ésta es una navidad diferente? Deje a un lado por unos minutos el stress y la neurosis que le ha causado todo el trabajo de este año, olvídese también de la nostalgia que siente porque llegó otra navidad y usted sigue en las mismas... Le vamos a contar, o tal vez a recordar, las cosas buenas, interesantes y divertidas que tiene la navidad.

DE DONDE SALIO TANTA TRADICION
Por supuesto como usted bien lo sabe, la navidad se celebra -desde el punto de vista religioso- para conmemorar un aniversario más del nacimiento de Cristo, hace los años que lleva la era "cristiana". Pero como usted también lo recuerda, la navidad hoy en día en el mundo no se limita a ser una fiesta religiosa, y podría decirse que cada vez lo es menos. Los regalos, el baile, la cena, la correspondencia, las manifestaciones visuales (luminosas o bien impresas en cartón), el pesebre y el árbol con su instalación eléctrica, se constituyen en elementos inseparables de estas navidades del siglo XX. Resulta difícil establecer cuándo y de qué manera todas estas tradiciones se incorporaron a la fiesta navideña y a qué razón de ser responden. Se ha señalado, por ejemplo, que la costumbre de dar y recibir regalos proviene de los festejos paganos romanos, los cuales duraban una semana entera, en la que se intercambiaban presentes. Cuando comenzó a difundirse la nueva religión cristiana, estas fiestas y sus rituales estaban tan arraigados dentro del pueblo romano que resulto imposible y contraproducente prohibirlas y desde entonces se incorporaron a la celebración religiosa. En cuanto a la cena, también se cree que en parte la cena de navidad tuvo su origen en las mismas festividades en las cuales a menudo se intercambiaban los papeles entre libres y esclavos y estos últimos se sentaban a la mesa servidos por sus amos. Esta tradición persiste hoy en día en algunos ejércitos del mundo, en los cuales se invierten los mandos durante la cena de la nochebuena.
El papá Noel con su vestido rojo, su larga barba canosa y su trineo, puede haber sido una contribución de los normandos a las ilusiones de miles de niños en todo el mundo y a las estrategias de comerciantes y publicistas. Durante su invasión a Inglaterra en 1066 introdujeron a los festejos que realizaban los cristianos un personaje monárquico-burlesco llamado "El Señor del Desorden", cuyo papel consistía en vigilar dichas fiestas ataviado con una gran túnica roja. San Nicolás, considerado en Europa "el santo de los niños" también puso su grano de arena en la caracterización del nuevo personaje, que se fusionó con el normando remodelando su vestuario, para conformar la figura y la personalidad del que hoy llamamos "papá Noel". Por esa época (durante los primeros siglos del segundo milenio) surgieron también los villancicos acompañados de algunos juegos y representaciones dramáticas, como signo del afianzamiento que para entonces ya había alcanzado el cristianismo en la mayoría del viejo continente.

EL ARBOL, EL PESEBRE Y EL PROBLEMA DE LA ECOLOGIA
El culto al árbol proviene sin duda de creencias arraigadas dentro de la historia alemana, en donde el pino era considerado símbolo de fertilidad, ya que permanecía verde aún durante el invierno. También se le comparaba con los techos de las iglesias y es probable que por esto haya sido adoptado como elemento definitivo dentro de la decoración navideña. Se dice sin embargo, que Martín Lutero (siglo XV) tenía en su casa un pino con velas encendidas durante la época de navidad, y que allí nació el primer árbol adornado. En cuanto al pesebre, su origen parece ser mucho más antiguo, aunque no se tienen noticias de cómo o cuándo surgió esta representacion estatica y a escala del momento del nacimiento. Por estos días 700 millones de católicos de todo el mundo han estado rondando por su mente la idea de montar el viejo pesebre o vestir el árbol, e inclusive no se equivocaría uno si dice que de todos ellos algunos millones han pensado hacer algo nuevo esta navidad.
¿Cuántos estarán pensando en un pesebre espacial y cuantos otros en utilizar materiales típicos de su país como barro o madera? Sin duda a miles se les ha ocurrido hacer su pesebre pop, otros miles habrán tenido la idea de incorporar las matas en sus macetas al follaje, y el icopor, el plástico, el alambre, las telas y el vidrio no serán materiales olvidados. ¿Sería usted capaz de hacer esta navidad un pesebre único? ¿Se atreve a desafiar su ingenio? Seguramente que sí. Seguramente su pesebre sera un "original de autor" entre 700 o más millones de representaciones con tres reyes magos, una vaca, un burro, una Virgen, un San José y un niño recién nacido, en medio de un establo de paja, aserrín u hojalata, coronado por una gran estrella. La que definitivamente sí va a estar ausente es la naturaleza -a no ser por medio de las materas que ya mencionamos- y las razones son obvias. Si presumimos que en Colombia habrá esta navidad cinco millones de pesebres, uno por cada cinco habitantes (por decir alguna cifra), pensemos ahora en igual cantidad de bultos de musgo arrancados a la tierra y por supuesto de manera irreversible. Sumemos a esto la tala de árboles y tendremos de cerca alguna dimensión del absurdo panorama que se presentaría en nuestro país, en detrimento de la naturaleza y el equilibrio de nuestro medio ambiente. Definitivamente ni pensarlo. La vida moderna ofrece innumerables alternativas para seguirle la cuerda a su imaginación, mucho menos peligrosas que robarle un pedazo a la naturaleza. Es cuestión de probar que a los colombianos sí se nos ocurren cosas raras y que la imaginación todavía nos funciona.

LA CUESTION RELIGIOSA
Aun cuando la navidad se adorne cada día más de actividades ajenas a la religión, cada año se hace un llamado para recordar el verdadero significado que esta fecha tiene para el mundo cristiano. La tradicional misa de gallo a las 12 de la noche del 24 de diciembre, es tal vez la más auténtica representación religiosa para la fecha, que subsiste. Pero aún existen otras, aunque a veces no las relacionemos directamente con su verdadero significado dentro del lenguaje cristiano. Las novenas de aguinaldo por ejemplo, en las que todos nosotros nos pedimos algún día pronunciar el "benignísimo Dios, de infinita caridad,..." son nueve porque simbolizan cada uno de los meses del embarazo de María. Los aguinaldos, aunque son juegos y su culminación hoy consiste en un intercambio de regalos, inicialmente eran ritos cristianos que trataban de dejar una enseñanza sobre ciertas virtudes y defectos. La cena navideña se considera una representación de la comunión y antiguamente tenía ese rigor, y finalmente, el religioso acto de rezar y la actitud de evaluación y arrepentimiento, hacen parte de estas fechas.

LA CIUDAD SAGRADA
Belén, epicentro de los acontecimientos que se rememoran en la epoca de navidad en todo el mundo, es hoy una pequeña ciudad de 25.000 habitantes, que vive del turismo de los fieles que durante todo el año la visitan. Allí mismo se celebran tres navidades a final de año: los días 24 y 25 para la iglesia romana, el 6 de enero para la iglesia Ortodoxa y el 17 y 18 de enero para los Armenios, pero en el fondo, todos recuerdan los mismos hechos y los mismos personajes. Belén es citada varias veces en la literatura sagrada recopilada en la Biblia. Durante 20 siglos ha permanecido intacta como testimonio de acontecimientos que ya casi nadie duda (por lo menos en gran parte del mundo occidental) y que pocos tratan aun de probar, pero ya no con complicadas y rebuscadas deducciones lógicas, sino con pruebas científicas, como por ejemplo por medio de excavaciones arqueológicas, que recientemente han dado a conocer papiros egipcios en los que se consigna el relato histórico de los hechos.

LA HISTORIA DE UN VILLANCICO
En la navidad del año 1818, un viejo cura del pueblo de Hallein, en los Alpes austríacos, estaba sentado frente a una mesa releyendo las palabras de San Lucas en las que cuenta cómo el arcángel San Grabriel se acerco a unos humildes pastores y les anunció: "hoy os ha nacido, en la ciudad de David, "el Salvador", con lo cual preparaba su sermón para la Misa de Gallo. Por la ventana alcanzaba a ver una procesión de niños con velas que recordaban en la noche un inmenso árbol de navidad. De pronto sus reflexiones fueron interrumpidas por alguien que le anunciaba que en la humilde casa de un carbonero acababa de nacer un niño. El padre Joseph Mohr se dirigió al apartado lugar a bendecir al niño y al regresar solo, sintió que el Arcángel le anunciaba directamente a él unas palabras. Corrió a escribirlas de esta manera: "Noche de Paz! Noche de amor! Todo está en calma en rededor; los querubes al niño Jesús velando están Duerma en Paz celestial". Pocos minutos después Francisco Javier Gruber, maestro de música del pueblo, le puso melodía a la estrofa. Cierto o no, revelación divina o inspiración humana, ésta es la manera como se relata el origen del villancico más famoso en el mundo cristiano y que tal vez haya sido adoptado ya como el himno de la navidad.
EN FIN, LLEGO LA NAVIDAD
Con sus cosas aburridas y agitadas o con sus momentos amables y nostálgicos, está otra vez aquí la navidad. Lo mejor que puede hacer sin duda es vivirla como debe vivirse cada navidad, reuniéndose con la gente que usted más quiere, recordando a sus amigos, cenando platos deliciosos en familia y reflexionando serenamente sobre sus proyectos para el año entrante. También es una ocasión para descansar, bailar un poco o divertirse y dejar atrás las preocupaciones, hacer planes para el futuro y, porqué no, cambiar de vida de una vez por todas. Como quiera que sea lo que usted haya decidido hacer y donde quiera que esté en nochebuena, SEMANA quiere desearle una ¡FELIZ NAVIDAD!

LOS 3 REYES MAGOS
Entre los personajes que las Escrituras nos presentan, pocos hay tan envueltos en la aureola del misterio como los tres Magos de Oriente. Los relatos evangélicos no aclaran quienes eran ni de dónde partieron hacia la distante Palestina. La tradición registra sus nombres como Melchor, Gaspar y Baltasar, pero la Biblia se limita a ofrecernos un dato de extrema vaguedad; que venían del Oriente.
La mayoría de los especialistas en Sagradas Escrituras ha llegado a la conclusión de que los tres personajes eran, en realidad, descendientes de un antiquísimo grupo o tribu de índole religiosa: la tribu de los Magos. Los Magos eran sacerdotes y médicos que se servían de la magia como método curativo y que también predecían el futuro. La historia de los pueblos primitivos, sin excluir la de los aborígenes americanos, nos ofrece muchos otros ejemplos similares.
La evidencia histórica parece indicar que, al tiempo del nacimiento de Cristo, la tribu de los Magos había sido ya conquistada y absorbida por los persas. Los Magos, sin embargo, mantuvieron su primitiva religión, si bien modificada, y lograron hacerla respetar por sus conquistadores, al extremo de que continuaron siendo hombres de gran influencia entre los persas. Aunque la Escritura no lo aclara específicamente, los intérpretes de los textos sagrados coinciden casi unanimemente en estimar que una de las especialidades de los Magos era la interpretación de los sueños. Esto se corresponde con la tesis de que los Magos se abstuvieran de informar a Herodes el lugar donde habían encontrado al Mesías, pues en un sueño se les reveló que el propósito de Herodes era eliminar al niño.
Los Magos también creían que los astros podían revelar a los hombres los voluntad divina y, en consecuencia, se dedicaban a estudiar su trayectoria. La aparición de un nuevo astro brillante en la inmensidad del firmamento probablemente fue interpretada por ellos como señal de que había ocurrido el nacimiento de un gran hombre que haría portentos.
Muchos intérpretes de la Biblia discrepan en cuanto a la existencia real, otros la consideran puramente simbólica, pero siempre representativa de la vinculación del hombre con la Divinidad en su lucha por alcanzar un mundo mejor.
QUE SE COME EN DONDE
INGLATERRA
En Inglaterra la cena navideña es sencilla y abundante. Entre los platos más típicos se encuentran el Ganso Asado con Relleno de Cebolla, las Tartaletas de "Mincemeat", y el Budín de Ciruelas, acompañados siempre por un Ponche de Manzana.

ITALIA
En Italia la preparación de la cena navideña es tan importante como el adorno del tradicional Nacimiento. Los menús varían en las distintas regiones, pero por lo general son a base de pescados y mariscos, con el delicioso "Strufoli" como postre.

MEXICO
Las "Posadas" son fiestas que comienzan nueve días antes de Navidad con piñatas y otras diversiones. El Atole de Fresa, los Tamales y la Ensalada de Nochebuena son los platos más populares, al igual que los Buñuelos como postre y la Rosca de Reyes para el día de la Epifanía.

FRANCIA
La familia francesa celebra la Nochebuena -"Réveillon"- después de la Misa de Gallo. Para el mediodía del 25, cada departamento tiene su especialidad, como el Asado en la región sudoeste. El "Buche de Noel", o Leño de Navidad, es el símbolo de la Navidad en todo el país.

ALEMANIA
En Alemania, donde se originó la tradición del árbol de Navidad, la reunión principal tiene lugar el mediodía del 25. El menú de este almuerzo navideño es distinto en cada hogar, pero hay golosinas que se encuentran en todos: nueces, manzanas y una enorme variedad de tortas, bizcochos y galletitas.

ESTADOS UNIDOS
Aunque en los Estados Unidos la tradición está muy influenciada por las costumbres de los colonizadores ingleses, holandeses y alemanes, en los platos típicos de Navidad abundan las aves, frutas y legumbres propias del país, tales como el arándano, la batata, boniato, camote, el maíz y el pavo.

NORUEGA
El 24 de diciembre en Noruega es una fiesta tan alegre que hace olvidar la crudeza del invierno escandinavo. La Nochebuena se celebra con platos como el "Lutfisk", que es un pescado seco, cerdo asado e infinidad de panes dulces y galletitas caseras .

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.