Miércoles, 18 de enero de 2017

| 1987/01/12 00:00

NAVIDAD

NAVIDAD

Soluciones para estos días
Qué regalar y a quién
Auque a estas alturas ya el lector tomó la difícil sabia y comprometedora decisión de regalar algo determinado y concreto á sus amigos, compañeros de trabajo y personas más allegadas, esta rápida lista de sugerencias puedé caer bien, porque todos sabemos que a última hora, a pesar de todas las precauciones, a pesar de todas las listas, a pesar de todas las llamadas, a pesar de todas las consultas, siempre se nos quéda alguien quien, para nosotros, no puede, decisivamente no puede, quedarse sin un pequeño regalo que réfleje nuestra amistad. Las sugerencias, pues:

Para los abuelos
--Una buena pipa, de esas que se acarician durante un largo rato, dejando que su calor y su lumbre contagie de bienestar.
--Una podadora para el jardín de la casa.
--Una casita para el perro o una jaula nueva para los canarios.
--Un libro de viajes con muchas ilustraciones.
--Unas pantuflas cómodas y suaves, de esas que uno no quiere quitarse después.
--Una bufanda a cuadros escoceses.
--Un equipo completo para tejer con abundante lana, muchas agujas y los accesorios que impiden que las agujas sirvan para algo distinto a tejer.
--Una suscripción a una buena revista de jardinería.
--Unas herramientas para los abuelos que gustan de la carpintería.
--Dos pasajes para Cartagena o Medellín.
--Un juego de trajes de baño para la playa, con su toalla, su balde y su sombrilla.
--Un juego de scrabble.
--Un buen libro de cocina con platos criollos e internacionales para que la abuela se luzca los domingos cuando todos le caen en la casa.
--Unas clases de tenis.
--Una suscripción a revista SEMANA

Para el papá
--Un nuevo maletín de ejecutivo para cambiarle ese que está deteriorado.
--Nuevos forros para el automóvil o una caja de herramientas o dos llantas con sus respectivos neumáticos.
--Un videocasete con ejercicios de Jane Fonda para ejecutivos.
--Un par de camisas de las que vienen con cuellos más delgados.
--Un perfume de los que salen anunciados en las revistas norteamericanas.
--Una pequeña nevera para llevar gaseosas y bebidas cuando sale de camping.
--Unas botas de alpinista.
--La novela "El mito de Bourne" de Ludlum.
--Una chaqueta deportiva, de esas que tienen refuerzos en los codos.
--Un par de zapatos con cordones muy cortos.
--Una suscripción a su revista nacional o extranjera favorita.
--Una película clásica en casete, con Ingrid Bergman o Elizabeth Taylor.
--Una nueva lámpara para leer en la cama.
--Un buen coñac o una botella de ginebra.
--Una suscripción a revista SEMANA

Para la mamá
--Un buen libro de cocina con recetas nacionales y extranjeras, y además, algunos de los ingredientes más difíciles de conseguir en el mercado.
--Un videocasete con los nuevos ejercicios de Rachel Welch.
--Pasajes para que se vayan los dos en su nuevo aniversario de bodas.
--Un teléfono inalámbrico para que pueda moverse por la casa o la oficina mientras sostiene conversaciones kilométricas.
--El libro de Patricia Lara.
--Una buena botella de licor para después de las comidas.
--Unos forros nuevos para su automóvil.
--Rosas bien rojas y bien frescas.
--Que alguien prepare la cena de Navidad o la de Año Nuevo para que ella no entre a la cocina durante esos días.
--Una colección de discos de Los Panchos o Piero.
--Un sistema de intercomunicación entre las habitaciones y el resto de la casa, especialmente la cocina o el patio.
--Una invitación a pasar una tarde mirando vitrinas (en Bogotá, Medellín, Nueva York o Madrid), comprar alguna tontería y luego sentarse en un café a mirar pasar la gente que también mirar vitrinas y luego se sienta a tomar un café y mirar a los que caminan haciendo lo mismo.
--Un paraguas, de esos que se van reduciendo hasta quedar casi desaparecidos.
--Un ayudante de cocina, de los que pelan, pican, muelen, destrozan, mezclan, baten, abren y realizan otras noventa y ocho operaciones velozmente.
--Un encendedor de los que tienen música.
--Una suscripción a revista SEMANA

Para los hijos
--Transformers, de esos que en principio son camiones y luego se van convirtiendo en robots que pelean y salen corriendo.
--Juegos de scrabble o dominó o parchis o lotería o monopolio.
--Medias de todos los colores.
--Gafas oscuras para la playa o el sol del verano.
--Chaquetas, jeans, camisetas, tenis.
--Un corte de pelo para que quede igual o peor que antes.
--Un betamax con control remoto.
--Algunas películas para ese betamax.
--Prestarles el carro un par de horas antes que acabe el año.
--Unas clases de tenis.
--Unas clases de natación.
--Un equipo de alpinismo.
--Una colección de filatelia.
--Un pasaje para que visiten a los familiares que estan en otra ciudad.
--Un equipo de walkie-talkies.
--Un teléfono rosado para la habitación de las niñas.
--Un afiche gigantesco de Brigitte Nielsen para el cuarto de los jóvenes.
--Una suscripción a revista SEMANA

Para la oficina
--Al jefe, si es culto, una buena versión del Concierto 21 de Mozart.
--Al jefe, si no es culto, una buena colonia para después de la afeitada.
--Al jefe de personal, una corbata a rayas amarillas y azules.
--A las secretarias, cajas de almendras o chocolates.
--A los compañeros más inmediatos la nueva novela de Hemingway.
--Al auditor, las tres últimas Playboy.
--A la cajera principal, una crema para las manos.
--A la secretaria del jefe, una invitación a almorzar.
--A la esposa del jefe, unas flores.
--Una suscripción a revista SEMANA

Para los amigos
--A los coleccionistas, esa entrada que usted guarda de tres años atrás cuando fue a un partido de la Serie Mundial.
--Un walk-man para escuchar a María Isabel por las mañanas.
--La nueva novela de Próspero Morales.
--Una pintura de Teyé.
--Una colección de discos de Silvio Rodríguez o Pablo Milanés.
--Lienzos y acuarelas y un atril.
--Rollos para su cámara.
--Unos guantes para manejar.
--Un dibujo de los que venden los muchachos melenudos en La Candelaria.
--Un cheese-cake.
--Una corbata con su respectivo pañuelo para la chaqueta, o una camisa con su pañuelo del mismo color y la misma tela.
--Una corbata, de esas delgadas y de cuero.
--Una suscripción a revista SEMANA.--

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.